El gobierno colombiano, mediante el decreto 2.755, eximió del pago de tributos a quienes construyeran hoteles entre 2003 y 2017.

La inversión privada en hotelería en Colombia bordeó los US$2.000 millones entre 2003 y 2017; un periodo de 14 años en los que la industria tuvo exención tributaria para la construcción de hoteles, según el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo colombiano. Durante este período se construyeron y remodelaron más de 75.300 habitaciones y se generaron 60.270 empleos directos, según cifras de esa secretaría de gobierno

Hoteles colombia

El Gobierno cafetero implementó en 2003 el decreto 2.755, que eximió a la industria turística de pagar el impuesto de renta durante tres décadas para los nuevos hoteles construidos entre ese año y el 31 de diciembre de 2017, cuando venció el acuerdo. De acuerdo con la información suministrada por el Ministerio, el año de mayor inversión fue 2016, marcado por la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno y la guerrilla de las Farc, que sumó un monto de US$380 millones.

Para impulsar este tipo de inversiones en los lugares más afectados por el conflicto armado colombiano, el Gobierno determinó que la construcción de hoteles en municipios con menos de 200.000 habitantes, que son los que más han sufrido por la violencia, paguen una tarifa del 9 % del impuesto de la renta. De esta forma, las principales cadenas hoteleras que han consolidado su presencia en el país en este período son Hilton, Marriott, Sonesta, Radisson, Sheraton, City Express, FourSeasons, Best Western y NH Hotel Group, entre otras. Las dos mayores inversiones del año pasado se hicieron en los hoteles Holiday Express y Crowne Plaza de la caribeña Barranquilla.