“Habiendo quedado consentida la Resolución de la junta de Ética N° 009-2019 y de acuerdo a los establecido en el artículo 36° del Código y Reglamento de Conducta Ética de la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco), se pone en conocimiento de la opinión pública, que la empresa G y M S.A. ha sido separada definitivamente de la asociación”, se lee en breve enviado por la entidad gremial.

Edificio corporativo de Graña y Montero.

Edificio corporativo de Graña y Montero.

Ya hace cuatro meses Capeco había iniciado una investigación a algunas de las empresas involucradas en el llamado Club de la Construcción y en el caso Lava Jato. De una veintena de firmas que el Ministerio Público investigaba, seis de ellas ‘mercían ser investigadas’ y terminaron bajo la evaluación de la junta de ética de la cámara peruana. 

A través de un comunicado, la empresa Graña y Montero afirmó que la decisión de Capeco ”no afectará nuestros proyectos y seguiremos trabajando y cumpliendo con todos nuestros clientes (…) Reiteramos nuestra firme decisión de seguir contribuyendo con las autoridades en la búsqueda de la verdad, apoyando las investigaciones, como lo venimos haciendo con transparencia para el esclarecimiento de los hechos”.