La obra es parte del proyecto del tren de pasajeros Ciudad de México -Toluca.

El 14 de junio pasado la construcción del túnel Vía derecha, parte del proyecto del tren interurbano de pasajeros entre Ciudad de México y Toluca, llegó a su fin, cuando la TBM S-948  celebró la salida en el portal poniente. 

El equipo de SENER durante el hito de la salida de la tuneladora

El equipo de SENER durante el hito de la salida de la tuneladora.

SENER, empresa responsable de la redacción del proyecto constructivo del tren interurbano y actualmente asesor técnico de la Secretaría de Transporte de México (SCT), participó en un evento organizado por la entidad gubernamental, representada por director general de Infraestructuras y Transporte de SENER, César Quevedo, y el director del proyecto del tren interurbano en SENER, Jordi Redó, entre otros. Por parte de las autoridades mexicanas, estuvieron presentes el secretario de Comunicaciones y Transporte, Gerardo Ruiz Esparza, la subsecretaria de Comunicaciones y Transporte, Yuriria Mascott Pérez, y el Gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza, entre otros invitados.

 Tras el acto, César Quevedo señaló que “SENER está participando en un proyecto muy demandante, que va a hacer más eficiente el traslado para cientos de miles de mexicanos. Para ello, SENER redactó un proyecto constructivo que ha logrado brindar una solución equilibrada entre la infraestructura deseada por la Administración, las normas clásicas de construcción, las posibilidades que ofrecía la tecnología y la normativa vigente. La propuesta final que se está ya construyendo cuenta con 57 km, de los cuales casi 50 son en viaductos, con distintas tipologías y adaptando cada solución al trayecto, lo que va a permitir cruzar la zona protegida de la Sierra de las Cruces, garantizando el respeto total al entorno”.

 Por su parte, Jordi Redó agregó que “en el túnel Vía derecha, cuyas obras concluyen hoy, SENER consiguió reducir su longitud de 27 km (extensión establecida en todos los estudios previos) a 4,8 km. Esta optimización, introducida en la fase de proyecto para ambos túneles – vía derecha y vía izquierda - ha supuesto un gran ahorro económico y de plazo para la obra, así como un mayor confort para el viajero y un incremento en los niveles de seguridad para la operación del tren. En este sentido, SENER ha trabajado en más de 10.000 km de estudios y proyectos ferroviarios en todo el mundo, así como en el diseño y suministro de sistemas inteligentes de transporte que incorporan soluciones de alta tecnología, una experiencia que está aplicando en este proyecto para contribuir a su éxito”.