Serían más de US$ 3.000 millones para reconstruir viviendas e infraestructura afectados pos sismos.

El gobierno mexicano informó que el país tiene al menos cinco fondos financieros públicos disponibles para pagar por las obras de reconstrucción de las zonas afectadas por los terremotos del 7 y 19 de septiembre.

El fondo más significativo corresponde al Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal, el cual aportaría unos 27.000 millones de pesos. Le siguen el Fondo de Desastres Naturales de la Ciudad de México y el Fondo de Desastres Naturales (Fonden), que en su conjunto alcanzan los 18.400 millones. En tanto, el Fondo de Reconstrucción y el Fondo para Reparar Escuelas, aportarían 7.000 millones y 1.800 millones respectivamente.

De esta forma, la suma total del capital para la reconstrucción del país superaría los 54.200 millones de pesos mexicanos, equivalente a unos US$2.990 millones.

Cabe destacar que a los recursos del Fonden podrían sumarse los provenientes del Bono Catastrófico para sismos de hasta por US$150 millones, si el Banco Mundial los autoriza a más tardar la primera quincena de octubre. Asimismo, hay dos pólizas de seguros de Puebla que sumarían otros US$17 millones.