El transporte consistió en 13 turbinas de gas, por 1.100 kilómetros.

Transportes Muciño ha sido la primera empresa de transporte pesado de México en utilizar un Faktor 5 y un Addrive de Goldhofer, esto para el traslado de 13 turbinas de gas, con pesos de entre 186 y 289 toneladas, y que fueron transportadas por más de 1.100 kilómetros, durante la construcción de tres centrales eléctricas, entre las que se encontraba la nueva planta de ciclo combinado de El Carmen en Nuevo León.

mucino_01

Transportes Muciño ha sido la primera empresa de transporte pesado de México en utilizar un Faktor 5 y un Addrive de Goldhofer.

“Con su enorme carga útil y las opciones de fijación de carga máxima para la carga, el Faktor 5 fue un ayudante indispensable en cada viaje. Con la ayuda de Addrive pudimos hacer la configuración general del vehículo lo más compacta posible y llevar a cabo todo el proyecto en el menor tiempo posible”, explica Raúl Cuevas, director comercial de Transportes Muciño.

Si bien los 1.100 kilómetros eran principalmente buenas carreteras, el trayecto no estaba exento de desafíos como los puentes, montañas y el empinado descenso a Saltillo. Gracias a la potencia adicional de Addrive el equipo de Muciño pudo tomar gradientes de más del 10%. El uso frecuente de la función de sincronización Bluetooth en Addrive para una coordinación óptima con el tractor a velocidades de desplazamiento de hasta 15 km/h fue indispensable para que el accionamiento auxiliar conmutable de Goldhofer proporcionara la tracción adicional necesaria en pasajes críticos. También hizo posible cruzar puentes sin usar tractores para reducir el peso total de la configuración.

mucino_02

Como resultado, el transporte -de alrededor de 95 m de largo, 6,84 m de ancho y alrededor de 5,3 m de alto- llegó a las diversas centrales eléctricas sin problemas. Según comenta Cuevas, en los sitios de descarga Addrive demostró nuevamente su versatilidad. “En vista del espacio confinado en el sitio de la planta de energía, reemplazamos el tractor con el Addrive. Eso nos dio la maniobrabilidad que necesitábamos para la plataforma extralarga y nos permitió lograr un posicionamiento preciso”, señala el ejecutivo. Como resultado, cada turbina de gas individual se entregó exactamente en el punto de descarga específico y todo el proyecto se completó según lo programado.