Las empresas proveedoras del sector planean incrementar sus inversiones entre 2.5% y 5% durante 2018.

Pese a que la construcción recién empieza a recuperarse en el mercado peruano, las cementeras, siderúrgicas y fabricantes de cerámicos, son los proveedores que más han venido invirtiendo en la industria y seguirán esa tendencia, comentó en entrevista a un medio latinoamericano, Gerard Ford, presidente del comité general de Proveedores de Bienes y Servicios de la Construcción en Capeco.

Cementera peruana

Para el 2018, las empresas proveedoras del sector planean incrementar sus inversiones entre 2.5% y 5%, en medio de un mayor optimismo y de mejores indicadores en los últimos meses del año, comentó. “Asimismo, hay una preferencia por productos más sostenibles que permitan al usuario ahorrar energía y agua, sin gastar más, y para allá apunta la industria, desarrollando nuevas líneas”, anotó el ejecutivo.

El mercado de materiales y acabados de construcción se mantendría este año cercano al valor del 2016, unos US$ 6.000 millones, y para el 2018 podría crecer alrededor de 5%. El resultado podría verse reflejado por la gradual recuperación de la construcción de viviendas, trabajos de reconstrucción en el norte del Perú, mayor gasto público en infraestructura y mayores exportaciones.

En la actualidad, el 87% de los productos que se ofertan en el mercado se producen en el Perú, el resto se importa de Asia, pero también de América del Sur, EE.UU. y México, publicó el diario Gestión de ese país.

Por su parte, la exportación de materiales viene creciendo 1.4% al año y representa el 6% de la venta total. Barras de hierro, cemento portland y material de andamiaje, son los principales envíos al exterior. Para Gerard Ford, su desarrollo dependerá de aprovechar mercados cercanos como Bolivia, Colombia, Chile y Ecuador, pero también de incrementar envíos a Norteamérica y Centroamérica. Para crecer en envíos, dijo, debemos tener una infraestructura portuaria y vial sólidas, que no generen sobrecostos.