liebherr-TK10-1949-01-V1

Liebherr TK10, en 1949.

En 1949 el proceso de reconstrucción en Alemania y Europa estaba en pleno apogeo. Los trabajadores de la construcción tuvieron que cargar manualmente piedras, morteros, cemento o ladrillos de los camiones para construir apartamentos e instalaciones industriales. Porque en la Alemania de la posguerra había muy pocas grúas y las pocas que existían estaban hechas de hierro y acero fundido y eran extremadamente pesadas. La construcción requería mucho tiempo, lo que significaba que las grúas solo se usaban ocasionalmente.

El maestro constructor Hans Liebherr ya había trabajado meticulosamente en una idea durante algún tiempo: una grúa móvil y potente. Hans Liebherr perfeccionó sus bocetos, hizo dibujos y construyó la primera grúa torre Liebherr TK 10, que era fácil de transportar y podía erigirse en un corto espacio de tiempo. Bajo la palabra clave “grúa torre móvil”, el fundador de la compañía registró con éxito su invención en la Oficina Alemana de Patentes, que emitió la patente el 19 de agosto de 1949. Esta primera máquina marcó el comienzo del trabajo pionero y continuo de Hans Liebherr y Hasta el día de hoy representa la piedra angular de la empresa.