La estructura, de US$85 millones, es parte del proyecto Mina Justa.

Graña y Montero (GyM) firmó junto Marcobre, empresa controlada por Minsur (subsidiaria del Grupo Breca), el inicio de las obras de construcción de la planta de óxidos del proyecto Mina Justa , ubicado en el departamento de Ica en Perú. En esa línea, desde GyM precisaron que el monto del contrato asciende a los US$85 millones; donde la fase de construcción de la planta tardará casi dos años (21 meses).

GYM

Un comunicado de la empresa señaló que la construcción de la planta de óxidos, comprende también las obras civiles asociadas a la infraestructura, además de la elaboración de 15 pozos de concreto y el montaje electromecánico de la obra.

De esta manera, el Grupo Graña y Montero celebró su participación en el segundo proyecto de ejecución minera más grande de Perú: “esto refleja la confianza de nuestros clientes en la calidad de nuestros servicios y en el valor agregado que le podemos brindar a sus proyectos, reforzando a su vez, la cartera de proyectos por ejecutar de la compañía en actividades de ingeniería y construcción”, comentó.