La constructora peruana Graña y Montero (GyM) anunció que su subsidiaria, GyM S.A. ganó un contrato EPC para la ingeniería, procura y construcción del gasoducto Piura.

Promigas

La iniciativa consiste en un sistema de distribución de gas natural mediante una red de ductos conformado por (i) red principal, (ii) estaciones de regulación de puerta ciudad, (iii) estaciones de reguladoras y; (iv) una red de ductos de baja presión. El referido sistema distribuirá gas en las provincias de Paita, Piura, Sechura, Sullana y Talara.

De acuerdo a Graña y Montero, el contrato suscrito con Gases del Norte del Perú S.A.C., filial de Promigas, es de US$57,88 millones y el proyecto tiene un plazo de ejecución de 16 meses, comunicó la compañía a la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV).

“Este proyecto es muy importante para la compañía porque reafirma la confianza de nuestros clientes en el rubro de ingeniería y construcción”, destacó la empresa.