Hitachi se ha retirado de un proyecto para construir una planta de energía nuclear en Anglesey, al norte de Gales, después de no poder asegurar los fondos necesarios.

2_WYLFA-NEWYDDPNG

Una impresión de la planta nuclear de Wylfa Newydd en Anglesey, Gales del Norte.

La medida, anunciada en septiembre, sigue a la decisión de la multinacional con sede en Tokio de suspender las obras en la central eléctrica de Wylfa Newydd en enero del año pasado, mientras negociaba con el gobierno del Reino Unido una estructura de financiación.

Después de haber amortizado hasta ahora más de 2.300 millones de euros en la planificación de la construcción de la planta, la empresa ha decidido abandonar el proyecto de 22.000 millones de euros, lo que podría acabar con las esperanzas de empleo de miles de habitantes locales.

En un comunicado, Hitachi dijo que la decisión de retirarse del proyecto se tomó “dado que han pasado 20 meses desde la suspensión y el entorno de inversión se ha vuelto cada vez más severo debido al impacto del covid-19”.

Además de la pérdida de empleo potencial, la medida tendrá serias implicaciones para el objetivo del gobierno del Reino Unido de lograr el estado de carbono neto cero para 2050, ya que la planta habría proporcionado aproximadamente el 6% de la electricidad del país.

Justin Bowden, secretario nacional del sindicato energético GMB, dijo que la indecisión del gobierno del Reino Unido sobre la financiación de la planta había provocado el abandono del proyecto.

“Este anuncio absolutamente predecible de Hitachi es el resultado de sucesivas fallas gubernamentales para actuar de manera decisiva en torno a la nueva energía nuclear, y en particular, cómo se financia”, señaló, añadiendo que “la nueva energía nuclear es vital para lograr la descarbonización, especialmente cuando se combina con hidrógeno”.