Cerca de US$78 millones se invirtieron en la construcción de este proyecto.

La Agencia Nacional de Infraestructura de Colombia (ANI) inauguró una línea férrea de 522 kilómetros entre Chiriguaná y La Dorada. Este corredor es una arista estratégica para la movilización de carga desde el centro del país hacia los puertos del norte de Colombia. La inversión del proyecto superó los US$78 millones y en su primera participación transportó 700 toneladas de acero y cemento.

El tren de prueba fue liderado por la ANI y el Consorcio Ibines Férreo, con el apoyo del operador de carga Trencar. El ferrocarril transportó el material de las empresas GyJ y Ultracem, productos que venían inicialmente en camiones desde Barranquilla; y que una vez concluido el viaje en tren fue distribuido a importantes ciudades como Ibagué y Bogotá, la capital colombiana.

“Aquí tenemos un ejemplo del éxito que da el transporte multimodal. A esto tenemos que apostarle en Colombia de la mano de la consolidación de centros logísticos, de las Autopistas de cuarta generación, de la modernización de los puertos e incluso de la recuperación de la navegabilidad del Río Magdalena”, destacó, Dimitri Zaninovich, presidente de la ANI.

El viaje de prueba demostró que las vías están completamente recuperadas, por lo que el objetivo ahora es consolidar una operación indefinida de carga comercial. El recorrido duró cerca de 20 horas y atravesó los departamentos de Cesar, Santander, Antioquia y Caldas.