El plan provincial contempla un total de 2.956 kilómetros de gasoductos.

La semana pasada el gobernador de la provincia de Córdoba en Argentina, Juan Schiaretti, inauguró siete plantas reguladoras de presión de gas natural y ramales de alimentación entre las localidades de El Fuertecito y Arroyito. El proyecto que inicia sus obras tiene como objetivo reforzar la provisión de gas para la región, en especial para su desarrollo industrial.

cordoba

Son 105 kilómetros de tendido más las instalaciones, donde se gastaron más de US$25 millones. Schiaretti, en su discurso, enfatizó que la llegada del gas es clave para el polo industrial de Arroyito y la región alrededor de la multinacional Arcor: “un acuerdo que firmamos con la empresa Arcor para este gasoducto, permitió que se pudiera hacer la nueva inversión en la planta de glucosa, que fue una inversión de US$70 millones”.

También, durante la inauguración, el gobernador cordobés remarcó que ya están habilitados la mitad de los gasoductos troncales previstos: “Son 2.956 kilómetros de gasoductos previstos y con el inaugurado hoy en Arroyito son 1.508 kilómetros concluidos. Hemos beneficiado a más de 500 mil habitantes, donde 116 localidades cuentan con gas natural. Además, tenemos pedidos de más de 190 industrias para poder tener más gas para agrandar sus empresas”.