NH 27 National Highway Rajasthan Udaipur Kota Road

Carretera Rajasthan Udaipur Kota, en India.

La oficina del primer ministro indio, Narendra Modi, ha escrito a la Autoridad Nacional de Carreteras (NHAI) solicitando que cese toda construcción de carreteras y otorgue el control sobre los proyectos terminados al sector privado.

La carta, escrita por Nripendra Misra, secretaria principal del Primer Ministro, dijo que la NHAI estaba “totalmente afectada por una expansión de carreteras no planificada y excesiva”. Esto ha llevado a que nuevos proyectos se vuelvan “financieramente inviables” y significó que las empresas de construcción se retiren de las licitaciones.

La carta detallaba que el modelo híbrido de anualidad, por el cual el gobierno y el desarrollador comparten los costos de construcción, se había vuelto insostenible.

En la correspondencia, se aconsejó a la NHAI a “monetizar agresivamente” sus activos existentes, lo que sugiere que los derechos de peaje podrían subastarse al sector privado o formando fideicomisos de inversión para infraestructura.

Al gobierno le preocupa que un colapso en la construcción de carreteras desacelere el crecimiento del país, que ya está en su punto más bajo en cinco años.

Se cree que los esquemas de carreteras comprenden aproximadamente el 3% del valor agregado bruto a la economía de la nación. Considerando que la construcción fue parte de la campaña electoral de Modi y prometió desarrollar US$1.440 millones en inversión en infraestructura, una caída en el crecimiento no es parte del plan de la nación.

La oficina de Modi quiere que la NHAI realice proyectos subastados sobre una base de construcción, operación y transferencia. Sin embargo, la falta de interés del sector privado en la compra de estas carreteras significaba que el gobierno tiene pocas opciones más que permitir que el desarrollador asumiera el costo total de la construcción de algunos esquemas.

The Times of India informa que el NHAI ahora tiene una deuda total de alrededor de US$25.000 millones, un aumento de siete veces en los últimos cinco años.