En Argentina dieron inicio a las obras que permitirán conectar el tren Belgrano Cargas con los terminales portuarios del Gran Rosario. Se trata de un nuevo acceso ferroviario a los puertos de Timbúes para ingresar de forma directa a cinco nuevos terminales agroexportadores.

Timbúes

Timbúes

Las obras están a cargo de Trenes Argentinos en las terminales ACA, AGD, Cofco, LDC y Renova del Gran Rosario en la localidad santafesina de Timbúes. El proyecto demandará una inversión en torno a los US$117,5 millones; de los cuales un 70% provendrá de fondos privados y el saldo desde el Estado.

Hacia el año 2020 se prevé que la capacidad de movilización de carga del puerto santafesino pase desde las 700 mil toneladas hasta 1,7 millones. Además, la llegada del tren implicará una reducción de los gastos logísticos en torno a un 30%.

El ministro de Transporte de Argentina, Guillermo Dietrich, sostuvo que “bajar los costos de logística es un eje prioritario de esta gestión y uno de los compromisos del presidente, Mauricio Macri, con el ferrocarril de cargas, abandonado desde hace décadas”. Al mismo tiempo, el secretario de Estado se reunió - por primera vez en Timbúes, Santa Fe- con la Mesa de Industrialización de la Soja. “Todos los actores, tales como productores, exportadores, transporte y el Gobierno impulsamos la competitividad de la cadena y para lo cual esta obra es fundamental”, remató.

Para graficar, actualmente, los granos que ingresan a los terminales en cuestión lo hacen exclusivamente a través de camiones. No obstante, cuando finalicen las obras, el ingreso se hará en forma directa por tren, conectando por primera vez en la historia la vía principal del Belgrano Cargas con cinco de los puertos cerealeros más grandes de Argentina.