Aunque sean 10 kilómetros de obras, la envergadura de la variante inicial de la autopista a la ciudad de Azul, implica una gran inversión que alcanza los US$ 128 millones en plena provincia de Buenos Aires en Argentina.

Autopista Argentina

Las obras, bordean la ciudad de Cañuelas y tiene como objetivo beneficiar a camiones y vehículos de todo tipo que hoy deben ingresar a esa ciudad para empalmar la RN3. Este que es el inicio de la autopista hasta Azul es un proyecto que será ejecutado bajo la modalidad de Participación Público Privada (PPP). Esta variante debería estar finalizada en un plazo de dos años.

“Estamos poniendo en marcha una obra que desde hace 20 años venía siendo un pedido sin respuesta, y que a partir de hoy pasa a ser una solución, un compromiso y una respuesta para miles de personas que murieron en accidentes en choques evitables, en una ruta con alta congestión y por donde circula gran parte de la producción del país”, señaló Guillermo Dietrich, Ministro de Transporte argentino.

La obra iniciada la semana pasada, pretende descongestionar el empalme hacia la RN3, dado que actualmente el ingreso a la ciudad se realiza a 20 kilómetros por hora, mientras que, con la nueva variante, los vehículos podrán circular a 130 km/h, de forma más segura, ahorrando cerca de una hora de viaje, evitando generar congestión vehicular.

Cabe destacar que la futura Autopista RN3 de Cañuelas a Azul, de la cual esta variante es parte, será ejecutada en un plazo de 4 años y tendrá una ambiciosa inversión cercana a los US$ 1.770 millones. De esta forma se beneficiarán las actividades agrícola, ganadera, construcción y productiva; dado que agilizará la circulación de cerca de 10 mil vehículos diarios.