Las iniciativas no solo tienen que ver con el aeropuerto en sí, sino también con las vías de acceso a los mismos.

Con una inversión de 1.500 millones de pesos argentinos (unos US$80 millones), el Ministerio de Transporte junto a Aeropuertos Argentina 2000, llevarán adelante la transformación de la terminal para la llegada de vuelos comerciales en el aeropuerto de El Palomar. Así pasará a tener una operación mixta que combine vuelos de línea con vuelos militares, tal como sucede ya en los aeropuertos de Mendoza, Reconquista, Comodoro Rivadavia, Río Gallegos, Trelew, Bahía Blanca y en Río Cuarto.

Aeropuerto del palomar

Las obras se desarrollarán en tres etapas, para que el aeropuerto pueda comenzar a operar en las primeras semanas de febrero. La primera incluye tareas de mantenimiento, principalmente en la pista de 2.100 metros (hormigón, balizamiento, iluminación, cerco, sistema eléctrico), y la puesta en valor de la terminal existente. Tendrá capacidad de hasta 3 vuelos simultáneos. La segunda etapa –a partir de julio de 2018- prevé el uso de los hangares militares que serán modernizados. Tendrán dos plantas, para sumar: comercios, terminales de check in automático; cintas manuales para despacho de equipaje; áreas de Aduana y Migraciones. La tercera etapa comprende una terminal completamente nueva en el sector suroeste del predio. Tendrá capacidad para recibir hasta 1 millón de pasajeros al año y acceso vehicular más próximo a la red de autopistas.

El proyecto va acompañado de toda una mejora integral para ordenar el tránsito, modernizar la zona y garantizar la seguridad de vecinos y pasajeros. Se construirá una nueva rotonda, se repavimentarán calles, se colocarán nuevos semáforos y luminarias led, habrá nuevos cruces peatonales seguros y refugios para las paradas de colectivos, nuevas señalizaciones. También se renovará la estación de trenes de la línea San Martín, que será la primera en todo el país en estar conectada a un aeropuerto.

“Tenemos pedidos de 24 intendencias para que hagamos aeropuertos en sus ciudades. El impacto en el desarrollo local que genera un aeropuerto es abismal, porque genera más seguridad y más oportunidades laborales y comerciales.” señaló Guillermo Dietrich, ministro de Transporte argentino. El recinto fue elegido por contar con una ubicación estratégica. Será el tercer aeropuerto del Área Metropolitana de Buenos Aires, y el primero en estar conectado al tren ya que se encuentra a 300 metros de la estación Palomar de la línea San Martín.