Domenic Ruccolo, hoy CEO de Wirtgen Group, ha sido el responsable de la integración del grupo alemán dentro de la división de John Deere Construction Machinery & Forestry. El ejecutivo se reunió con CLA para hacer un balance de sus primeros 18 meses en este cargo y cuál es su estrategia a futuro.

CEO

Domenic Ruccolo, hoy CEO de Wirtgen Group.

¿Cómo ha sido este periodo inicial?

La integración ha ido muy bien. Sabíamos que estábamos adquiriendo una excelente compañía y hemos trabajado mucho para que las dos entidades se unan administrativa y financieramente.

¿Ha habido cambios mayores?

Ha habido muy poco en términos de variaciones. Los cambios que tuvimos que hacer son más que nada porque John Deere es una empresa pública estadounidense que se cotiza en Wall Street, mientras que el Grupo Wirtgen era una empresa privada de Alemania, siendo muy diferentes en términos de control y contabilidad, por lo que ha habido aspectos de cumplimiento en los que hemos tenido que trabajar. Esas han sido cosas que tuvimos que poner en marcha, pero al final del día el Grupo Wirtgen continúa funcionando como el Grupo Wirtgen.

En el Grupo Wirtgen trabajan unas 8.700 personas y solo somos siete de John Deere.

¿Cómo se complementan ambas empresas?

La complementariedad entre las dos marcas es perfecta: no hay superposición. El negocio del Grupo Wirtgen está muy enfocado en la construcción de carreteras mientras que John Deere ofrece todo el rango de movimiento de tierra.

¿Qué sinergias se han explorado?

Todavía es prematuro hablar de sinergias significativas. Estamos convencidos de que hay mucho en el campo de la telemática, la combinación de tractores John Deere con equipos de tratamiento de suelos, motores, compras de componentes, etc.

Tenemos oportunidades, tenemos muchos clientes comunes en todo el mundo y muchas partes en las que los distribuidores de John Deere y Grupo Wirtgen trabajan los mismos mercados y comparten una gran cantidad de cosas comunes. Desde esa perspectiva, el ajuste ha sido perfecto.

¿Qué oportunidades se abren para John Deere en Europa?

En Bauma estamos introduciendo ahora motoniveladoras John Deere. ¿Por qué comenzar con motoniveladoras? Porque son, obviamente, un equipo específico para las empresas constructoras de carreteras. Este es el eslabón perdido entre los rangos viales del Grupo Wirtgen y el equipo de movimiento de tierras John Deere (excavadoras, cargadoras de ruedas, excavadoras y dumpers articulados).

 

Los modelos 662GP y 672 GP, que cumplen con las normas europeas y tienen el marcado CE, están destinados a comercializarse en Alemania y Francia a través de las filiales de ventas del Grupo Wirtgen en estos dos países. En sentido ascendente, debemos organizar la logística de las piezas, capacitar a los vendedores y técnicos de las distintas redes. En lo que se refiere al resto de los equipos de movimiento de tierra, es un camino más largo, una estrategia de pensamiento y canal diferente. Lo veremos a su debido tiempo. No queremos apresurar las cosas. Nos tomaremos el tiempo para construir una nueva organización en Europa.

¿Con el Grupo Wirtgen, John Deere amplía su footprint en América Latina?

John Deere cuenta con dos fábricas en Indaiatuba, Brasil, una propia de la marca y otra en asociación con Hitachi, para las excavadoras. Ahora se suma la fábrica de Ciber, en la que se fabrican y ensamblan equipos de fresado, de pavimentación, rodillos y plantas de asfalto.

Creo que estas tres fábricas son perfectas para los productos que tenemos que fabricar, no solo para el mercado brasileño, sino que también para los mercados latinoamericanos. La compañía está feliz con la presencia fabril que tenemos actualmente.

¿Cómo analiza la región?

Es una región importante por países como Brasil, Argentina, etc., muy importantes desde el punto de vista agrícola, forestal y obviamente por la gran cantidad de población que necesita infraestructura, construcción de carreteras, puertos, etc. Entonces, para cada tipo de división dentro de John Deere, América Latina es muy importante.

Algunos de los países están atravesando algunos desafíos económicos hoy. Brasil sigue siendo un poco desafiante, especialmente en el espacio de la construcción. Argentina está teniendo algunos desafíos ahora, pero hay ciclos económicos continuos. Hay mercados hacia arriba, mercados hacia abajo.

Desde un punto de vista de John Deere, hemos estado en el negocio durante 182 años, por lo que tenemos una visión a largo plazo del mercado. No se trata de lo que está pasando este año o incluso el próximo, se trata de los próximos 15, 20, 30 años.