La suiza Geobrugg, desarrolló una nueva barrera anti desprendimientos, la RXE-500-LA.

La compañía suiza de soluciones para la construcción, Geobrugg, desarrolló una nueva barrera anti desprendimientos, la RXE-500-LA. Este sistema de rejas de contención soporta energías de impacto de hasta 500 kJ y combina muchas ventajas tales como; unas fuerzas de anclaje mucho más reducidas, que permiten disminuir tiempos en el taladrado de instalación y por ende reducir sus costos de implementación. Además, cuenta con un diseño muy sencillo y resistente.

Rxe 500 la unterpinswang 2017 00506741

La barrera de contención está aprobada por la CE y satisface la norma ETAG027. Ha sido probada de la forma más agresiva posible: impacto por caída libre vertical. Además, no solo es resistente en materia de impacto, sino también en cuanto a la corrosión, dado que está fabricada con acero inoxidable. Lo que implica además un bajo costo de mantención.

Este tipo de tecnologías vienen muy bien en países montañosos y con gran cantidad de sismos, situaciones que provocan fuertes deslizamientos de material. Chile, Perú o México, por ejemplo, son países en los que equipamientos como este serían un aporte en materia de seguridad y soluciones.