Por Juan Pablo Amar, Vicepresidente de Operaciones Chile - Bolivia de Finning.

En la actualidad más de 1.000 millones de personas en el mundo carecen de acceso a la electricidad o necesitan una red fiable para cubrir sus necesidades básicas como acceso a agua potable, sanidad e higiene y educación. Por lo cual, como una respuesta a esta necesidad de la población de contar con redes eléctricas estables y cada vez más cercanas a los centros de consumo de menores tamaños, se ha desarrollado la solución Microred Hibrida.

Juan Pablo Amar

Microred Hibrida es una solución que nos permite la integración de fuentes de energía renovables con sistemas de almacenamiento de energía y sistemas de generación convencionales con el objetivo de garantizar la continuidad de la producción de las industrias y el desarrollo de las comunidades.

Su campo de aplicación es muy amplio, pudiendo disponibilizar de una red eléctrica confiable y amigable con el medio ambiente, para pequeñas comunidades y clientes con cargas industriales distribuidas, así como un suministro eléctrico confiable a emplazamientos mineros y desde pequeñas torres a grandes centrales de telecomunicaciones.

Su principal objetivo es garantizar una fuente de energía local, económica y fiable para las comunidades, islas, empresas y puntos aislados con acceso limitado o nulo a la red eléctrica principal. Permitiendo acercar la generación a pequeños centros de consumos con eficiencia y economía en el uso de combustibles tradicionales con la integración de fuentes de energías renovables no convencionales.

La eficiencia de la Microred Hibrida se logra a través del eficiente suministro de energía eléctrica proporcionado, el que está formado por una componente renovable y otra tradicional (Combustibles Fósiles), donde su sistema de control determina la cantidad de energía disponible desde fuentes renovables y la componente de energía tradicional necesaria para abastecer los requerimientos de las cargas, logrando suministrar una energía con menor uso de combustibles fósiles, contribuyendo a la reducción de la huella de carbono y economía en el uso de combustibles tradicionales.

Estos sistemas llevan más de 10 años fabricándose e instalándose en todo el mundo y su eficacia se ha demostrado en múltiples aplicaciones asegurando un mejor rendimiento y una producción de energía más confiable, siendo su instalación rápida y sencilla.

Las necesidades energéticas actuales de acercar cada vez más los puntos de generación a los pequeños centros de cargas (Generación Distribuida), así como la preocupación por el cambio climático están provocando una fuerte irrupción de las energías renovables que está ocasionando una profunda transición energética en la que las Microredes Híbridas están llamadas a jugar un rol trascendental.

 

Por Juan Pablo Amar, Vicepresidente de Operaciones Chile - Bolivia de Finning.