86100-entrec-003

La compra de Entrec Crane y Heavy Hauling, Inc. de múltiples Link-Belt HTC-86100 y un TCC-1100 se debe en gran parte a la creciente demanda del proceso de recuperación en esta región.

En las formaciones de Wolfcamp y Bone Spring de la Cuenca Pérmica, en el oeste de Texas y Nuevo México, existen reservas de petróleo y gas estimadas en 46,3 mil millones de barriles de petróleo. Según el informe del cuarto trimestre de 2018 de la Sociedad Geológica de EE. UU., los cálculos de la producción total hasta 2025 predicen que, para el año 2021, uno de cada seis barriles de petróleo, a nivel mundial, procederá de la Cuenca Pérmica.

Cableado en la Cuenca Pérmica

Entrec Crane and Heavy Hauling, Inc. compró múltiples Link-Belt HTC-86100 y una TCC-1100 debido, en gran parte, a la creciente demanda del proceso de recuperación de esta región. Una aplicación común para el camión hidráulico de 100 t (90 Tm) es el “cableado”, un proceso relacionado con los cables utilizados en la industria para bajar equipos o medir dispositivos ya perforados en el eje de un orificio perforado. La HTC-86100 levanta un tambor de cables suspendido, que está compuesto por 20 000 ft (6096 m) de cable de acero de 9/32 in (7,1 mm).

86100-002-entrec

“Para ensamblar todos los componentes sobre el cabezal del pozo y cablearlo, debo colocarlo justo sobre un radio perfecto. Para eso uso la línea auxiliar, para reunir los componentes exactamente en la misma ubicación”, dijo Tyler Doll, de Entrec Crane.

“Para ensamblar todos los componentes sobre el cabezal del pozo y cablearlo, debo colocarlo justo sobre un radio perfecto. Para eso uso la línea auxiliar, para reunir los componentes exactamente en la misma ubicación”, expresó el operador Tyler Doll, de Entrec Crane and Heavy Hauling, Inc.

La grúa puede estar en la misma posición durante varias semanas seguidas revisando la logística del cabezal del pozo a través del cableado. Una vez que finaliza en una ubicación, la máquina de 100 t se traslada a otro cabezal de pozo en otra ubicación.

“Allí presentamos gran cantidad de tuberías que cumplen tres funciones a la vez, y con las palancas dobles, los controles firmes y las oscilaciones ajustables es bastante fácil y maniobrable. Las utilizo cuando necesito mayor capacidad de maniobra que velocidad. Ajusto los controles para obtener una mayor precisión, porque en el funcionamiento diario, debemos dejar caer el lubricante justo en el cabezal del pozo, sin que haya ninguna variación,” explicó Tyler Doll.

Trabajo adicional requerido

Bo Beckner, otro operador de HTC-86100, trabaja con otro camión grúa de Link-Belt de 100 t para descargar bombas de lodo que pesan 96 000 lb (43 544 kg) elevándolas de manera conjunta. La caja de la bomba mide alrededor de 15 ft (4,5 m) de alto, casi 13 ft (3,9 m) de ancho y más de 40 ft (12,1 m) de largo. Cada grúa levantará alrededor de 50 000 lb (22 679 kg) equipada con un radio de 20 ft (6,0 m) a un ángulo de pluma de 60° y 70 ft (21,2 m) de extensión de la pluma en el modo EM5.

Beckner considera que los controles sensibles de la grúa son fáciles de ejecutar y la visibilidad es óptima para levantar objetos o desplazarse por el lugar de trabajo.

“Son autónomas y no requieren un vehículo de soporte. Además, esta grúa cuenta con una tabla resistente para máquinas de cientos de toneladas. Realmente es así”, explicó Tommy Patterson, gerente de operaciones de la oficina de Entrec en Texas.

Link‑Belt Cranes, con sede principal en Lexington, Kentucky, EE. UU., es líder en diseño y fabricación de grúas con pluma telescópica y pluma de celosía para la industria de la construcción en todo el mundo.