Loma Negra

La compañía todavía mantiene ocho plantas cementeras en Argentina.

Durante el último año la cementera Loma Negra dejó de producir el insumo en dos de sus plantas ubicadas en Argentina. En junio pasado, le tocó a Barker en Buenos Aires y esta vez se apagó la que se encuentra en Rivadavia, provincia de San Juan. Así, la compañía redujo su cantidad de plantas en el país de 10 a 8 recintos.

Al respecto, Ivan Malla, Secretario General de la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA) de San Juan, señaló al medio BAE Negocios que “en la planta no se fabricará más cemento, el clinquer se traerá de la planta de Frías en Catamarca, ubicada a 600 kilómetros. En San Juan solo se molerá y embolsará. En un principio, la empresa iba a despedir a 40 trabajadores y logramos que sean solo 14 despidos, cinco traslados a Catamarca y cuatro pre jubilaciones”. Además, el ejecutivo destacó que la planta sanjuanina es antigua y se emplaza en una zona donde ya no hay piedra caliza. “Loma Negra nos dice que se trata de una planta muy vieja, que requiere de muchas inversiones que no están en condiciones de hacer. Les conviene traer la piedra lista de Frías y dejar de producir acá. Tenemos una gran incertidumbre, nos dijeron que no iban a cerrar la planta”, complementó Malla desde San Juan. No obstante, el primer semestre del 2019, fue bueno para la cementera, dado que experimentó un crecimiento interanual de un 134,5%.

Cabe destacar que actualmente, Loma Negra tiene 3.880 trabajadores, ocho plantas de cemento en Catamarca, Neuquén, Zapala, Ramallo, Vicente Casares, Sierras Bayas, Olavarría y Lámali. A las que se suman seis plantas de hormigón en San Lorenzo, Rosario, Don Torcuato, Estación Sola, Campaña y Lavallol. Además de depósitos en San Juan, Barker, Resistencia y Paraná. Loma Negra se concentra en terminar su nueva planta Lamali 2, ubicada en Olavarría, desde donde producirá cemento y aumentará su capacidad de producción total en un 40%.