La tabla de clasificación de los contratistas más grandes del mundo refleja un año positivo para la industria y las empresas con sede en China fortalecen su posición en la parte superior de la lista.

Captura de pantalla 2018-10-03 09.14.14

En esta nueva edición de Los 200 principales de International Construction, no hay cambios en la parte superior de la tabla, con las seis mejores empresas en las mismas posiciones del año pasado. Las empresas chinas nuevamente dominan el ranking, ocupando los cuatro primeros lugares.

Con la construcción china experimentando un año fuerte en 2017 - las ventas de equipos el año pasado aumentaron un impresionante 82% superando -por primera vez desde 2014- las 200.000 unidades, por lo tanto su presencia continua en la cima no es una sorpresa. De hecho, refleja los resultados de la Yellow Table (la lista de la International Construction con los 50 principales fabricantes de equipos) en la que las empresas chinas vieron las mayores alzas. Se espera que el crecimiento de la construcción en China continúe durante los próximos años, aunque a un ritmo más lento que en 2017.

Los actores más relevantes han aumentado su dominio en el listado, con la asiática China State Construction and Engineering aumentando sus ingresos de US$141.500 millones a US$164.000 millones. En segunda posición está China Railway Group, que generó ventas por US$101.400 millones en 2017, desde los US$95.600 millones del año anterior. Por su parte, el tercer y cuarto lugar, China Railway Construction Corporation y China Communications Construction, obtuvieron ingresos por US$99.556 millones y US$70.821 millones, respectivamente.

El ingreso combinado de las nueve empresas chinas presentes en este ranking supera los US$500.000 millones, lo que representa poco menos de un tercio de los ingresos de toda la tabla. Asimismo, otro dato interesante es que las empresas chinas lograron un beneficio operativo promedio de US$3.600 millones, lo que equivale a poco más del 5%.

Vinci mantuvo su quinto lugar con un crecimiento de casi el 17% en sus ingresos, que pasaron de US$42.600 millones en 2016 a US$49.800 millones el año pasado. A la francesa le siguen otras dos firmas europeas: ACS, de España, y la también francesa Bouygues (que pasó del noveno al séptimo lugar), ambas con facturaciones por sobre los US$40.000 millones. Cierran el Top 10 Metallurgical Corporation of China, la estadounidense Bechtel, y la alemana Hochtief.

Grandes movimientos

Al igual que en la edición pasada, este año se incorporaron siete nuevas compañías en la lista. Algunas de estas nuevas entradas se esperaban, tanto por fusiones como por quiebras, como es el caso de la británica Carillion, que en enero de 2018 entró en liquidación obligatoria luego de fracasar en su intento de persuadir a inversionistas. En la tabla del año pasado, Carillion apareció en el número 58 con ventas por US$5.900 millones, y la compañía empleó aproximadamente a 43.000 personas.

En tanto, la fusión se produjo entre las empresas finlandesas YIT Corporation y Lemminkäinen Corporation. Las dos compañías estaban en los números 156 y 157 el año pasado en la tabla y con la fusión YIT se ubica hoy en el puesto 131. Otra fusión que tuvo lugar fue entre Cal Atlantic y Lenar Corporation, lo que ayuda a explicar el salto de Cal Atlantic del lugar 48 al 32.

Otros movimientos importantes están marcados por la india Larsen & Toubro, compañía que pasó del número 38 en la lista del año pasado al número 18. Por su parte, la austriaca Porr escaló 25 lugares; la italiana Maire Tecnimont subió 46 lugares; la española Isolux Corsan, avanzó 44 puestos y la israelí Shikun y Biniu, se desplazó 27 posiciones.

Pero así como algunas empresas suben, otras deben bajar. Uno de los declives más agudos en la lista es de China Railway Erju, que el año pasado estaba en el número 41 y este año se ubica en el número 128. Esta sorprendente caída de 87 lugares se explica por una fuerte reducción en los ingresos de la empresa, que en 2016 facturó aproximadamente US$7.600 millones y el año pasado bordeó los US$2.500 millones. La compañía, filial de China Railway Group (número dos en la lista), se separó de su matriz en la bolsa de valores china y el modelo comercial de China Railway Erju ha cambiado, lo que explica en parte el descenso del 75% en sus cifras de ventas interanuales.

Otras grandes caídas están representadas por Consolidated Contractors Company, con sede en Grecia, que retrocedió 40 lugares; Toyo Engineering, de Japón, cayó 27 posiciones; las estadounidenses Clark Construction y M.A.Mortenson perdieron 30 y 56 lugares respectivamente; y la turca Enka 43 posiciones.

Hacia el futuro

El año pasado fue un ejercicio muy fuerte para la industria de la construcción, con casi todos los mercados disfrutando de un aumento en las ventas, particularmente en China, país que se ha venido recuperando de algunos años desafiantes para el sector. El consenso entre los expertos es que este crecimiento continuará, pero a un nivel más bajo, y podría argumentarse, a una tasa más sostenible, lo que es mejor para la industria en el largo plazo.

Se espera que los ingresos generados en 2018 y que veremos en la lista del próximo año superen los US$1,6 billones anotados en esta edición, pero no será un aumento demasiado importante.

Asimismo, sería de esperar que el dominio chino se mantenga, dada la gran brecha de más de US$20.000 millones existente entre el cuarto lugar, China Communications Construction, y el resto de la lista. Sin embargo, sí podría haber algún cambio entre el segundo y tercer lugar, que se separan por solo US$1.800 millones.

País por país

Aunque China es representada en el Top 200 por solo nueve empresas, es el país que más contribuye en los ingresos del listado, registrando ventas por US$517.900 millones, poco menos de un tercio del total. Esta cifra es más del doble que la de Estados Unidos, que llega a los US$217.800 millones, lo que equivale a 13,5% del total. La diferencia es aún más impresionante cuando se toma en consideración que Estados Unidos aporta en el ranking 34 empresas.

Las cifras son similares a la lista del año pasado. En 2016 los ingresos combinados de China fueron de US$475.200 millones, lo que significa que las empresas chinas han sumado ingresos por US$42.700 millones durante el año pasado. En tanto, las firmas estadounidenses agregaron US$8.600 millones, lo que significa que la brecha se ha ampliado considerablemente.

El tercer mayor ingreso proviene de las compañías japonesas, que tienen 33 firmas en la lista, una menos que el año pasado. La menor representatividad en número de empresas también impactó en la participación nipona del ranking, la que disminuyó del 12,1% del total al 11,3%. La firma japonesa mejor clasificada en la lista es Sekisui House, que se encuentra en el puesto 14 con ingresos por US$19.800 millones.

Los siguientes tres países son europeos, con Francia con un 8% de los ingresos totales, España con un 5,8% y el Reino Unido con un 5,3%. Los ingresos totales generados por las empresas francesas aumentaron un 9,7%, pasando de US$117.200 millones a US$128.600 millones en 2017. Mientras, el Reino Unido disminuyó su participación respecto al 5,7% de la edición pasada, lo que no es sorprendente dada la omisión de Carillion en la lista de este año. A pesar de esto, los ingresos generados aumentaron de US$84.800 millones a US$85.900 millones.

Corea del Sur experimentó un ligero aumento de su participación, del 4,8% el año pasado al 4,9%. Cuatro de sus empresas subieron en la lista, cuatro también cayeron y dos permanecieron en sus posiciones, marcando así un status quo.

Un país que vale la pena discutir es Brasil, país que fue omitido en la tabla del año pasado (en parte debido a la caída del conglomerado Odebrecht y sus consecuencias) tras haber participado con cinco empresas en la edición anterior. En este nuevo Top 200 hay dos firmas brasileñas: Andrade Gutierrez con ingresos por US$1.400 millones, en el número 184, y MRV Engenharia, entrando furtivamente en el puesto 199 con ingresos por US$1.100 millones. Con un país que necesita desesperadamente inversiones en infraestructura a gran escala, los resultados de las elecciones generales que se realizarán en Brasil en octubre de este año determinarán cuántas empresas brasileñas llegarán a la lista el año próximo.

Tendencias globales

(Resumen de ingresos para el Top 100)

La tabla de clasificación de construcción global se basa en los ingresos logrados en 2017 por las 200 principales empresas contratistas, sin embargo, este gráfico se refiere a las ventas y rentabilidad de la mitad superior de la lista: las 100 principales compañías.

Las ventas totales de los 100 mayores contratistas del mundo están justo por debajo de los US$1,37 billones, un aumento importante respecto a la edición pasada cuando fue de US$1,28 billones. Esta cifra es más que el doble del punto más bajo anotado en 2005, cuando las 100 principales empresas anotaron ingresos por alrededor de US$600.000 millones, pero todavía por debajo del récord histórico marcado en 2014 cuando se registraron ingresos por US$1,39 billones.

Para garantizar que las cifras sean lo más precisas posible, se ha realizado una estimación promedio de todas las monedas utilizadas antes de convertirlas a dólares, pero el hecho de que la moneda estadounidense, aparte de algunas fluctuaciones, haya sido relativamente fuerte en 2017 tendrá, por supuesto, una influencia en las cifras finales al convertir euros, yuanes chinos y otras monedas.

Metodología

El Top 200 es un ranking de las empresas constructoras más grandes del mundo sobre la base de los ingresos por ventas en 2017, ya sean años calendario o financieros, dependiendo de sus prácticas contables individuales.

La información ha sido obtenida por distintas fuentes, incluyendo contabilidad auditada, declaraciones de empresas y de respetadas organizaciones. En algunos casos International Construction realizó una estimación de los ingresos.

La clasificación se realiza en base a dólares estadounidenses y los tipos de cambio fueron cifras promedio entre enero y el 1 de junio de este año.

Si bien se ha hecho el mejor esfuerzo para que la información de este reportaje sea lo más exacta posible, International Construction no se responsabiliza por errores u omisiones.

Si algún lector estima que su compañía u otra de su conocimiento debería incluirse en el listado, póngase en contacto con el editor de International Construction, Andy Brown al mail: andy.brown@khl.com.