Después de varios años de caídas en las ventas de los principales fabricantes de equipos del mundo, este año la Yellow Table es testigo de los mayores ingresos desde 2013.

El ejercicio pasado fue un año importante para la industria de la construcción a nivel mundial, por lo que no es sorprendente anunciar que los ingresos de los 50 principales fabricantes de equipos crecieron en el periodo. En la Yellow Table pasada se registró que las ventas alcanzadas durante 2016 estuvieron un poco por debajo de los US$130.000 millones; en la presente edición (basada en los ingresos de 2017) el resultado alcanzó los US$162.000 millones, un saludable aumento de más del 24%.

Al observar las cinco mayores empresas de la lista se puede tener una idea de lo bueno que fue 2017. Caterpillar, que sigue siendo el fabricante de equipos de construcción más grande del mundo, experimentó un aumento del 24,8% en sus ventas, pasando de US$21.300 millones en 2016 a US$26.600 millones el año pasado; Komatsu disfrutó de un aumento de más del 37%, alcanzando ingresos por US$19.200 millones; los ingresos de Hitachi crecieron un 27,6%, de US$6.500 millones en 2016 a US$8.300 millones; mientras que los de Volvo aumentaron un 32,2%, de US$5.900 millones a US$7.800 millones y, cerrando los cinco primeros, Liebherr, que vio subir sus ventas en un 19,6%, de US$6.100 millones a US$7.300 millones. En 2017, las ventas de construcción de los cinco principales fabricantes del mundo combinados sumaron un asombroso US$69.300 millones.

Las cinco empresas principales siguen siendo las mismas, la única diferencia es que Volvo y Liebherr cambian de lugar: el primero escala un lugar y el segundo baja al número cinco del listado.

Grandes movimientos

Datos revelados por Off-Highway Research muestran hasta qué punto el mercado global se ha recuperado cuando se trata de ventas de equipos. Uno de los principales impulsores de este crecimiento ha sido China, donde las ventas de máquinas aumentaron un 82%, superando las 200.000 unidades por primera vez desde 2014.

El mayor impulsor del mercado chino fue el de las excavadoras sobre orugas, cuyas ventas en términos de unidades crecieron un 125% entre 2016 y 2017. Las mini excavadoras también experimentaron un aumento significativo, con un crecimiento del 88%. Con estos datos en mente, no sorprende que las empresas chinas hayan experimentado el mayor crecimiento en el ranking de este año. Por ejemplo, XCMG subió dos lugares hasta la sexta posición y Sany Heavy Industries volvió al Top 10 saltando tres posiciones hasta el octavo puesto.

Pero más abajo en la lista hay avances aún más significativos. Sunward, que era el número 47 en la tabla del año pasado, ha subido siete puestos hasta el número 40. La compañía, fundada en 1999, produce diferentes tipos de equipos, pero está muy involucrada en excavadoras, produciendo equipos mini, pequeños, medianos y grandes. El crecimiento del 125% en las excavadoras sobre orugas en China y el surgimiento de Sunward en la tabla están seguramente relacionados.

Mirando el otro lado de la moneda hay un par de compañías japonesas que han experimentado un año más difícil. Aunque con Komatsu e Hitachi, Japón cuenta con dos importantes representantes entre las cinco mayores empresas del mundo, 2017 fue un año desafiante para Kobelco, que cayó cuatro lugares hasta el puesto 17 en la lista y Tadano, que perdió siete puestos, pasando del 20 al 27.

Tadano, compañía fabricante de grúas, señaló que el mercado de grúas móviles es el que particularmente ha influido en sus ventas negativas. Los resultados financieros de la firma para su tercer trimestre (abril de 2017 a diciembre de 2017) mostraron que las ventas totales de la compañía disminuyeron en un 6,3% en comparación con el año fiscal anterior, mientras que las ventas de grúas móviles disminuyeron un 13%.

También desde Japón llega la única nueva compañía en el listado: Sakai Heavy Industries. La empresa produce compactadores de suelo, rodillos de asfalto, equipos de mantenimiento de carreteras y equipos livianos. Sakai reemplazan a la india BEML que, a pesar de publicar un aumento decente en las cifras del año pasado, abandona la Yellow Table.

En términos de cuota de mercado, siguen liderando las empresas de Estados Unidos, pero por un margen que parece cada vez menor. Elas representaron el 26,3% de los ingresos generados por los 50 principales, lo que representa una disminución de dos puntos porcentuales con respecto al año pasado y no muy por delante de las empresas japonesas que mantuvieron su 24,8%.

No sorprende que las empresas chinas dieran un fuerte salto en este ámbito, pasando de una participación del 11,4% en el Yellow Table del año pasado a un 14% en esta edición.

La mayoría de los otros países en la tabla se mantuvieron estables, algunos con exactamente el mismo porcentaje o con variaciones del 0,1%.

Panorama

Como indican los gráficos y el análisis de la Yellow Table, 2017 ha sido un año próspero para el sector. Sin embargo, hay que advertir que este crecimiento viene luego de varios años de ventas decrecientes. Desde un máximo en 2012 de US$186.000 millones el mercado cayó considerablemente: en 2013 decreció un 12% a US$163.000 millones, en 2014 la cifra final fue de US$159.000 millones, 2015 experimentaría un retroceso de 16% alcanzando los US$133.000 millones (la cifra más baja desde 2009). La caída del 3% en 2016 a US$130.000 millones parecía baja en comparación con lo que había sucedido antes, pero seguía siendo un declive.

Los ingresos por US$163.000 millones para 2017 son, por tanto, muy bienvenidos, sin embargo, hay que poner paños fríos y no se debe perder de vista el hecho de que está en el mismo nivel que en 2013. Hasta ahora todo apunta a que 2018 experimentará también un crecimiento, aunque probablemente no en los mismos niveles que en 2017.

Como siempre, lo que sucede en China tendrá una gran influencia, y hay esperanzas de que los proyectos de infraestructura del país “One Belt One Road”, que fueron lanzados por el gobierno hacia finales de 2016, continúen impulsando en todos los niveles, aumentando las ventas de equipos de construcción, en particular de máquinas de movimiento de tierras más grandes.

La economía de América del Norte ha estado disfrutando de un crecimiento reciente, con EE.UU. experimentando alzas del 3,2% y del 2,6% en el tercer y cuarto trimestre de 2017, respectivamente. Quienes están en la industria de la construcción esperan ver cómo progresan con el aranceles del 25% propuesto por el presidente Donald Trump para el acero importado y del 10% sobre aluminio; y con su plan para invertir US$1.500 millones en proyectos de infraestructura. Ambos podrían tener una influencia considerable en la industria de la construcción y en aquellos que operan dentro de ella.

Después de varios años difíciles para las ventas de equipos de construcción, es más probable que este ranking el próximo año refleje un crecimiento considerablemente menor al 21% visto aquí, pero que debe registrar ganancias sólidas.

Metodología

Las posiciones en la Yellow Table se basan en las ventas, en dólares estadounidenses, en el año calendario de 2017. Las monedas se han convertido a dólares con base en el tipo de cambio promedio a lo largo de 2017. Los datos se recogieron de una variedad de fuentes, incluyendo cuentas auditadas, estados de cuenta de la empresa y otras fuentes de buena reputación.

En Japón, India y algunos otros países, el uso del año fiscal (que terminó el 31 de marzo) ha hecho imposible establecer la información del año calendario. En estos casos, se utilizaron los resultados del año fiscal. En algunos casos, iC ha hecho una estimación de ingresos basada en datos históricos y tendencias de la industria. Si bien se han hecho todos los esfuerzos para asegurar que la información contenida en este informe sea exacta, iC no acepta ninguna responsabilidad por errores u omisiones.

Si desea comentar sobre la Yellow Table, o estima que su empresa debe ser incluida, por favor envíe un correo electrónico al editor de iC, andy.brown@khl.com.

Los mayores ingresos desde 2013

Las ventas de equipos se recuperaron con fuerza en 2017 después de varios años de disminución.

En 2016, la disminución en los ingresos de ventas de equipos de construcción para las empresas en la Yellow Table fue de un 3%, equivalente a una caída de US$3.000 millones desde 2015. Los resultados para 2017 son marcadamente diferentes, con el sector disfrutando de un aumento del 21,5%, que en ingresos se traducen en US$32.000 millones.

Como se discute en el contenido del artículo, China jugó un papel clave en este aumento y se espera que la demanda continúe siendo alta debido a los numerosos proyectos de infraestructura del gobierno asiático, que a menudo se son de una escala gigantesca.

Los primeros indicios en 2018 señalan que los precios de las materias primas seguirán aumentando. Algunas de las reservas existentes están siendo consumidas por la fuerte demanda, lo que provoca un aumento de los precios. A esto debe añadírsele las sólidas perspectivas globales económicas generales para el presente ejercicio, las que probablemente generarán una mayor demanda y podrían tener una influencia sobre el ranking.

Pero el optimismo que trae consigo los resultados de este año debe ser cauteloso, dado que es poco probable que 2018 vea el mismo nivel de crecimiento que 2017 disfrutó.