Una caída del 20,6% fue la que experimentáron las ventas netas de Manitowoc durante el tercer trimestre de este año. El fabricante de grúas obtuvo ingresos por US$355,6 millones, en comparación con los US$448 millones del mismo período en 2019.

Manitowoc-MLC100-1-racks-up-2500-faultless-hours-on-tunneling-project-01

Grúa sobre orugas con pluma de celosía Manitowoc MLC100.

La compañía informó además una pérdida de US$400.000 para el trimestre. El EBITDA ajustado fue de US$24,8 millones, o el 7,0% de las ventas, una disminución de US$18 millones con respecto al tercer trimestre de 2019.

Por su parte, los pedidos en el tercer trimestre fueron de US$389,9 millones, un 10,5% más que entre julio-septiembre del año anterior. La cartera de pedidos a fines de septiembre fue de US$464,8 millones, casi lo mismo que un año antes, pero un 8% por sobre el trimestre anterior (finales de junio de 2020).

“Nuestros resultados del tercer trimestre estuvieron liderados por pedidos más fuertes de lo anticipado. Continuamos administrando nuestros costos y programas de producción de manera estricta, y estoy muy satisfecho con nuestra ejecución operativa y generación de efectivo en el período. Agradezco a nuestro equipo su extraordinario esfuerzo para seguir gestionando los vientos en contra debido al covid-19 y al mismo tiempo superar nuestras expectativas financieras”, dijo Aaron Ravenscroft, presidente y director ejecutivo de Manitowoc, al comentar los resultados.

“Terminamos el tercer trimestre con casi US$400 millones de liquidez. A pesar del entorno desafiante, seguimos invirtiendo en el futuro. Nuestros programas de desarrollo de nuevos productos siguen en marcha y hemos comenzado a invertir en estrategias orgánicas para aumentar las ventas. Nuestro balance es sólido y estamos preparados para realizar adquisiciones una vez que se estabilice el entorno económico general. Confío en nuestras oportunidades de crecimiento a largo plazo y en nuestra capacidad para aumentar el valor para los accionistas”, añadió.

En perspectiva, aunque continúa la incertidumbre significativa, la compañía dijo que “la línea de visión hacia los resultados del cuarto trimestre ha mejorado. En consecuencia, el pronóstico de ingresos de la compañía para el cuarto trimestre está entre US$425 millones y US$450 millones”.