CLA - Podcast

Escuche la entrevista completa aquí

Construcción Latinoamericana conversó con Marcelo Bracco, director ejecutivo de Manitou para América Latina, quien se refirió a la situación actual que vive el mundo y cómo la compañía está enfrentando la crisis.

Marcelo Bracco, director ejecutivo de Manitou para América Latina

Marcelo Bracco, director ejecutivo de Manitou para América Latina.

La empresa cuenta en la región con tres filiales: en Brasil, donde tiene una fábrica (Vinhedo, estado de São Paulo) en la que se produce un manipulador telescópico MT-X 1841 (18 metros de altura y 4,1 toneladas de capacidad de carga); en Chile, desde donde se manejan a todos los dealers de Sudamérica; y en México, desde donde se controla México, Centroamérica y el Caribe.

¿Qué medidas se tomaron cuando comenzó la crisis del Covid-19 en la región?

Después de la pandemia hicimos que todo nuestro equipo de Chile y México trabajaran home office, lo mismo con el equipo administrativo de Brasil, pero la fábrica no paró, continuó con el ensamblaje de las máquinas y el proceso de producción, pero sí se tomaron todas las medidas sanitarias importantes para proteger a los empleados, todos los colaboradores de Manitou están protegidos. Manitou Group ha establecido algunas reglas para continuar la producción como son el uso de máscaras, higiene, limpieza de manos, distanciamiento social, y los puestos de trabajo están al menos a dos metros de distancia, etc.

Desde enero continuamos con nuestra producción y gracias a Dios no hemos tenido ningún problema hasta el momento.

Fábrica Manitou en Brasil

Manitou cuenta con una fábrica de montaje en Vinhedos, Brasil.

Sí tuvimos que reducir un poco la producción, más o menos un 30% la cantidad de máquinas que producimos por mes, para que así la gente pueda trabajar un poco más tranquila.

Manitou experimentó una caída del 25% en sus ingresos durante el primer trimestre. ¿Qué sucedió con América Latina en particular?

América Latina tuvo un crecimiento del 20% en 2019 en comparación con 2018, fue un año bueno.

Las expectativas comenzaron muy fuertes en 2020, para toda América Latina, esperábamos un crecimiento de más o menos un 30% para todo el año, comparado con 2019. De hecho, sólo en el primer trimestre, en Latinoamérica, tuvimos un crecimiento del 21% en comparación con el primer trimestre del año pasado.

Este crecimiento estuvo dado principalmente por Brasil, donde el primer trimestre tuvimos un crecimiento de más del 100% (el mercado brasileño creció casi un 40% en el periodo).

En Sudamérica crecimos casi un 10%, pero el mercado tuvo una caída del 25% por el tema de Argentina, las manifestaciones en Chile. En Centroamérica tuvimos una caída de casi el 10% en nuestra facturación, y el mercado tuvo una caída de casi un 40% en el primer trimestre.

Y con todo lo que está sucediendo hoy, ¿hay una revisión de esa expectativa inicial para 2020?

Ahora nuestra expectativa es cerrar el año como cerramos 2019, con un crecimiento más o menos 0%, que para mí será un resultado muy bueno para América Latina. Para el mercado esperamos una caída del 30-40%, principalmente por Argentina y México, que son los países que tienen el mayor impacto en la economía ahora. Brasil también va a caer, pero Brasil y Chile se van a recuperar más rápido. Chile porque tiene la minería y Brasil porque tiene todas las industrias de la construcción.

Alrededor de 75% de las ventas de Manitou en América Latina se concentran en cuatro países: Argentina, Brasil, Chile y México, y Marcelo Bracco, hace un breve análisis de cada uno de ellos.

Brasil

Interior fábrica de Manitou en Brasil

La fábrica en Brasil siguió operando con relativa normalidad durante la pandemia.

Brasil está bien en minería y agricultura, son actividades que no paran, continúan bien, pero la construcción e industria están más o menos a un 50%. El tema de Brasil es que el tipo de cambio afecta mucho, no solo en Brasil, en toda América Latina. El dólar y el Euro han tenido un crecimiento fuertísimo en Brasil, Argentina, Chile, México, y es un tema que afecta mucho en las máquinas importadas.

También los bancos, que restringen los créditos, aunque las tasas de interés hoy día son muy bajas. El Banco Central de Brasil bajó mucho las tasas, pero de todos modos los bancos están restringiendo mucho los créditos de sus clientes.

Y en Brasil el desacuerdo entre el gobierno Federal y el gobierno de los estados está perjudicando mucho la guerra contra el virus, y ahí el que sale perjudicado es el pueblo.

Argentina

Nuestro dealer está trabajando mucho en agricultura y minería, que sigue moviéndose (igual que Brasil, así como la industria alimentaria, pero el segmento de construcción y el de petróleo y gas está parado. Nosotros tenemos mucha maquinaria para el segmento de oil & gas, y el segmento ha sido muy impactado por el precio del petróleo.

También el tipo de cambio dificulta mucho la venta de maquinaria y tenemos que hacer financiamiento al corto plazo con nuestros clientes.

México

El país está en lockdown hasta finales de mayo y estamos teniendo muchas dificultades en la economía que ya se había visto afectada por la caída de la economía de Estados Unidos.

Pero también la agricultura y minería tienen fuerza y tenemos un dealer agrícola que está trabajando muy fuerte, no para.

El gobierno dice que está todo bajo control, pero la situación se deteriora cada día. La delincuencia es un tema que nos preocupa muchísimo.

México no había empezado bien el año, y ahora con la crisis está peor.

 
El año pasado Manitou ingresó al mercado de retroexcavadoras en América Latina, a través del lanzamiento del producto en México. Según comenta Bracco, la aceptación ha sido muy buena en el país y en Centroamérica, y este año espera poder potenciar su presencia en el resto de la región, con excepción de Brasil, mercado que recibiría estos equipos en 2021.