En el contexto de la contingencia sanitaria, la industria del arriendo de equipos de soldadura también ha experimentado cambios. Fue en abril cuando las medidas implementadas debido a las políticas de resguardo sanitario se manifestaron en este mercado y en junio cobraron mayor fuerza.

Así lo confirma Patricio Téllez, gerente de Procesos Metalmecánicos de INDURA, quien explica que “en estos meses, actores mineros han detenido o bien reducido al mínimo el ritmo de trabajo en algunas faenas y como, además, la mayoría de las empresas no están en condiciones de destinar parte importante de su flujo de efectivo a compra de activos, el arriendo de equipos se vuelve más que nunca un apoyo primordial. Si nuestros clientes necesitan realizar trabajos, creemos que los harán arrendando equipos de última tecnología, privilegiando la seguridad y la productividad”, plantea, precisando que “han habido nuevos usuarios con trabajos de corta duración que han contribuido a mantener la necesidad aún más activa de estos equipos”.

AE 2020

El ejecutivo afirma que durante el primer semestre de este año los sectores que requirieron de este complemento para trabajos en obras se relacionaron con la fabricación de complejos solares, aeropuertos, plantas desalinizadoras, reparación y manufactura de tolvas, reacondicionamiento de implementos mineros, montajes industriales, construcción de tuberías y estanques. En relación al semestre en curso, Téllez manifiesta que considerando que debiese haber una paulatina reactivación en el país, “éste podría aumentar su movimiento en estos meses, puesto que las restricciones que generó el Covid-19 irán retrocediendo y las empresas retomarán poco a poco sus actividades productivas y con ello, el mantenimiento de plantas”.

Telléz dice que existe una amplia variedad de equipos de alta gama, calidad en asistencia técnica y con la promesa de 100% de operatividad. Precisa que “el equipo de mayor demanda es la XMT-350 Fieldpro, una fuente de poder de 350 amperes capaz de ser conectada a cualquier tipo de voltaje; su funcionalidad y robustez le permite trabajar en todo tipo de ambientes y procesos posibles como Arco manual, TIG y MIG; contamos con alimentadores tipo maleta, llamados Suitcase 12 Arcreach que entregan una enorme versatilidad que permite soldar incluso a más de 60 metros de distancia de la fuente de poder, con la posibilidad de ajustar voltaje y velocidad de alambre desde el mismo alimentador”.

Para faenas que se encuentran muy retiradas de centros urbanos, existen “unidades autopropulsadas – modelos Bobcat y Big Blue, que permiten operar donde no hay energía eléctrica, brindando la autonomía necesaria para realizar sus trabajos en cualquier terreno y de forma eficaz”. Además, “contamos con una flota de equipos de las reconocidas marcas de alta tecnología Kemppi (Finlandia) –modelos Fastmig y Minarc- y MILLER de U.S.A., con los modelos CST, Dimension, y con sistemas de monitoreo de soldadura, denominado insight core Cloud, que permite conexión a internet y puede dar una completa visión de las métricas de rendimiento esenciales en la operación de soldadura”, describe.

En miras al 2021, el ejecutivo indica que el principal desafío en esta materia es no sólo centrarse en crecer en el arriendo de equipos y bajo los altos estándares que ello amerita, sino también “aplicar los aprendizajes de todo este desafío por la contingencia sanitaria, lo que se traspasa a cada actor del mercado y a sus proyectos”. “Seguiremos ofreciendo nuestros equipos de arriendo, sumando tanto gases como soldaduras, en paquetes que permitan a nuestros clientes acceder a un servicio integral”, concluye.