Ramón Aguirre, Director General del Sistema de Aguas (Sacmex) propone un trabajo a lo largo de 50 años con inversiones anuales que triplican la actual.

Ciudad de México está pasando por un período crítico en lo que a infraestructura hídrica se refiere. Ramón Aguirre, director general del Sistema de Aguas (Sacmex) de la capital mexicana afirmó durante su participación en el Foro Agua Capital que “los drenajes de la ciudad están destrozados por su uso y antigüedad”.

Agua potable méxico

Dicha instancia sirvió para presentar una plataforma colaborativa que busca encontrar soluciones para la seguridad hídrica del Valle de México. La iniciativa está integrada por empresas como Mexichem, Citibanamex, y Coca-Cola FEMSA, así como científicos y organismos multilaterales.

Aguirre detalló que “al menos se requiere cambiar el 70% de la infraestructura hídrica, lo que demandará una inversión de US$ 15 mil millones en 50 años, es decir US$ 300 millones por año. Actualmente se invierten poco más de US$ 80 millones”. En ese sentido, según autoridades de Sacmex, dentro de la inversión figuran la construcción de 22 nuevas plantas potabilizadoras, que se sumen a las 53 existentes. “Tenemos 50 años para resolverlo, salvo si hay una sequía en las presas de Cutzamala; lo que podría dejar sin agua a más de 4 millones de personas”, aseguró Aguirre. En caso de ocurrir dicha sequía, consideró necesario tener pozos de reserva que requerirían una inversión de US$ 55 millones”.