En Bauma Munich, Liebherr ha presentado dos máquinas eléctricas para el segmento minero, la R 9200 E y la T236.

liebherr-r9200-e-grauwacke-300dpi

liebherr-r9200-e-grauwacke-300dpi

La R 9200 E es una excavadora 100% eléctrica de 210 toneladas que tiene una potencia nominal de 850 kW (1.139 CV). Según la empresa el equipo equilibra el rendimiento con la conciencia ambiental y tiene hasta un 25% menos de costos de mantenimiento en comparación con una excavadora diesel.

Liebherr ofrece una opción de enrollador de cable para todas las excavadoras eléctricas. Este concepto ofrece a la máquina una mejor movilidad y menos requisitos de mano de obra. El carrete de cable es autónomo y tiene una capacidad de 245-300 m, dependiendo del tipo de excavadora.

Por su parte, el T 236 es un camión de minería de 100 toneladas con motor eléctrico diesel. El eje trasero es impulsado por un motor eléctrico, que extrae su energía de un motor diesel.

liebherr-t236-erzberg-300dpi

liebherr-t236-erzberg-300dpi

Cuando los gradientes cambian mientras se asciende cuesta arriba, los vehículos de servicio pesado impulsados mecánicamente deben cambiar de marcha. Fuerzas altas actúan sobre las ruedas motrices durante este cambio de carga. La variación de grado y carga útil puede resultar en ineficiencia para los camiones de tracción mecánica, lo que limita la capacidad de maximizar y mantener la velocidad en el grado. El T 236 aprovecha las innovaciones del sistema de propulsión eléctrica de Liebherr con la introducción del sistema de impulsión de CA Litronic Plus Generation 2 integrado verticalmente. El T 236 realiza su trabajo con potencia continua a tierra para maximizar la velocidad en la pendiente.

Desde su primera presentación al público en MINExpo 2016 en Las Vegas, EE. UU., el T 236 ha completado con éxito su fase de prueba y hoy está operando en la mina Erzberg Iron, en Austria. Otra unidad comenzó a operar recientemente en Sudáfrica.