Por fijar precios en Colombia.

A comienzos de diciembre, Colombia multó con más de U$66 millones a las cementeras Argos, Cemex, Holcim y a algunos de sus directivos por fijar precios de manera encubierta con perjuicio para los consumidores, informó la Superintendencia de Industria y Comercio del país cafetero. Las empresas involucradas, que representan el 96% del mercado colombiano, llegaron a acuerdos para fijar precios entre enero de 2010 y diciembre de 2012, un periodo en que el valor del cemento subió un 29.9%, lo que se compara con una inflación de un 9.3% en el mismo lapso, según el ente regulador.

Cemex

“Argos, Cemex y Holcim no ofrecieron una explicación económicamente razonable ni verídica que justificara el paralelismo de precios, ni la manera como se fijan los precios al interior de dichas empresas”, dijo la Superintendencia de Industria y Comercio en un comunicado.

Cementos Argos y Holcim anunciaron por separado que interpondrán todos los recursos legales contra la decisión para demostrar que procedieron correctamente y que no cometieron hechos ilegales.

Si la decisión se confirma después de que Cemex agote los recursos legales, la compañía estimó que la sanción no tendrá un efecto negativo en sus resultados operativos, de liquidez ni financiera.