¿Cómo promover la sustentabilidad en las empresas?

16 August 2021

Columna escrita por Erick Rodrigues, de Fuchs, fabricante de lubricantes. 

Si antes los factores detrás del fracaso de una empresa estaban estrechamente asociados a cuestiones económicas, ahora, con el cambio de comportamiento de la sociedad, los aspectos sociales o ambientales de una organización se han vuelto sumamente importantes para el éxito y la solidez de cualquier empresa. Las empresas que no tienen propósitos visibles se convierten en referencias negativas a su público objetivo. Según una encuesta realizada por Union y Webster, el 87% de la población brasileña prefiere comprar productos y servicios de empresas sostenibles. Pero, ¿cómo promover la sostenibilidad en las empresas?

En general, toda empresa debe priorizar objetivos sociales, ambientales y económicos. Cuando hablamos de temas ambientales en las empresas, por ejemplo, debemos tener en cuenta las buenas prácticas internas para reducir y reutilizar los insumos, reciclar a disposición y reducir el consumo de energía y agua. Así, es muy común que las empresas correlacionen sus metas con la agenda 2030 de Naciones Unidas, documento elaborado en 2015, centrado en 17 metas para formar una sociedad globalmente sostenible. Estos objetivos reúnen temas como el hambre, la pobreza, la educación, la igualdad, el clima, el consumo, entre otros.

La relevancia de estos objetivos marcados por las empresas está estrechamente relacionada con su supervivencia en el mercado. Si los aspectos sociales o ambientales de una organización no son claros para todos los clientes, proveedores, entidades gubernamentales, empleados y demás partes interesadas, su empresa puede convertirse en un referente negativo en el mercado.

Primeros pasos hacia la sostenibilidad en las empresas

Para que una empresa se posicione como socialmente responsable, necesita conocimiento, autoanálisis social (quiénes son los empleados, entorno, clientes), medioambiental (aspectos e impactos significativos), recursos y buenas intenciones. Además, el conocimiento es la clave para optimizar las acciones sociales y medioambientales.

FUCHS, por ejemplo, tiene un programa, FUCHS 2025, que presenta seis iniciativas, una de las cuales es específica de sostenibilidad. Esta iniciativa se divide en 10 proyectos realizados por especialistas de diferentes unidades. Los proyectos tienen objetivos claros y ayudan a conocer la empresa a nivel global, mapear el ámbito de influencia y las oportunidades sociales, ambientales y económicas. También existe un proyecto denominado Cálculo sistemático de las emisiones de CO2 y su gestión, que no solo estandariza las métricas de cálculo, sino también su gestión, permitiendo compartir buenas prácticas y acciones de mejora en la empresa.

Por ello, es importante que las acciones sociales, una vez elaboradas por las empresas, se organicen para facilitar que sean replicadas en otras unidades. De forma paulatina, es posible promover el autoconocimiento para potenciar las acciones internas y externas dentro de las empresas. Teniendo en cuenta que estos lineamientos funcionan como una guía y dependen del compromiso de toda la cadena para promover el impacto deseado.

¿Cómo medir los impactos de la sostenibilidad en las empresas?

Las empresas que han elaborado acciones de sostenibilidad a largo plazo pueden cosechar resultados muy positivos. Hay impactos

Erick Rodrigues é Coordenador da Qualidade e Meio Ambiente da FUCHS, maior fabricante independente de lubrificantes e produtos relacionados do mundo. Erick Rodrigues es coordinador de calidad y medioambiente de FUCHS.

menos medibles, como los sociales, pero algunos, como la sostenibilidad ambiental, por ejemplo, pueden medirse más fácilmente. Al entrar en los detalles de cada acción, la diferencia está en la planificación. Cuando se toma la decisión de actuar, es necesario definir si se trata de una acción puntual o continua, si la iniciativa busca el máximo compromiso y está dirigida a quienes realmente más lo necesitan. Esto no solo ayuda a motivar la participación, sino que también permite, al final de un período, medir realmente lo que se ha logrado.

Sin embargo, no es sencillo evaluar el escenario brasileño al respecto. Además de ser un país de dimensiones continentales, cada sector en Brasil tiene su particularidad. Pero lo que muchas empresas tienen en común es la demanda de especialización en el tema. Actualmente, podemos contar con sectores que demuestran y enfatizan la sostenibilidad, como la cosmética y la automoción, ya que el mercado empieza a identificar estos aspectos como relevantes para ver valor en los productos vendidos.

El tamaño de Brasil tiene la ventaja de atraer empresas multinacionales, lo que permite nivelar el tema a través del “intercambio de especialización”. De hecho, es cada vez más común que las organizaciones creen una estructura interna para enfocarse en la sustentabilidad. Cuando una empresa está dispuesta a mapear aspectos e impactos, los empleados y la sociedad en su conjunto se ven afectados por el consumo racional de recursos, lo que genera automáticamente una serie de efectos interrelacionados. El papel de este marco es estudiar esta interrelación directa o indirecta. El tema de la sostenibilidad en las empresas demuestra que, además de las potenciales ganancias económicas, también ayuda en la reputación, el conocimiento y la evolución como empresa.

REVISTA
NEWSLETTER
Entregado directamente a su bandeja de entrada, el REPORTE SEMANAL DE CONSTRUCCIÓN presenta la selección de las últimas noticias, lanzamientos de productos, informes y mucha más información sobre el sector de la infraestructura en América Latina y el mundo.
Reportajes
Chile: Fuerza austral
Si bien Chile está experimentando altos niveles de incertidumbre, las grandes constructoras esperan un 2022 positivo en sus resultados
CONTÁCTESE CON EL EQUIPO
Cristian Peters
Cristián Peters Editor Tel: +56 977987493 E-mail: cristián.peters@khl.com
Wil Holloway Gerente de vendasr Tel: +1 312 9292563 E-mail: wil.holloway@khl.com
CONÉCTESE A NUESTRAS REDES SOCIALES