“Necesitamos empresas más grandes y competitivas”

By Cristián Peters.31 March 2014

CLA 14/3 Feature FIIC

CLA 14/3 Feature FIIC

Lograr que las constructoras latinoamericanas comiencen a buscar formas de asociación para obtener empresas de mayor tamaño y más competitivas es uno de los principales objetivos que se ha impuesto para sus dos años de gestión Juan Ignacio Silva, quien asumió en octubre pasado la presidencia de la Federación Interamericana de Industrias de la Construcción (FIIC), entidad que agrupa a 18 Cámaras de la Construcción de la región.

El ejecutivo chileno, presidente de una de las compañías constructoras más antiguas del país austral, Desco -fundada en 1938-, cuenta con una amplia trayectoria en el sector y aplicará su amplia experiencia para que la industria latinoamericana pueda aprovechar a fondo su potencial.

Si bien Silva celebra las adquisiciones entre empresas como vía legítima de crecimiento, cree que también hay que explorar otras opciones, como pueden ser las asociaciones para compartir mercados, y ejemplifica su objetivo con la fusión realizada por las aerolíneas TAM y LAN. Lo importante, señala, es que las empresas constructoras latinoamericanas logren un mayor tamaño y se hagan más competitivas para el mercado y que se conviertan en actores primordiales en el proceso de desarrollo regional. En este sentido, asegura, la FIIC tiene una gran tarea como agente de integración.

La Federación, que en noviembre cumple 54 años, tiene como objetivo promover el desarrollo del sector de la construcción en la región, intercambiar experiencias de interés común, profundizar la integración y emprender estrategias con entidades internacionales. En esta tarea es que el dirigente está dando especial énfasis a la relación de la FIIC con los distintos bancos de desarrollo, como el Banco Interamericano del Desarrollo (BID), el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y el Banco Mundial

En entrevista con Construcción Latinoamericana, Silva detalló su visión y propósitos como presidente de la Federación.

¿Cuáles son los principales desafíos de su gestión?

Promover el desarrollo de la industria de la construcción interamericana, fomentando el desarrollo técnico, la innovación y el conocimiento de los avances que registran los países miembros está entre los desafíos permanentes de la Federación y forman parte de la tarea.

Quiero durante el periodo de dos años como presidente, poner un especial foco en la asociatividad entre los empresarios americanos. Pretendemos mejorar el conocimiento entre los empresarios del sector, encontrar mecanismos de asociación más dinámica y buscar fórmulas para generar empresas de mayor tamaño que compitan con éxito con las empresas extra regionales. A manera de ejemplo, no puede ser que de las 150 mayores empresas de construcción en el mundo, solo cinco sean de nuestra región, cuando representamos el 10% del PIB mundial de la construcción. Hay mucho por hacer y me gustaría avanzar en este tema. La competitividad de las Empresas, no solo está determinado por su eficiencia, innovación, capacidad de gestión, liderazgos en su propio país. También está determinado por su tamaño.

¿Se espera aumentar esta participación?

Mi impresión es que dicho porcentaje debiera mantenerse en términos globales, a pesar que en general, ha habido una ralentización de la actividad regional durante el 2013.

Fundo esa opinión por una parte en el efecto que aún proyectan grandes inversiones en el sector como son las obras para el mundial de fútbol y las olimpiadas en Brasil, así como muchos proyectos mineros en implementación (que requieren obras civiles), especialmente en Perú y Chile, por mencionar obras de gran impacto.

Por otra parte, la industria europea viene pasando por un período muy duro, lo que ha hecho variar a la baja su peso relativo mundial, lo cual, en el contexto de un menor movimiento mundial, compensa en cierta forma nuestra caída.

¿Cómo se debe responder al nuevo escenario?

No siendo un economista, solo puedo hacer algunas reflexiones desde el mundo de la construcción.

Durante la última década América Latina ha experimentado un sostenido crecimiento que ha hecho crecer su PIB en la ecuación global, con incrementos en el comercio y las inversiones.

Una de las consecuencias más evidentes de este crecimiento ha sido la disminución de la pobreza y la incorporación de millones de personas a la clase media, lo que a su vez ha tenido gran impacto en la demanda de bienes y servicios, partiendo por la vivienda e infraestructura.

En ese contexto entonces, los sectores de la construcción y de la infraestructura han tenido un rol preponderante en sostener e impulsar el crecimiento. Ello por su efecto multiplicador en la economía (empleos, demanda por insumos) y también porque genera las condiciones (carreteras, puertos, aeropuertos, etc.) para permitir la actividad económica y mejorar la competitividad.

En estos momentos efectivamente la actividad ha decaído en sintonía con el resto de los sectores, a pesar de que en varios de los países esta caída se ha atenuado por la permanencia de una fuerte demanda interna.

Creo que se puede y debe fortalecer la economía regional impulsando la infraestructura. El BID señala que para sostener su crecimiento, la región debería invertir unos US$200.000 millones cada año y eso no está sucediendo. Eso se manifiesta en crecientes cuellos de botella que encarecen la exportación de nuestros productos, haciéndonos menos competitivos, o derechamente impiden desarrollar ciertas actividades.

Los gobiernos tienen la responsabilidad principal de generar las condiciones para impulsar estas obras, tanto con la inversión directa de recursos como con el concurso de fondos privados. Esto es crítico porque si no todos estos años en que nuestra región ha acrecentado su participación global y la reducción de la pobreza pueden frenarse y derechamente retroceder. También el problema es transversal a todos nuestros países, algunos de los cuales han tomado medidas, como Brasil, que ha abierto un ambicioso proceso de licitaciones en obras de infraestructura.

¿Cuál es la posición de la FIIC en relación a las APPs?

La Federación es un interlocutor con los diversos bancos de desarrollo. Busca relacionarse con el BID y la CAF, así como con la CICA (Confederation of International Contractors' Associations) y con el Banco Mundial. Por otra parte, está siempre preocupado de la integración regional de infraestructura, a través de Unasur y Cosiplan.

La participación en las políticas públicas de cada país, si bien son de interés desde el punto de vista de la integración, se desarrolla directamente a través de cada Cámara de la Construcción. En éste aspecto la FIIC da difusión constante entre sus miembros a las buenas prácticas y también a los desaciertos que las Cámaras en lo individual nos transmiten regularmente, a manera de aprovechar en todo lo posible las experiencias de cada país en beneficio de la región, considerando siempre la diversidad de circunstancias nacionales.

Respecto a APPs, en teoría la infraestructura y servicios públicos los debiese proporcionar íntegra y eficientemente el sector público a toda la población. Sin embargo por diversas razones –financieras y de eficacia muchas de ellas- se crearon dichas modalidades de participación de la inversión privada en las que se incorpora experiencia, conocimientos, equipos, tecnología, y se distribuyen riesgos y recursos, privados, para crear, desarrollar, mejorar, operar o mantener infraestructura pública o proveer servicios públicos. Hay muchas variantes de ellas y se emplean con diversas modalidades y grado de éxito en la región.

No hay ninguna duda que las APP traen progreso a los países. Y hay mucho aún por hacer. Y en este contexto dentro de la FIIC hay una plena colaboración entre las Cámaras para difundir la información en relación a los distintos reglamentos con los que cada país cuenta.

¿Cuáles son los sectores que más atención necesitan?

Se debe siempre tratar de tener una mirada de conjunto porque nada puede funcionar solo.

Los puertos y aeropuertos son fundamentales para el movimiento de bienes y personas, pero de nada sirven si no tienen el soporte que se requiere en materia de accesos, suministro de energía y de centros de producción y consumo.

Por eso se debe propender a una estrategia integral, que sin perjuicio de prioridades, busquen complementar y potenciar los distintos elementos.

Además en la ecuación hay que considerar que hay factores “duros” y “blandos”. Entre los primeros están nuevamente la generación y distribución de energía, los puertos y aeropuertos, la conectividad física. En los segundos están el desarrollo urbano, esto es cómo evolucionan nuestras ciudades. Esto es tremendamente relevante porque incide en la calidad de vida de sus habitantes y en la cohesión o desintegración social. Ahí también debe haber mucha atención y dedicación de nuestras autoridades en la parte regulatoria y de nuestras empresas para generar mejores condiciones de vida.

***

PERFIL

Juan Ignacio Silva, realizó sus estudios en la Universidad Católica de Chile, donde se tituló como Ingeniero Civil de Industrias, con mención en Construcción.

En 1978 entró a trabajar en la empresa constructora Desco, empresa en la que luego de pasar por diversos cargos, ejerce hoy, desde 1996, la presidencia.

Desde joven ha demostrado una fuerte inclinación gremial y en 1976 fue presidente del centro de alumnos de la Escuela de Ingeniería. Asimismo, es Consejero Nacional permanente de la Cámara Chilena de la Construcción, entidad de la que también fue presidente entre 2000 y 2001, presidió la Caja de Compensación de Los Andes entre 1998 y 2000 y fue director de AFP Habitat entre 2003 y 2009, entre otras cosas.

REVISTA
NEWSLETTER
Entregado directamente a su bandeja de entrada, el REPORTE SEMANAL DE CONSTRUCCIÓN presenta la selección de las últimas noticias, lanzamientos de productos, informes y mucha más información sobre el sector de la infraestructura en América Latina y el mundo.
Reportajes
Excavadoras: Nuevas energías
Estos grandes equipos buscan la manera de hacerse más eficientes, productivos y con un menor impacto al medio ambiente
Cargando versatilidad
Compactas o inmensas estos equipos van ganando terreno en las principales obras de movimiento de tierra del mundo
Aplicando un gemelo digital
Conectar el mundo físico y virtual para planificar, diseñar, construir y operar proyectos es la apuesta de esta tecnología
CONTÁCTESE CON EL EQUIPO
Cristian Peters
Cristián Peters Editor Tel: +56 977987493 E-mail: cristián.peters@khl.com
Matt Burk Gerente de vendasr Tel: +1 312 496 3314 E-mail: matt.burk@khl.com
CONÉCTESE A NUESTRAS REDES SOCIALES