2024, el año del BIM en Brasil

Este año entra en vigor la ley de licitaciones 14.133, que obliga a utilizar la metodología en las obras y servicios públicos de ingeniería y arquitectura.

En 2024 debería consolidarse en Brasil una medida largamente esperada por el sector de la construcción civil: la aplicación de la ley de licitaciones 14.133.

Esta ley estipula que las licitaciones de obras y servicios públicos de ingeniería y arquitectura, a todos los niveles, deberán basarse preferentemente en BIM.

Director de Cartera de AltoQi, Rodrigo Koerich / Foto: Ricardo Godoy

La metodología permite planificar y coordinar la información relacionada con todo el ciclo de un proyecto dentro de la etapa de construcción virtual, y debe ayudar a reducir los plazos de las obras públicas y evitar sobrecostes. Según los expertos del sector, la medida está llena de ventajas, pero requerirá esfuerzos por parte de los profesionales del sector si se quiere aprovechar todo su potencial.

AltoQi, empresa de software para la construcción, ha seguido de cerca este movimiento. En 2023, el Panorama Nacional de Precios, realizado por la compañía, mostró que el comportamiento de los profesionales sigue la tendencia esperada por el momento: según la encuesta, el número de profesionales que afirma trabajar con la metodología en 2023 es del 61,7%, frente al 40,18% de 2019. Para el Portfolio Director de AltoQi, Rodrigo Koerich, la adopción de BIM no es solo un cambio en el uso del software, sino una transformación digital total en el sector.

“Con BIM, es posible agregar información dentro de la etapa de construcción virtual. Cuando construimos con la metodología BIM, tenemos más control sobre los costes y los plazos, así como más calidad en la solución. En las obras públicas, hay menos posibilidades de que se modifiquen los contratos porque los problemas se resuelven antes de que empiece la construcción. El aumento de la eficiencia es general y las expectativas para su uso son altas”, explica el experto, que también es presidente del BIM Forum Brasil.

Según Koerich, esta toma de conciencia de que el trabajo BIM es esencialmente colaborativo es uno de los principales cambios que hay que hacer. “Vale la pena destacar aquí que no estamos hablando sólo de las áreas técnicas de arquitectura e ingeniería, sino también de la amplia participación de áreas como compras y legal, para que podamos sacar el máximo provecho de la adopción de la metodología en el contexto de una buena gestión pública”, añade.

Otra ventaja del uso de la metodología es la reducción de problemas como la repetición de trabajos, el despilfarro de dinero y recursos y los retrasos en las entregas. Según el Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU), en Brasil hay casi 9.000 obras paralizadas o que avanzan lentamente, de las cuales casi la mitad son del ámbito de la educación. Otro informe, elaborado por PlanGrid y el FMI, indica que el 52% de los reprocesos en la construcción se deben a la falta de información sobre los proyectos.

“En los últimos años, la tecnología ha resuelto problemas históricos en todos los ámbitos de nuestra vida, desde la salud a la educación, pasando por el saneamiento y el transporte. La construcción no queda al margen. La promulgación de la Ley 14.133/2021 es el primer paso de una serie de adaptaciones que habrá que hacer en los próximos años para mejorar el desempeño de toda la cadena de agentes involucrados en la construcción”, concluye Koerich.

NEWSLETTER
Entregado directamente a su bandeja de entrada, el REPORTE SEMANAL DE CONSTRUCCIÓN presenta la selección de las últimas noticias, lanzamientos de productos, informes y mucha más información sobre el sector de la infraestructura en América Latina y el mundo.
CONTÁCTESE CON EL EQUIPO
Cristian Peters
Cristián Peters Editor Tel: +56 977987493 E-mail: cristián.peters@khl.com
Simon Kelly Gerente de ventas Tel: 44 (0) 1892 786223 E-mail: simon.kelly@khl.com
CONÉCTESE A NUESTRAS REDES SOCIALES