Brasil reemplaza programa de vivienda social

By Fausto Oliveira14 January 2021

El parlamento de Brasil concluyó la aprobación de la ley que reemplaza el programa de vivienda social Mi Casa Mi Vida, que es una herencia del gobierno anterior, por otro. El nuevo programa se llama Casa Verde e Amarela (verde y amarilla, en portugués).

Con la sanción del proyecto por el presidente Jair Bolsonaro, que fue el autor de la iniciativa, desde este momento las iniciativas de construcción de vivienda social en Brasil serán llevadas a cabo bajo el nuevo programa.

Las diferencias entre los dos programas, en tanto, son poco significativas, dado que el mecanismo general no cambia. Sigue siendo un programa de subsidio público para la adquisición de inmuebles populares construidos por empresas privadas que, para realizarlos, tienen que mantener sus proyectos dentro de una serie de características.

Los beneficiarios del Casa Verde e Amarela serán divididos en tres grupos, de acuerdo con sus ingresos familiares. Desde cero ingresos hasta 2.000 reales; entre 2.000 y 4.000 reales; y entre 4.000 hasta 7.000 (1.000 reales valen hoy cerca de US$ 192). Las tasas de interés son variables de acuerdo con la región del país: en el Norte y Noreste (más pobres) será de, 4,25% al año, mientras en el resto del país será del 5%.

Las empresas que tenían contratos en ejecución por el Mi Casa Mi Vida seguirán con sus obras normalmente en las reglas del programa anterior. Las que estén retrasadas en las obras contratadas tendrán un plazo máximo de 30 meses para concluirlas. El programa podrá usar fondos públicos para apoyar las constructoras en el proveimiento de infraestructura urbana alrededor de los condominios que se construyan.

En el aspecto ambiental, el programa exige que las constructoras prefieran materiales de construcción sustentable, como ladrillos reciclados, y que provean accesibilidad a personas que sean portadoras de discapacidad física.