Demolición y reciclaje: descarte correcto

By Luciana Guimaraes18 February 2022

Los números son impresionantes. La Asociación Brasileña para el Reciclaje de Residuos de Construcción Civil y Demolición (Abrecon) estima que alrededor del 21% de los residuos de demolición se reciclan y que el 98% podría pasar por este proceso.

Conjunto móvil de trituración y clasificación, Lokotrack LT1213S. Conjunto móvil de trituración y clasificación, Lokotrack LT1213S.

Aún más alarmante es que, según una evaluación de la institución, con los residuos de construcción civil que se generan en un día, sería posible construir 2.314 estadios Maracanás.

El Informe Sectorial 2020 de la entidad reveló que la mayor parte de los Residuos de Construcción y Demolición (RCD) o Residuos de Construcción Civil (RCC) - todos residuos generados en el proceso de construcción, rehabilitación, excavación o demolición de una obra- aún se destinan incorrectamente a rellenos clandestinos, rellenos sanitarios y otros puntos inadecuados.

Para Abrecon, los cambios serían posibles con una gestión eficaz del sistema de residuos de la construcción, sustituyendo las materias primas por elementos sostenibles y ecológicos, como el árido reciclado que puede sustituir al árido natural de cantera o puerto de arena.

Este tema es esencial para la industria. Un dato dela causa es que la construcción civil es una de las industrias que más recursos consume en el planeta y es también una de las mayores generadoras de residuos. La preocupación por los temas ambientales y el consumo de recursos naturales son cada vez más inmediatos y angustiantes.

Cambiando paradigmas

La pregunta sigue siendo: ¿cómo construir con el menor impacto ambiental posible y cómo responder a las demandas sociales y prácticas de diseño sostenible contribuyendo a una mejor gestión económica?

Podemos considerar vigorosamente que este es el gran desafío que enfrenta la industria de la construcción y todos sus grupos de interés.

Mesa de clasificación en la planta de reciclaje de SBR en Jundiaí – SP. Credit: Foto: Abrecon Mesa de clasificación en la planta de reciclaje de SBR en Jundiaí – SP. (Foto: Abrecon)

El tema aún presenta incertidumbres y no es totalmente claro. Por ejemplo, existe la constante confusión sobre el significado de construcción sostenible, que se relaciona, en la mayoría de los casos, solo con la reducción del consumo de energía o agua. Pero para lograr una sustentabilidad propiamente tal el trabajo debe fundamentarse en buenas prácticas guiadas por indicadores de desempeño y metas, capaces de evaluar y armonizarse con los tres pilares fundamentales del desarrollo sustentable: medio ambiente, sociedad y economía.

Conscientes de eso, las empresas buscan una nueva postura frente a estos problemas y en este contexto desarrollan varios estudios que buscan cuantificar el volumen de residuos de construcción y demolición producidos diariamente en las grandes ciudades.

Metso Outotec (lea entrevista en las siguientes páginas) es un fabricante de equipos que se pueden aplicar en el procesamiento de residuos de construcción y demolición para producir agregados reciclados, entre ellos trituradoras de mandíbula, trituradoras de impacto, trituradoras de cono y cribas para clasificación, todas disponibles como equipos aislados para componer una planta fija o semimóvil, y también en versiones completamente móviles.

Davi Zumpano, ingeniero de ventas de Metso, explica: “la tendencia es hacia una mejor reutilización del material reciclado. Es un proceso que ha ido ocurriendo lentamente debido a la presión de la sociedad y las agencias ambientales para crear soluciones más sostenibles y la creciente conciencia ambiental en el proceso de eliminación de desechos”.

Solo en los primeros seis meses de 2021, el sistema de reciclaje de RCC de Jundai permitió que las arcas públicas ahorraran unos US$500.000. Solo en los primeros seis meses de 2021, el sistema de reciclaje de RCC de Jundai permitió que las arcas públicas ahorraran unos US$500.000.

El ejecutivo también destaca cómo con el tema de la sostenibilidad tan en boga ya se observan grandes cambios. “Con la mejora en los procesos de fabricación y las nuevas tecnologías, las plantas de reciclaje son capaces de procesar una mayor cantidad de materiales con más eficiencia y menos impacto medioambiental, por ejemplo, los equipos móviles se pueden utilizar dentro del sitio de demolición para producir árido reciclado a partir de residuos de demolición, optimizando el proceso con un menor impacto ambiental y menos emisiones de CO2 que las que tendríamos al mover los residuos a un centro reciclaje”, agrega.

En algunos casos, por ejemplo, en la etapa de diseño se posibilitan estrategias para facilitar y promover la recuperación de elementos y componentes constructivos después de la vida útil de la construcción.

Clasificación

La industria en su conjunto es muy consciente de que la reutilización y conversión de materiales es el camino a seguir y el reciclaje de residuos de construcción civil y demolición no solo reduce la extracción de materias primas de la naturaleza, sino que además trae consigo otros beneficios como una mejor imagen ante sus clientes, mejor reputación en el mercado, reducción de contaminación e incluso generación de ingresos.

Todo el material recolectado a través de baldes u otros medios es llevado al Geresol, ubicado en un Distrito Industrial. Todo el material recolectado a través de baldes u otros medios es llevado al Geresol, ubicado en un Distrito Industrial.

Cabe señalar que los residuos comprenden no solo materiales a gran escala como hormigón, vigas metálicas, materiales aislantes y madera, sino también los tornillos y tuercas y otros elementos.

Si se quiere descubrir cómo transformar los restos y materiales y darles un nuevo uso, o por qué no, vida, es necesaria una nueva mirada y perspectiva.

En Brasil los procedimientos necesarios para el manejo de los residuos de la construcción civil fueron establecidos por Resolución CONAMA N° 307/2002. Según esta resolución existen cuatro clases diferentes posibles de clasificación de residuos:

1- Clase A: residuos reciclables que pueden ser reutilizados como: ladrillos, bloques, tejas, placas de revestimiento, mortero y hormigón;

2- Clase B: residuos reciclables formados por plásticos, papel, metales, vidrio y madera en general, incluido el yeso;

3- Clase C: residuos que no pueden ser reciclados o valorizados por no contar con la tecnología desarrollada para ello;

4- Clase D: residuos peligrosos, tales como: pinturas, disolventes, aceites, amianto, productos de demolición, reformas y reparaciones en clínicas radiológicas, instalaciones industriales y otros.

Una ciudad que se destaca por la forma en que enfrenta el desafío de la eliminación correcta es Jundiaí (SP). Desde 2013 el municipio recicla el 100% de los residuos producidos en las obras realizadas en la ciudad, alrededor de 20.000 toneladas por mes, y los reutiliza en obras públicas.

Teniendo en cuenta que cada año Brasil desecha 100 millones de toneladas de residuos de construcción, es comprensible por qué se destaca la política adoptada por la ciudad.

Centro de gestión

La tecnología es la palabra clave. El programa de gestión de residuos monitorea -por georreferenciación- los residuos desde su generación hasta el reciclaje, que se realiza en el Centro de Gestión de Residuos Sólidos (Geresol) de la ciudad.

El gobierno de la ciudad informó que todo está vinculado al generador de residuos: es decir, en cuanto se necesita, va al transportador y hace la solicitud. Esto genera un número personalizado.

Entonces se conoce el generador y dónde se ubica geográficamente el recipiente con la materialidad. Cuando está lleno, los residuos son llevados a un sitio llamado Gestión de Residuos Sólidos (Geresol) y se descarga el proceso. En este punto, el generador recibe un mensaje de correo electrónico que cierra el ciclo.

Las empresas autorizadas para el transporte de escombros de construcción están registradas en el ayuntamiento, monitorizadas por GPS e identificadas con precintos, lo que permite este seguimiento y facilita las actuaciones de inspección.

¿Y qué pasa con esos escombros? Se transforman en materiales para obras de la propia ciudad en forma de seis subproductos: piedra 1, piedra 3, grava, arena y polvo de piedra.

Todos utilizados para cubrir caminos no pavimentados. Otra parte se reutiliza en la producción de hormigón, utilizado en obras públicas. La grava, por ejemplo, se utiliza para la construcción de aceras, pavimentación de calles, tuberías para saneamiento básico y revitalización de espacios públicos.

En resumen

Jundiaí actualmente tiene un sistema de reciclaje de los llamados RCC. Todo el material recolectado a través de baldes u otros medios es llevado al Geresol, ubicado en un Distrito Industrial. Este material pasa por un proceso de selección y reutilización, obteniéndose diferentes tipos de piedra y arena que son reutilizadas por la propia gestión municipal en obras públicas, como la ejecución de asfalto y la construcción de plazas, por ejemplo.

Muy relevante es el hecho de que la reutilización del RCC fue fundamental para la pavimentación de diferentes caminos de la ciudad, incluso en las zonas rurales.

De enero a noviembre de 2021, Geresol recibió 237 toneladas de RCC, lo que permitió generar 104 toneladas de piedras y arena para reutilización. El promedio mensual de RCC recibido es de 21 toneladas. El promedio mensual de piedras y arenas producidas es de 9,5 toneladas.

Solo en los primeros seis meses de 2021, el sistema de reciclaje de RCC permitió que las arcas públicas ahorraran R$2,8 millones (unos US$500.000). Los montos corresponden a lo que se gastaría en la compra de material de construcción para distintas obras que se realizan en la ciudad, como la aplicación de asfalto ecológico en calles, avenidas y caminos y la construcción de plazas.

A lo largo de 2020, también fue posible un ahorro robusto: con la reutilización de la RCC, fue posible dejar de desembolsar nada menos que R$ 7,3 millones (alrededor de US$1,3 millones) en 12 meses. Los datos son de la Unidad de Gestión de Infraestructura y Servicios Públicos.

“Nuestra gestión está enfocada en acciones de sustentabilidad. Nuestro municipio está alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de la ONU, con la intención de implementar acciones que apunten a combatir la crisis climática. En el caso del reciclaje de RCC, también hablamos de ahorrar dinero público, lo que confirma algo que siempre hemos perseguido: una gestión inteligente, moderna, alineada con el mejor uso posible de sus recursos. No por casualidad, en 2021 Jundiaí fue elegida, por la 1ª Edición del Índice de Retorno de Impuestos Municipales (IRTM), la ciudad que más retorno da en términos de servicios a su población, a partir de los impuestos pagados. Eso está relacionado con nuestro modelo de gestión y gobernanza”, dice el alcalde de Jundiaí, Luiz Fernando Machado.

Escasez de equipos
El equipo Superior Sentry maneja grandes cantidades de escombros. El equipo Superior Sentry maneja grandes cantidades de escombros.

Roland Duer, gerente de desarrollo de negocios en Latinoamérica de Superior Industries, cree que no hay vuelta atrás en cuanto a los parámetros necesarios. “Proyectamos que los vientos en contra que experimentamos en 2021 seguirán soplando con fuerza en 2022. Son familiares para la mayoría de nosotros ahora: costos de suministro, escasez de mano de obra y retrasos logísticos. Sin embargo, seremos creativos en la forma en que manejamos estos desafíos y continuaremos trabajando lo más cerca posible de nuestros clientes en toda América Latina. Hasta el momento, las ventas de los productos de trituración y cribado de Superior son muy sólidas y nuestras plantas en EE.UU. están experimentando retrasos récord. Miramos hacia el futuro, más que nunca, para que nuestros niveles de adquisición coincidan con nuestros programas de producción”.

La trituradora de impacto de eje horizontal (HSI) Sentry de Superior está diseñada con una cámara interior espaciosa para procesar la mayor cantidad posible de materiales y mejorar el acceso de mantenimiento dentro de la trituradora. Dentro de las características adicionales para facilitar la mantención destaca una cubierta hidráulica abierta y cerrada, puertos de inspección del marco principal y revestimientos laterales de forma universal que los propietarios pueden mezclar y combinar con otros dentro de la trituradora para prolongar la vida útil del revestimiento. Hay 15 modelos Sentry HSI de Superior, que aceptan materias primas de hasta 1000 mm y producen hasta 900 toneladas por hora.

Resource Rows
En Copenhague existe el proyecto Resource Rows. Se trata de un conjunto habitacional construido con materiales reciclados de la región. En Copenhague existe el proyecto Resource Rows. Se trata de un conjunto habitacional construido con materiales reciclados de la región.

En Copenhague existe el proyecto Resource Rows. Se trata de un conjunto habitacional construido con materiales reciclados de la región. En particular, la fachada presenta un patrón único de ladrillos en diferentes direcciones que rinde homenaje a la identidad y la historia de las cervecerías Carlsberg, así como a las antiguas escuelas y casas abandonadas de las que se recuperaron los materiales.

Como ya no es posible reciclar los ladrillos individualmente debido a la resistencia del mortero, los ladrillos del proyecto Resource Rows se dividieron en módulos, se procesaron y aplicaron para crear una nueva fachada. Esta técnica redujo las emisiones totales de CO2 en la fase de construcción.

La construcción es una prueba clara de que los escombros de demolición pueden ser un mundo de posibilidades. Es desarrollo sostenible, es oportunidad de trabajo y de negocio, es preservación del medio ambiente, es una necesidad satisfecha y reprogramada.

REVISTA
NEWSLETTER
Entregado directamente a su bandeja de entrada, el REPORTE SEMANAL DE CONSTRUCCIÓN presenta la selección de las últimas noticias, lanzamientos de productos, informes y mucha más información sobre el sector de la infraestructura en América Latina y el mundo.
Reportajes
Aplicando un gemelo digital
Conectar el mundo físico y virtual para planificar, diseñar, construir y operar proyectos es la apuesta de esta tecnología
BIM: metodología clave
La capacidad de recopilación y análisis cada vez mayor, junto con la necesidad de impulsar el espíritu empresarial, llevan al BIM a la cima de la cadena de la construcción
Los multi beneficios y validación de construtechs
Las startups están cada vez más presentes en el sector de la construcción y sus soluciones tecnológicas marcan la diferencia
CONTÁCTESE CON EL EQUIPO
Cristian Peters
Cristián Peters Editor Tel: +56 977987493 E-mail: cristián.peters@khl.com
Matt Burk Gerente de vendasr Tel: +1 312 496 3314 E-mail: matt.burk@khl.com
CONÉCTESE A NUESTRAS REDES SOCIALES