Elevando expectativas

By Cristián Peters Quiroga19 April 2021

En mayor o menor medida, lo cierto es que el impacto de la pandemia del covid-19 ha sido transversal en todo el mundo. Prácticamente los mercados pararon en seco y así lo hicieron las empresas, tanto por mandato de sus propios gobiernos como por necesidad de garantizar la seguridad de los trabajadores en la propia empresa. La industria de grúas no estuvo ajena a la situación, aunque en términos generales los distintos fabricantes pudieron cumplir con sus envíos y minimizar los golpes que la pandemia.

Un ejemplo importante es Sany, empresa de origen chino y que obviamente se vio en el ojo del huracán al iniciarse la pandemia en su país. No obstante, las complicaciones de ser los primeros testigos de lo que se convertiría en una crisis sanitaria a nivel mundial, de acuerdo con Crescent Luo, especialista de marca, “el gobierno chino tomó medidas efectivas de manera oportuna para controlar la tendencia general, y el número de personas infectadas disminuyó rápidamente y se reanudaron las actividades sociales. Sany también cooperó con el gobierno para llevar a cabo esta gestión y control. Con el alivio de la epidemia, pudimos reanudar rápidamente el trabajo y la producción”, afirma.

Según las palabras de Cristian Galaz, gerente general de Manitowoc para Latinoamérica “2020 fue un año extremadamente desafiante. Al inicio de la pandemia identificamos tres prioridades claves: una, garantizar la salud y seguridad de nuestro equipo; dos, mantener la solidez de nuestro balance; y tres, posicionar a la empresa para un crecimiento a largo plazo. Después de las acciones adoptadas en 2020, nosotros y nuestra cadena de suministro continuamos haciendo los ajustes necesarios para adaptarnos a la nueva realidad. En general, las acciones y consecuencias de la pandemia no afectaron profundamente nuestra oferta de productos para la región, a excepción de factores externos como el exponencial aumento de precios de los fletes que afectaron a toda la industria”.

Por su parte, Wolfgang Beringer, responsable de comunicaciones y marketing de Liebherr-Werk Ehingen, señaló que “el impacto para las grúas móviles y sobre orugas de Liebherr fue bastante pequeño. Tuvimos en la primera oleada en Europa, alrededor de Semana Santa 2020, un corto período de dos semanas donde la fábrica estuvo cerrada. Esta medida estaba relacionada con la cadena de suministro, ya que se habían cerrado muchas fronteras en Europa y algunos países impusieron un bloqueo duro y prolongado. Después de estas dos semanas, hemos estado funcionando sin problemas”.

Para Link-Belt el impacto también ha sido mínimo. “Continuamos siguiendo todas las pautas sanitarias dentro de nuestras instalaciones para mantener un entorno de trabajo seguro. Al dar cabida a aquellos que pueden y necesitan trabajar desde casa, hemos podido seguir apoyando a nuestros distribuidores y al negocio diario de sus clientes. La demanda de nuestros productos ha seguido creciendo y las cuotas de mercado siguen aumentando”, indica Pat Collins, director de marketing de productos.

La española Jaso también mantuvo su actividad en la medida de lo posible, principalmente con el objetivo de dar respuesta a los pedidos recibidos antes del estallido de la pandemia. “Esto no fue una tarea fácil, ya que ante todo se debía garantizar la seguridad de los trabajadores lo cual exigió una reordenación de los procesos y de la forma en la que estos se llevaban a cabo. Asimismo, mientras iban creciendo los casos positivos en el entorno, se tuvo que ir ajustando las capacidades para que las grúas continuaran siendo despachadas”, comenta Carlos Castaño, gerente regional de la empresa.

Desde la también española Comansa, Javier Militino, responsable de marketing de la compañía, señala que “afortunadamente no hemos dejado de trabajar ni un día desde el lockdown que hace justo un año se impuso en España y ésta es la mejor prueba de nuestro compromiso y confianza de nuestros clientes. No obstante, vemos y hemos experimentado cierta incertidumbre en varios mercados que nos ha llevado a posponer algunas entregas en 2020. No solo por el contexto pandémico sino por los cambios geopolíticos en EE.UU., Reino Unido, etc”.

Flexibilidad

Una de las tantas lecciones que está dejando la pandemia del covid-19 es que las empresas deben estar preparadas para enfrentar situaciones impredecibles y fortalecer su capacidad para resistir los riesgos y responder a las caídas del mercado a largo plazo. No resultó fácil o natural para todas las empresas dejar atrás las visitas a clientes o el verse en capacidad de prestar servicios remotos. “Nuestra industria también debe considerar cómo podemos continuar brindando a los clientes capacidades posventa, como servicios de accesorios, en circunstancias especiales”, dice Lou.

“La pandemia ha sido un efecto global que ha hecho que todos, fabricantes, proveedores y clientes, cambiemos la dinámica en la que nos comunicábamos hasta ahora. Creemos que esto ha venido para quedarse y debemos, como fabricantes, aportar un valor añadido a nuestros clientes actuales y potenciales no solo en el acompañamiento durante un proceso de venta sino también en el servicio que suministramos antes y después del mismo”, indica Militino.

La pandemia cambió definitivamente la forma en que normalmente se conducían los negocios. “Nos hizo reflexionar sobre las prioridades y la rapidez con la que el mundo reacciona y nos enseñó a ser muchísimo más flexibles. El significado de trabajar en equipo alcanzó un nuevo nivel con un enfoque en la seguridad y la excelencia del servicio para garantizar que los proyectos sobrevivieran”, afirma Galaz.

Cristian Galaz Cristian Galaz

La flexibilidad es también un aspecto considerado por Collins, de Link-Belt. “Independientemente de los planes que tenga implementados o de las estrategias de operaciones comerciales de emergencia que podrían haberse considerado de antemano, esta pandemia nos ha enseñado a todos que debemos ser flexibles y medir los problemas a diario y responder lo más rápido posible a los desafíos nuevos e inesperados del país”.

La flexibilidad y adaptación rinden frutos. Todas las industrias aprendieron a manejarse en un mundo virtual que ha llegado para quedarse dado que las empresas pudieron darse cuenta de las ventajas que el entorno online podía ofrecer. “Podemos hacer mucho más virtual y digital de lo que pensábamos”, dice Beringer, “hemos cambiado muchas capacitaciones a capacitaciones en línea, transmitiendo el contenido en vivo a cualquier lugar del mundo desde Ehingen. En Liebherr creemos que hemos dado un paso de cinco años en solo seis meses, ya que también aprendimos a realizar transferencias de grúas y ventas de grúas usadas a través de videollamadas y presentaciones en línea. Así que sí, se han aprendido algunas cosas, incluso en una industria antigua estamos preparados para el futuro”, asegura.

Demanda

La demanda por grúas habría crecido con fuerzas en 2019. De acuerdo con el último ranking ICm20, de la revista hermana de CLA: International Cranes and Specialized Transport, las ventas de las 20 principales empresas fabricantes de grúas habrían alcanzado los US$33.030 millones, un 18,6% por sobre los US$27.850 millones registrados en el listado anterior. No obstante, la tabla de este año (basada en los ingresos de 2020) probablemente mostrará una imagen diferente.

“Después de unos años difíciles, vimos que se producía una ligera recuperación en la demanda hacia finales de 2019, que esperábamos que se confirmara en 2020, desgraciadamente no se produjo, pero como pasamos este momento de la mejor manera posible, sí creemos en la recuperación del mercado”, comenta Galaz.

Castaño, de Jaso, también es optimista, y de acuerdo con lo visto a inicios de 2021 estima que “a nivel mundial la demanda del sector y de grúas torre aumentará exponencialmente hasta alcanzar un nivel similar en 2019 y continuará creciendo”.

Una opinión similar es la que ofrece Lou, de Sany. De acuerdo con el ejecutivo “con el aumento en la producción de vacunas y el número de personas vacunadas, el mercado global se recuperará gradualmente a fines de este año, pero inicialmente se estima que tomará entre dos y tres años volver al nivel anterior al brote. La situación específica de recuperación y la velocidad deben ser determinadas por las circunstancias de cada país”.

Las ventas de grúas móviles y sobre orugas de Liebherr, vieron en 2018 y 2019 años récord y la caída experimentada en 2020 fue mínima, y, por supuesto, relacionada con la pandemia, de lo contrario habría sido nuevamente un año récord. “Para 2021, esperamos que el mercado vuelva a crecer, ya que la segunda mitad de 2020 ya estaba encaminada”, asegura Beringer.

Oportunidades

En general, es principalmente la demanda mundial de energía la está impulsando el mercado de grúas, además de la industria y los proyectos de infraestructura. En América Latina, el mercado de grúas está impulsado principalmente por los sectores de energía (eólica), celulosa y minería, así como también la industria de petróleo y gas.

“Vemos que se entregarán muchas grúas en 2021, y la demanda de grúas más grandes, móviles y sobre orugas, sigue siendo alta. Además, la industria eólica está regresando, lentamente, de un mínimo histórico. Detrás de todo está la creciente demanda de energía. Asimismo, muchos países en todo el mundo invierten ahora enormes cantidades para que los países vuelvan a invertir después de los cierres por el covid-19, muchos de los presupuestos se destinan a proyectos medioambientales y sostenibles. Todos necesitan grúas. De modo que vemos una demanda creciente de grúas más grandes en este momento”, asegura Beringer.

Galaz, de Manitowoc, también ve con buenos ojos el futuro. “En nuestra región, afortunadamente, las oportunidades son muchas. Brasil es un gigante que está durmiendo, además de varios proyectos de infraestructura que en algún momento tienen que suceder, adicionalmente debemos entender que el mundo estuvo prácticamente detenido por varios meses, esos proyectos no se han desechado, simplemente se han pospuesto y ahí hay claramente una oportunidad”, destaca.

El mercado cada vez pide grúas con unos estándares de calidad y de eficiencia más elevados. Asimismo, los nuevos métodos de construcción buscan mayor eficiencia en los equipos que forman parte de las obras, demandando equipos de alta calidad y que garanticen ante todo la seguridad.

En este sentido Castaño destaca la creciente tendencia que busca grúas más grandes para el método PPVC. “Jaso ha sido muy consciente de esta tendencia y en los últimos años ha lanzado una serie de grúas que cumplen de manera excelente las características que exige este sistema de construcción, como por ejemplo las grúas de pluma abatible: J780PA, J780PA.64, J380PA y la J438PA. En grúas de pluma horizontal podríamos mencionar las siguientes: J1400, J800.48 y la J700”.

REVISTA
NEWSLETTER
Entregado directamente a su bandeja de entrada, el REPORTE SEMANAL DE CONSTRUCCIÓN presenta la selección de las últimas noticias, lanzamientos de productos, informes y mucha más información sobre el sector de la infraestructura en América Latina y el mundo.
Reportajes
Latinoamérica en madurez vial
Una revisión a algunos de los principales proyectos de construcción vial en la región, que implicarían inversiones por más de US$18.000 millones.
Reparación vial: lograr más con menos
Road Widener cuenta con un accesorio que viene a facilitar las tareas de mantenimiento vial, el FH-R.
Especificar el remolque adecuado
Tres consejos para la elección del equipo preciso para el transporte de su pavimentadora.
CONTÁCTESE CON EL EQUIPO
Cristian Peters
Cristián Peters Editor Tel: +56 977987493 E-mail: cristián.peters@khl.com
Wil Holloway Gerente de vendasr Tel: +1 312 9292563 E-mail: wil.holloway@khl.com
CONÉCTESE A NUESTRAS REDES SOCIALES