Abramat: Nivel de actividad

By Luciana Guimaraes12 October 2021

Fundada en 2004, Abramat, (Asociación Brasileña de la Industria de Materiales de Construcción) integra empresas en torno a causas comunes y es la encargada de actuar como interlocutora entre su sector, el gobierno y la sociedad.

Rodrigo Navarro de Abramat

Sus miembros son las principales empresas del mercado, líderes en ventas, productividad, calidad e innovación tecnológica. Su aporte a la cadena va desde la difusión permanente de información y análisis sectoriales, los que, entre otras funciones importantes, promueven el alineamiento de la red a través de la unión de sectores productivos, organismos públicos y movilización de la sociedad.

Con un rol fundamental en una economía tan importante como la brasileña, CLA conversó con Rodrigo Navarro, presidente de Abramat desde 2018, sobre innovación y tecnología en la construcción y cómo le ha ido al sector para mantenerse fuerte en medio de la crisis provocada por el coronavirus que insiste en no ceder.

Partamos hablando sobre la pandemia que ha golpeado tan fuerte al país y al mundo. ¿Cómo fueron el 2020 y 2021 para ABRAMAT?

Específicamente para nuestra industria, 2020 se puede etiquetar como un año de conocimiento y resiliencia.

En enero del año pasado la expectativa de crecimiento de la economía era de un 4%, pero luego en marzo llegó la pandemia y ya en julio la Fundación Getulio Vargas (FGV) proyectaba un decrecimiento del 7% para cerrar el año. Pero con mucho trabajo, avanzamos y de hecho cerramos prácticamente en cero: un 0,2%. El calentamiento continuado del sector apunta a una recuperación en 2021 y ya en 2022 vamos a hablar de crecimiento. La construcción civil se ha consolidado como uno de los pilares de la recuperación económica nacional.

¿Las ventas y los negocios en general se ven afectados por la tasa de vacunación?

Algunos sectores sufrieron más que otros. Hay una búsqueda de ajustes orientados a volver a la normalidad y no perder oportunidades de negocios. La digitalización ayudó mucho en este escenario.

Esta entrevista en sí misma muestra que ha habido un instinto de adaptación e ilustra la palabra clave contemporánea: resiliencia. Son interlocutores más comprensivos y frecuentes, lo que trae desafíos y nuevos horizontes. En crisis, a menudo encontramos oportunidades.

Las industrias siempre buscan con costos más bajos y mayor productividad. ¿Cómo, dadas las circunstancias, encontrar esta fórmula?

Intentamos respaldar nuestra percepción con datos y buscamos información. Un ejemplo son los cables de cobre que generan quejas por un aumento más allá de lo esperado, pero el precio del metal rojo en Londres influye y nos impacta. Así como las resinas plásticas, que además de encarecerse, escaseaban.Además el flete internacional batiendo un récord de más del 300%...

Pero una vez que tengamos este diagnóstico, depende de nosotros actuar. El gobierno federal agrupó entidades, por ejemplo, en el caso de las resinas, y hubo una reducción del impuesto sobre este material. Y así seguimos trabajando, no solo en la producción al máximo, sino también con la intención de invertir en los próximos 12 meses. El 70% de los emprendedores responden afirmativamente cuando se les pregunta si actualmente tienen la intención de invertir, mientras que en abril de 2020 este porcentaje era del 30%.

¿Cuáles serían las tendencias para los próximos años? ¿La Industria 4.0 es ya una realidad?

Se trata de una necesidad atemporal donde la difusión del conocimiento en nuevas tecnologías y la innovación para la industria de la construcción puede calificarse de ineludible. El término Industria 4.0 llegó con mucha fuerza hace mucho tiempo, y en la construcción civil había incluso cierto prejuicio. Pero eso está cambiando con muchas innovaciones y vemos que el 85% de los asociados trabajan con nuevas empresas. BIM ya es una realidad en el país, tenemos un cronograma que se está cumpliendo y una construcción industrializada que, si bien es más fuerte fuera de Brasil, está avanzando. El mayor problema con estos nuevos modelos comerciales es la falta de un entorno regulatorio adecuado. Pero el nuevo marco regulatorio para startups aporta más flexibilidad y podría abrir muchas puertas. Ya hemos experimentado robotización, mecanización, digitalización dentro de las fábricas.

¿Cuáles serían las principales propuestas y demandas del sector en la actualidad?

Tenemos problemas macro y micro. La reducción del costo de Brasil es lo que busca todo empresario, ya que tenemos costos nacionales que se acumulan y que se esperan aplacar con la reforma tributaria. Simplificación de impuestos, adecuación de impuestos y facilitación del entorno empresarial.

Es cosa de ver el ranking Doing Business 190. El mejor y más fácil entorno empresarial es el de Nueva Zelanda y el peor el de Somalia, en la posición 190. Nosotros estamos en la posición 124.

La cadena productiva de la construcción representa nada menos que el 7,1% del PIB nacional. ¿Es una cifra que se deba celebrar?

Por supuesto, tenemos que celebrar pequeñas victorias. Estas herramientas digitales que se han vuelto esenciales ni siquiera imaginaron la cantidad de crecimiento que generarían. Hemos logrado cierta estabilización y tenemos que dar las gracias, unir fuerzas y establecer el apoyo mutuo cuando sea necesario. El arte de la negociación y el sentido común resultan ser armas poderosas.

¿El segmento ha recibido ayuda del gobierno?

Lo más positivo que hizo el gobierno fue escuchar. Recibe información sobre lo que no estaba funcionando, analiza los datos y problemas detectados y escucha las propuestas que se pusieron sobre la mesa. Se aceptaron más de 3.000 propuestas y se pusieron en práctica casi 2.000. Flexibilidad de vacaciones, home-office, aplazamiento de pago de impuestos, línea de acceso a crédito para pequeños y medianos empresarios, entre otras cosas, que se exigieron e implementaron.

¿Qué espera para los próximos años?

Para el sector, veo que este potencial visceral se materializará. Incluso durante la crisis sembramos muchas semillas, tuvimos importantes reformas estructurales, como la tributaria y administrativa, que creo que, en unos años, ya surtirán efectos. Aún con la simplificación del modelo de negocios, la demanda reprimida del servicio para un mejor saneamiento que traerá inversiones, el tema de la inserción de Brasil en los mercados fronterizos. Con todo esto, visualizo prosperidad, abundancia y elevación.

Años mejores y más fluidos para todos.

REVISTA
NEWSLETTER
Entregado directamente a su bandeja de entrada, el REPORTE SEMANAL DE CONSTRUCCIÓN presenta la selección de las últimas noticias, lanzamientos de productos, informes y mucha más información sobre el sector de la infraestructura en América Latina y el mundo.
Reportajes
Las 50 principales empresas de construcción de América Latina - versión 2021
El presente listado presenta una caída del 15,2% en los ingresos de 2020 versus los anotados en el CLA50 del año pasado.
Grupo Burguer: Alzando el crecimiento
Stacy Burger comenta sobre el crecimiento del Grupo Burger y los próximos desafíos.
Locar: Solidez y buena gestión
Amilcar Spinetti Filho conversó con CLA sobre la estabilización del mercado y el crecimiento futuro.
CONTÁCTESE CON EL EQUIPO
Cristian Peters
Cristián Peters Editor Tel: +56 977987493 E-mail: cristián.peters@khl.com
Wil Holloway Gerente de vendasr Tel: +1 312 9292563 E-mail: wil.holloway@khl.com
CONÉCTESE A NUESTRAS REDES SOCIALES