Andrade Gutierrez vuelve a obtener crédito

10 January 2017

La prensa económica de Brasil trae esta semana una noticia que puede significar la luz al fin del túnel – o al menos el principio de una solución – para la grave crisis del sector de construcción pesada: el grupo Andrade Gutierrez logró realizar una emisión de debentures en el mercado del país por el valor de 1.600 millones de reales (cerca de US$ 501 millones).

La operación fue realizada con el apoyo de dos grandes bancos brasileños, Bradesco y Banco do Brasil, los que adquirieron la totalidad de los títulos y pueden revenderlos al por menor en la Bolsa. Como garantía de la transacción, Andrade Gutierrez ofreció el doble del valor correspondiente a las acciones que tiene en la administradora de concesiones CCR (un 17% del total), que es una de las principales gestoras de activos como aeropuertos, metros y carreteras en Brasil.

La operación le dará a una de las principales empresas del sector en Brasil cierta holgura financiera, que es considerada fundamental por la prohibición, desde 2014, de contratar con el gobierno federal debido a las investigaciones de la operación Lava Jato.

Con el nuevo capital, Andrade Gutierrez resolverá un impase financiero de gran magnitud: la necesidad de pagar una emisión de debentures hecha en 2012 (antes de la crisis). El plazo de estos títulos era diez años, pero con la rebaja de su acreditación internacional por Standard & Poor´s, el contrato preveía pago anticipado a los acreedores. Además, estas debentures son corregidas con la inflación, que subió mucho en Brasil desde ese entonces, lo que ha vuelto de esta operación un drama financiero particular exactamente cuando su caja está dañado. La empresa dedicará 550 millones de reales a este pago.

Además, el grupo destinará 400 millones para compromisos de AG Concesiones, y otros 600 millones se van hacia alargamiento de deudas que vencerían en diciembre. Con ello, el grupo Andrade Gutierrez empieza 2017 sin nuevos pasivos financieros importantes en su horizonte.

Pero nada de esto excluye la multa de 1.000 millones de reales que Andrade Gutierrez tendrá que pagar al gobierno por su acuerdo de colaboración con la Justicia en el ámbito de la operación Laja Jato.

Sin embargo, la operación financiera anunciada muestra que al menos una de las grandes empresas investigadas todavía goza de credibilidad en el mercado, y puede acceder a fuentes de crédito privadas para recuperarse.

En el campo de las contrataciones, Andrade Gutierrez no está de manos atadas con respecto a los clientes privados. Al final de 2016 firmó un contrato por 4.000 millones de reales para una serie de líneas de transmisión con la operadora privada Equatorial (en Brasil), y en Angola firmó un contrato para el ensanchamiento de la pista del aeropuerto de Dundo, sin aportes públicos.

CONTÁCTESE CON EL EQUIPO
Cristian Peters
Cristián Peters Editor Tel: +56 977987493 E-mail: cristiá[email protected]
CONÉCTESE A NUESTRAS REDES SOCIALES