Avanzando de a poco

By Clarise Ardúz07 February 2014

CLA14/1FeatureSiteprep

CLA14/1FeatureSiteprep

En lo que respecta a preparación de terreno, Latinoamérica, en algunos puntos, avanza muy lento. Un ejemplo de lo anterior es lo que sucede con la adopción de las tecnologías 3D de control de maquinaria, la que está disponible hace algunos años en la región, pero a la que muy pocos contratistas se adhieren, aunque el sector afirma que eso va en progreso.

Ese sistema 3D está pensado para ayudar a ubicar los equipos de preparación de terreno en el lugar exacto de la obra y hacer los trabajos de excavaciones y nivelaciones con gran exactitud, sin la necesidad de la colocación de estacas para orientar a los operadores de las máquinas y, muchas veces, sin la necesidad de un equipo humano de topografía.

El método tradicional, que todavía muchos utilizan, se basa en el uso de estacas y de profesionales de topografía que orientan al operador de la máquina respecto de la altura de la chuchilla y la ubicación exacta de la máquina en el sitio de la obra, entre otros aspectos. Pero aunque el sistema 3D puede generar importantes ahorros y favorecer en la precisión de los trabajos, los contratistas latinoamericanos no están totalmente abiertos a los nuevos métodos.

Eduardo Pérez, gerente de automatización de la empresa chilena Eduardo Pérez & Cía., distribuidora oficial de los equipos Topcon en Chile, cuenta que muchos contratistas todavía prefieren el uso del láser 2D (tecnología anterior en donde se utiliza un láser para saber el exacto posicionamiento de las máquinas y sus cuchillas). “La mayoría de los clientes todavía no se atreve a adquirir la tecnología 3D. Ellos la ven como un gasto y no como inversión”, cuenta.

Según su explicación, la tecnología 3D de control de maquinaria llegó a Chile hace cinco años y desde entonces Topcon viene dedicando sus esfuerzos a demostrar sus ventajas a los clientes. “Tratamos de explicarles que hay que analizar el costo-beneficio”, comenta el gerente, quien afirma que la tecnología ofrece un ahorro de hasta un 80% en el equipo humano de topografía, elimina la costosa colocación de estacas y, muchas veces, evita el uso de la motoniveladora ya que mejora substancialmente la calidad de los trabajos. Por último, ofrece la posibilidad de recuperar la inversión en 6,5 kilómetros de trabajo realizado, refiriéndose al valor invertido por máquina.

También explica que, con el sistema 3D, el cual trabaja bajo un modelo digital del proyecto, no es necesario tener un operador con gran calificación para cada equipo, lo que es muy difícil y costoso hoy en día con la escasez de mano de obra. “Todo el trabajo será orientado automáticamente por el sistema 3D, tanto el posicionamiento de los equipos como de las cuchillas. Solo se necesita que alguien ponga el equipo en movimiento”, asegura.

Pérez agrega que los equipos 3D de Topcon se utilizan más en la construcción de carreteras y están disponibles en dos versiones: sistema GPS (satelital) y LPS (que necesita una estación total robótica). Ambos sistemas pueden ser instalados en bulldozers, motoniveladoras y excavadoras.

Sobre la calidad del servicio, el profesional asegura que hay un salto de calidad en los trabajos, por la exactitud con que las máquinas ejecutan las tareas, lo que además ahorra tiempo. “Antes, entre estacas, no se sabía si la altura del camino estaba igual a la parte que quedaba cerca de cada estaca”, afirma.

El gerente agrega que las constructoras extranjeras son las que más usan la tecnología hasta el momento. “Equipos Topcon se utilizaron en la construcción de carreteras como Antofagasta-Calama, construida por la empresa de origen sueca Skanska, y la vía La Serena-Vallenar, en ejecución por las españolas Ferpi y Percasa, agilizando la construcción”, asegura. Según defiende, la aceptación y adquisición de esta nueva tecnología es una cosa de tiempo. “No he conocido a una persona que haya utilizado el 3D y haya vuelto al método tradicional”, finaliza.

Más beneficios

Pero esa tecnología 3D también ofrece beneficios al ser utilizada en proyectos mineros, como informa el ingeniero Gonzalo López, gerente de distribuidores sudamericanos de Leica Geosystems.

Con el control de maquinaria 3D “iCP41/iCP42” de Leica, los proyectos a ejecutar se cargan directamente en un computador en la cabina de la máquina. El sistema mide continuamente la posición actual real y la compara con la del proyecto. La diferencia entre las dos se corrige automáticamente a través del sistema hidráulico de la máquina.

Según informaciones de la compañía, se elimina un 99% de las estacas para la realización del proyecto y también los posibles errores. Además están disponibles diferentes sensores, como estaciones totales robotizadas y GPS.

“Actualmente tenemos esa tecnología instalada en motoniveladoras y dozers para la nivelación de infraestructura en el proyecto de la Minera Antucoya, en la segunda región de Chile”, cuenta. El ejecutivo de Leica complementa informando que posee máquinas trabajando con ese sistema también para el sector de construcción de carreteras y plataformas (motoniveladoras y bulldozers), otras ejecutando zanjas y taludes (excavadoras). Aunque sea un producto que todavía no se haya ganado la confianza de todos los contratistas, dentro de Sudamérica, los países con mayor demanda de esa tecnología, según cuenta López, son Brasil, Chile, Argentina, Colombia y Perú.

Christophe Boinelle, responsable por la división de control de máquinas y herramientas de Leica Geosystems, manifiesta que la tecnología con láser (2D) es utilizada en Europa y Estados Unidos desde los años 80 y, la tecnología 3D, desde los 90. Pero solo desde 2012 comenzó a ser comercializada en América Latina por la empresa.

Boinelle explica que, mientras los equipos 2D trabajan con una referencia láser, los 3D utilizan los satélites para el envío de la información de posición de la máquina, la cual guía el operador. Para la recepción de esas informaciones, a los equipos se les instala un receptor de información.

“Podemos decir que esta tecnología hace las cosas una vez y bien, eliminando errores, además de ser más segura (ya que se elimina la persona que, por el método tradicional, quedaba cerca de la máquina dando constantemente instrucciones y controles topográficos al operador)”, afirma. Además el profesional asegura que es más ecológico: “Estamos bajando los gastos de combustible hasta en un 50%”.

Según Boinelle, la aceptación de esta nueva tecnología es apenas cuestión de tiempo, apreciándose que ya se registra una mejoría en los últimos tiempos. “Todo está yendo muy bien, sobre todo ahora que el tema de la seguridad es cada vez más importante y que las empresas necesitan aumentar su productividad para poder competir”, afirma.

De espacio

Ese mismo “miedo” por adherir a lo nuevo es algo que se repite en todo Latinoamérica, según dicen los entendidos en el tema. Hasta en Brasil, donde por el Mundial y las Olimpiadas uno se imagina que la aceptación iba a ser mayor, no ocurrió así y hoy hay que correr contra el tiempo para terminar muchas obras. Por lo menos es lo que cuenta Giovanni Krauss, consultor comercial de CPE Tecnología, empresa que cumple casi 40 años trabajando con soluciones en equipos de topografía. “Ese sistema ya es utilizado en América Latina, pero apenas puntualmente. Son todavía muy pocas las empresas que tienen esos sistemas instalados en sus máquinas”, asegura el consultor.

La compañía ofrece a sus clientes el sistema de automación para máquinas de infraestructura desarrollado por la empresa alemana Moba, que también puede ser empleado tanto en construcción como en minería. “Puede ser utilizado en motoniveladoras, tractores de orugas, martillos de perforación y excavadoras, entre otras. En el caso de la motoniveladora, esos sistemas automatizan el control de las cuchillas, evitando que el operador siga teniendo esa atribución. Con eso la precisión y calidad del trabajo mejoran mucho”, afirma.

Krauss coincide con Boinelle, de Leica Geosystems, sobre el uso de la tecnología: se gana tiempo, se reducen los costos, como el de combustible, y se evita el riesgo de accidentes de trabajo. En tanto, afirma que el plan de utilizar esa tecnología no es eliminar la mano de obra, pero sí permitir que el profesional mejore su calificación y así otros empleados puedan ser reubicados en otros frentes de trabajo, evitando los accidentes que pueden pasar utilizando los métodos convencionales.

La tecnología de Moba, que ofrece la empresa CPE en Brasil, es compatible con todas las marcas de equipos. Según cuenta el consultor comercial, éste es un aspecto que no todos pueden ofrecer y se convierte en una gran ventaja.

“En el caso de la motoniveladora, lo que está acoplado a la cuchilla es un barra con un receptor GNSS, además de sensores inerciales ubicados en la máquina para indicar la rotación y la cota. Adicionalmente existe una base de GPS RTK y el display 3D, donde el operador tiene el control del sistema y visualiza el proyecto a ser ejecutado. Ambos ítems componen uno de esos sistemas de automación”, explica.

Krauss afirma que, aunque el proceso de aceptación marche lento, el sistema está teniendo buena aceptación, pero cree que todavía está en desarrollo un cambio cultural, respecto a la adopción de nuevas herramientas de trabajo, en este caso, la automación de las máquinas de infraestructura. Y asegura: “A partir del momento que el cliente constata que los beneficios son satisfactorios, la inversión en la nueva tecnología es prácticamente segura”.

Para el consultor de CPE, no hay vuelta atrás. “La tendencia de mercado es creciente, porque la demanda de servicios que presentan alta precisión y calidad en un menor espacio de tiempo ya es una realidad. De esta forma, los sistemas de automación cada vez se incorporarán más en los equipos de infraestructura”, concluye.

REVISTA
NEWSLETTER
Entregado directamente a su bandeja de entrada, el REPORTE SEMANAL DE CONSTRUCCIÓN presenta la selección de las últimas noticias, lanzamientos de productos, informes y mucha más información sobre el sector de la infraestructura en América Latina y el mundo.
Reportajes
Anmopyc cumple 40 años: pasado, presente y futuro
Jorge Cuartero, director gerente de la asociación española, analiza el pasado y los años venideros
Link-Belt aplica tecnología de punta en sus equipos en la región
Entrevista con Vladimir Machado, especialista de producto de Link-Belt Latinoamérica
Mills: El proyecto ideal
Desde hace casi siete décadas, la pionera en el arrendamiento de equipos para la ejecución de obras en altura, con la flota de PEMP más grande de América Latina, se supera día a día, en busca de innovación y diferencial en calidad y entrega.
CONTÁCTESE CON EL EQUIPO
Cristian Peters
Cristián Peters Editor Tel: +56 977987493 E-mail: cristián.peters@khl.com
Wil Holloway Gerente de vendasr Tel: +1 312 9292563 E-mail: wil.holloway@khl.com
CONÉCTESE A NUESTRAS REDES SOCIALES