Construcción centroamericana

By Scott Hazelton28 December 2021

Scott Hazelton, director del equipo de construcción global de IHS Markit. Scott Hazelton, director del equipo de construcción global de IHS Markit.

En nuestra edición anterior se destacó un artículo sobre la construcción en América Central. El reportaje en cuestión estuvo dedicado más que nada a proyectos, y es así que hemos querido profundizar con un análisis más en lo económico, realizado por la importante consultora IHS Markit.

Es probable que la recuperación económica de América Central sea lenta, lo que se indica por un desempeño económico generalmente débil incluso antes de la pandemia. A excepción de Nicaragua, todos los países centroamericanos registraron déficits fiscales significativos en 2020 que han continuado en 2021. Esto los deja sin el espacio fiscal para extender y expandir las medidas de alivio y estímulo, mientras que el levantamiento de estas medidas ha frenado la recuperación. Las economías centroamericanas enfrentan un período de recuperación prolongado, y la mayoría de los países no alcanzarán niveles de crecimiento económico pre-pandémicos hasta fines de 2022 o principios de 2023, o incluso 2025, como es el caso de Belice.

Dentro de las oportunidades para la infraestructura en la región está la construcción, reparación y mantenimiento vial. Foto: Jat306 / AdboeStock.

Las economías centroamericanas tienden a estar poco diversificadas, dejándolas dependientes de unos pocos productos básicos de exportación con una fuerte dependencia del desempeño económico de Estados Unidos para impulsar el crecimiento económico interno. Esto vincula su perspectiva con el desempeño económico de Estados Unidos. Sin embargo, los factores no económicos son particularmente importantes para las economías de tamaño modesto de la región. La imprevisibilidad de las políticas y los cambios regulatorios son riesgos importantes, con regímenes cada vez más autoritarios que limitan el atractivo de la región para las empresas.

El fuerte gasto fiscal en infraestructura de atención médica y paquetes de ayuda ha provocado una mayor dependencia de los préstamos multilaterales y de la emisión de bonos los que retrasarán el regreso a la estabilidad fiscal. La mayoría de los indicadores de deuda actuales apuntan a un deterioro de las perspectivas crediticias regionales, excepto en Guatemala, donde los impactos relacionados con el covid-19 han sido más modestos. Los impactos económicos de la pandemia en Centroamérica se han agravado por las tormentas tropicales Eta e Iota de noviembre de 2020, lo que ha provocado la destrucción de la infraestructura y la agricultura en toda la región. Esto aumentó la demanda de gasto público y provocó que los déficits fiscales aumentaran rápidamente. Los actuales indicadores de deuda sugieren un mayor deterioro en las perspectivas crediticias de la región después de la pandemia, en parte debido a la infraestructura de atención médica y los gastos del paquete de ayuda en 2020, pero también debido a la reducción de los ingresos fiscales, que reducen los fondos disponibles para los gastos presupuestarios planificados, lo que obliga a varios gobiernos a obtener préstamos y colocar bonos a tasas elevadas.

Residentes retiran escombros de sus casas destruidas por el paso del huracán Iota, en Puerto Cabezas, Nicaragua. Foto: Reuters. Residentes retiran escombros de sus casas destruidas por el paso del huracán Iota, en Puerto Cabezas, Nicaragua. Foto: Reuters.

La industria del turismo centroamericano se ha visto afectada por la pandemia y los daños causados ​​por las tormentas. La mayoría de las fronteras se cerraron durante el peak de la pandemia entre marzo y junio de 2020 y se reabrieron lentamente a partir de septiembre. La nueva escalada de los números de covid-19 ha producido una lenta recuperación del turismo en 2021. Los cierres de aerolíneas, los recortes de rutas y las cancelaciones se extenderán hasta fines de 2021 o 2022, lo que retrasará la recuperación del sector turístico y lo convertirá en uno de los sectores más lentos en recuperarse. La implementación relativamente rápida de vacunas en los Estados Unidos (que proporciona la mayor cantidad de turistas) es un indicador positivo del potencial de recuperación del sector, pero hasta que las vacunas sean más comunes a nivel internacional, es poco probable que el turismo regional experimente un repunte marcado en las economías centroamericanas.

Infraestructura y vivienda

Incluso antes de la pandemia, las economías centroamericanas en general estaban mal atendidas con infraestructura y vivienda. La urbanización de la región está aumentando rápidamente, en camino de tener el 77% de la población en ciudades para 2030; una tasa similar a la de muchos países europeos. Si bien Panamá ha logrado grandes avances durante la última década, gran parte de la región tiene una gran necesidad de inversión pública que se ve obstaculizada por el débil desempeño económico. Además, si bien la región ha logrado algunos avances en la diversificación de su comercio con los mercados asiáticos en los últimos años, necesita reducir su dependencia de los EE.UU., potencialmente mejorando los acuerdos comerciales intrarregionales como está sucediendo en África. En este sentido Costa Rica ha logrado los mayores avances, emergiendo como el principal receptor de inversión extranjera directa para servicios de apoyo empresarial en América Latina y también desarrollando un sector de fabricación de dispositivos médicos con un creciente potencial de exportación. Por su parte Nicaragua ha desarrollado un centro de fabricación de mazos de cables, aprovechando la fuerte demanda en el sector de alta tecnología y sus bajos costos laborales para impulsar las exportaciones.

El gráfico Perspectiva de inversión centroamericana pone en perspectiva el panorama de las inversiones para las economías regionales. El tamaño de la burbuja es el valor de la inversión real en 2022. Puede resultar sorprendente que Costa Rica tenga un mercado de inversión aproximadamente del tamaño de Panamá. El eje horizontal representa el crecimiento económico esperado en 2022, mientras que el eje vertical representa el crecimiento de la inversión. Si bien se espera que Panamá y Belice tengan un crecimiento económico similar, Panamá verá aproximadamente cuatro veces el crecimiento de Belice dado su clima empresarial más seguro. Honduras ofrecerá una perspectiva de inversión relativamente sólida; sin embargo, El Salvador y Guatemala ofrecerán pocas oportunidades. El potencial de inversión de Nicaragua supera su crecimiento económico, pero sigue siendo una economía fundamentalmente débil.

Las perspectivas de inversión pueden ser un poco engañosas dado el tamaño del ‘agujero’ creado en 2020. No tenemos pronósticos de construcción para todos los países centroamericanos, pero los tenemos para las economías más grandes. El gráfico Perspectivas de la construcción para las principales economías centroamericanas indica las posibilidades de crecimiento frente a la profunda recesión de 2020 y compara las economías centroamericanas con la perspectiva general de América Latina.

El crecimiento de la construcción en Panamá es más débil que las perspectivas de inversión total, ya que se destinarán más gastos a equipos que a estructuras. Aun así, el potencial a más largo plazo es el más fuerte de la región. Se espera que la ejecución de proyectos de construcción residenciales y no residenciales (como edificios residenciales de lujo de gran altura y nuevos hoteles) continúe y contribuya a un sector turístico más dinámico en 2022 y más allá. El gobierno continuará invirtiendo en infraestructura e instalaciones públicas (como el proyecto de la Línea 3 del Metro y el cuarto puente sobre el Canal). Además, a pesar de la protesta contra los proyectos hidroeléctricos, el gobierno continuará con sus iniciativas para reducir la dependencia de Panamá de las fuentes de energía extranjeras, especialmente el petróleo, para poder sostener una fuerte actividad económica. La reducción de los aranceles de importación de materiales de construcción, como el acero, ha ayudado a mantener el impulso del sector y seguirá haciéndolo, al menos a corto plazo. Además, un aumento en la producción de materiales básicos para la industria de la construcción, como cemento y hormigón, estimula el valor agregado de la extracción minera.

El crecimiento de la construcción hondureña tiene un fuerte aumento del efecto base en 2021, pero disminuye aproximadamente a la misma tasa que el crecimiento general de la inversión para 2022. A raíz del covid-19, Honduras experimentará solo una recuperación gradual. El suministro de vacunas sigue siendo muy limitado en el país y probablemente no llegará a la mayoría de la población antes de 2022. Hasta que las vacunas estén ampliamente disponibles, la reactivación económica no recibirá el impulso experimentado en las economías desarrolladas a medida que se aceleran sus programas de inoculación. Por el lado positivo, los esfuerzos de reconstrucción después de las tormentas tropicales Eta e Iota también respaldarán el crecimiento. En mayo, el gobierno presentó un ambicioso Plan Nacional de Reconstrucción y Desarrollo Sostenible que describe 85 proyectos con una inversión combinada proyectada de US$7.900 millones a corto, mediano y largo plazo, que es un factor detrás de la fuerte expectativa de crecimiento de la construcción para 2021.

Al igual que en Panamá, el crecimiento de la construcción en Costa Rica será más lento que la inversión total. Esto también es en función del mayor gasto en equipos, ya que el sector manufacturero está liderando la recuperación económica, respaldado por la sólida demanda estadounidense de dispositivos médicos costarricenses. Costa Rica está en camino de lograr una vacunación generalizada contra el covid-19 para fines de año, lo que permitirá un crecimiento más rápido a fines de 2021 y principios de 2022. Una normalización más completa de la actividad económica nacional en este momento generará un impulso significativo e impulsará la construcción hacia 2022, coincidiendo con mayor actividad en el turismo y otros sectores de servicios como hoteles y restaurantes.

SOBRE IHS

IHS markit logo

Establecida en 1959, IHS es la principal fuente de información, conocimientos y análisis en áreas críticas que dan forma al panorama empresarial actual. Las empresas y los gobiernos de más de 150 países de todo el mundo confían en el contenido integral, el análisis independiente de expertos y los métodos de entrega flexibles de OHS para tomar decisiones de alto impacto y desarrollar estrategias con rapidez y confianza.

Con sede en Englewood, Colorado, EE. UU., IHS está comprometida con el crecimiento sostenible y rentable y emplea a unas 8000 personas en 32 países de todo el mundo.

REVISTA
NEWSLETTER
Entregado directamente a su bandeja de entrada, el REPORTE SEMANAL DE CONSTRUCCIÓN presenta la selección de las últimas noticias, lanzamientos de productos, informes y mucha más información sobre el sector de la infraestructura en América Latina y el mundo.
Reportajes
Conozca algunos de los expositores de M&T Expo 2022
Como parte de la red Bauma, M&T Expo quiere ahora ser la bandera de la recuperación del mercado
Una compleja elevación de intercambio
Uno de los últimos grandes proyectos de la peruana Grúas y Maniobras fue el cambio de un intercambiador de calor en una refinería
Gigantes en acción
Las grúas Shuttlelift se distinguen por ser grúas industriales compactas para el mantenimiento de fábricas y operaciones de manejo de materiales
CONTÁCTESE CON EL EQUIPO
Cristian Peters
Cristián Peters Editor Tel: +56 977987493 E-mail: cristián.peters@khl.com
Wil Holloway Gerente de vendasr Tel: +1 312 9292563 E-mail: wil.holloway@khl.com
CONÉCTESE A NUESTRAS REDES SOCIALES