Cribado de áridos: conozca las diferencias entre cribas fabricadas con acero, caucho y poliuretano

Una criba de tela Lantex do Brasil.jpeg Una criba de tela. (Imagen: Lantex do Brasil)

Elegir la criba perfecta para cribar áridos finos implica un análisis cuidadoso de varios aspectos. Esto incluye conocimientos sobre el tipo de materia prima utilizada en su fabricación, la geometría de las mallas (cuadradas, redondas, autolimpiantes, etc.), la durabilidad del producto, así como las características de los áridos a tamizar.

Con esta información es posible concretar la alternativa que mejor se adapta a las necesidades de cada cantera. Para cualquier situación, Lantex produce pantallas de diferentes materiales, como acero, caucho y poliuretano, todo ello respetando sus normas técnicas específicas (ABNT, SAE, DIN, AISI y ASTM).

La calidad de los productos nace de la filosofía de la empresa, comprometida con utilizar únicamente materias primas debidamente testadas y homologadas, adoptar un estricto control en el proceso productivo y utilizar mano de obra formada y cualificada.

En el caso de las cribas de acero, Lantex utiliza materiales con alto contenido de carbono, como SAE 1080, SAE 1072, SAE 1065, DIN 17223, NR 225 y NR 220, que garantizan propiedades físicas y químicas y aseguran la eficiencia del tamizado. “La empresa aplica un tratamiento a los alambres para controlar las propiedades mecánicas y eso proporciona desempeño superior”, dice Vitor Diniz, gerente de asistencia técnica de Lantex do Brasil.

Algunas características de las cribas de acero se pueden personalizar junto con el cliente, como el tipo de alambre, el acabado de las cribas convencionales y la dirección de las mallas en productos autolimpiantes.

Cribas de goma

Las mallas de caucho también pasan por un minucioso proceso, en los Laboratorios de Elastómeros desarrollado en las instalaciones de fabricación de la empresa, para garantizar las propiedades químicas y físicas ideales del producto. Estos recursos permiten el desarrollo de formulaciones demandadas por el mercado y el seguimiento de la cadena productiva.

“Todos los lotes de caucho son controlados e identificados para su seguimiento en el futuro, en cuanto a datos sobre la materia prima utilizada, el proceso de fabricación y las pruebas que se realizaron”, destaca Diniz.

En cuanto a las mamparas de poliuretano, Lantex utiliza materias primas como MDI y TDI, que pueden ser éster o éter. El material debe tener características químicas y físicas ideales, ya que cuando el producto es utilizado por el cliente, pueden ocurrir inconsistencias en relación a eficiencia y vida útil, si dichas particularidades no se encuentran en niveles adecuados.

Las cribas de poliuretano garantizan características químicas y físicas ideales para un tamizado exitoso, considerando resistencia a la abrasión, dureza, resiliencia, tracción, desgarro, elongación y mayor resistencia a la hidrólisis.

Productos especiales

Lantex cuenta con un Departamento de Ingeniería y Desarrollo que trabaja en diferentes proyectos y productos, en función de las necesidades del cliente. El sector fue el responsable de crear una Criba Harpa III, diseñada a partir de materia prima con propiedades especiales que multiplicó por seis su vida útil (de cinco a 30 días). Otro ejemplo es la criba de caucho tipo T, que mejora la eficiencia del paso del material y reduce la contaminación de finos en el contenido retenido.

Durabilidad

El almacenamiento y manipulación correctos son esenciales para la durabilidad de las mamparas. En el caso de los productos de acero, el contacto con la humedad aumenta el riesgo de oxidación y las dobleces en los alambres son puntos que pueden resultar en zonas de ruptura. Los elastómeros (poliuretano y caucho) deben protegerse de la exposición a los rayos UVA y UVB, que reducen su vida útil.

“Los usuarios también deben cumplir con todos los parámetros indicados por el fabricante, como la velocidad de alimentación, la amplitud del tamiz y la distribución del alimento del tamiz. En determinadas situaciones, el equipo responsable del mantenimiento del producto tendrá que rotar las cribas para mejorar el rendimiento y aumentar la durabilidad del material. Por otro lado, está contraindicado realizar cortes con soplete y soldar el tamiz con las mallas montadas. Esto podría afectar directamente al rendimiento de los productos”, aconseja Vitor Diniz.

NEWSLETTER
Entregado directamente a su bandeja de entrada, el REPORTE SEMANAL DE CONSTRUCCIÓN presenta la selección de las últimas noticias, lanzamientos de productos, informes y mucha más información sobre el sector de la infraestructura en América Latina y el mundo.
CONTÁCTESE CON EL EQUIPO
Cristian Peters
Cristián Peters Editor Tel: +56 977987493 E-mail: cristián.peters@khl.com
Simon Kelly Gerente de ventas Tel: 44 (0) 1892 786223 E-mail: simon.kelly@khl.com
CONÉCTESE A NUESTRAS REDES SOCIALES