Crisis en el rubro de la construcción: crónica de una caída anunciada

referencial construcción (Imagen provista por BBSC)

La industria de la construcción, tradicionalmente considerada como una de las más resilientes, está navegando por aguas turbulentas. Numerosas empresas, incluso algunas de larga y prestigiosa trayectoria, han llegado a su punto de ruptura, viéndose forzadas a declararse en quiebra. Según datos del Ministerio de Obras Públicas (MOP) de Chile más de 70 empresas constructoras cerraron sus puertas en los últimos meses, marcando un hito sombrío para el sector.

Dos factores clave han convergido para crear esta tormenta perfecta en Chile. En primer lugar, el estallido social (2019) generó un ambiente de incertidumbre que afectó significativamente la continuidad y la financiación de muchos proyectos. A esto, se le sumó la embestida de la pandemia del covid-19, cuyas restricciones no sólo alteraron las dinámicas de trabajo, sino que también ralentizaron o detuvieron por completo numerosas obras. Adicionalmente, en un intento por mantener la economía estable frente a condiciones inflacionarias, el Banco Central tomó la decisión de incrementar la tasa de interés. Esta acción, aunque necesaria desde una perspectiva macroeconómica, tuvo repercusiones directas sobre la industria constructora, encareciendo los créditos y afectando la liquidez.

Claudia Valdés Claudia Valdés (Foto: BBSC)

Pero eso no es todo. “Además, hubo un cambio normativo relacionado con el crédito especial a empresas constructoras”, explica Claudia Valdés, gerente general de Best Business Solutions Consulting (BBSC).

Adicionalmente, mientras las tasas de interés para créditos hipotecarios alcanzaron 2,8% en junio de 2022, en el mismo mes de este año llegaban a 4,2%. Variables como ésta impactaron las ventas del rubro inmobiliario y, por ende, a la construcción donde miles de personas han perdido su fuente de trabajo.

“Puede que haya algún grado de desprolijidad de parte de las autoridades, puesto que, por una parte diseñaron un plan de emergencia habitacional para paliar el déficit de viviendas; pero, por otra, no le han tomado el peso a los desincentivos presentes en una industria clave para resolver el déficit de viviendas”, afirma la especialista de BBSC.

Además, el crítico panorama se ha visto agravado por las decisiones relacionadas con el financiamiento de la Pensión Garantizada Universal (PGU). “Por eso, es tan importante contar con una asesoría contable y tributaria integral. Una buena organización financiera puede convertirse en un verdadero salvavidas, particularmente, para las golpeadas empresas del mundo de la construcción”, concluye Claudia Valdés.

CONTÁCTESE CON EL EQUIPO
Cristian Peters
Cristián Peters Editor Tel: +56 977987493 E-mail: cristiá[email protected]
CONÉCTESE A NUESTRAS REDES SOCIALES