Demolición bajo control

By Milena Jiménez05 November 2014

Demolición bajo control

Demolición bajo control

Hospitales, puentes, metros, industrias siderúrgicas, cementeras, petroquímicas y papeleras. Estas son sólo algunas de las áreas donde actúa Furacon, empresa brasileña con 21 años en el mercado y que cuenta con más de 400 equipos de corte, perforación y demolición. Si bien la empresa se ha dedicado fundamentalmente a atender el mercado local, sí ha tenido algunos proyectos transfronterizos en Bolivia y Venezuela.

En este último país, participó en uno de sus proyectos más emblemáticos. Contratada por la constructora Odebrecht en 2007, la empresa asumió el desafío de demoler el tanque “Hornos de Cal”, para la implementación del proyecto Metro Cable en Caracas. La obra fue encargada por el gobierno venezolano.

Uno de los principales desafíos del proyecto, radicaba en la localización geográfica de la estructura. Ésta tenía viviendas a 3,5 metros de distancia, lo que hacía imposible su demolición por un sistema convencional. Ello habría significado, además de afectar la calidad de vida de los vecinos, poner en riesgo la seguridad de la comunidad. Es así como se optó por el sistema de demolición controlada, que permitió evitar riesgos para la población del entorno. El proceso duró 65 días y fue dividido en tres etapas. La primera consistió en retirar la cúpula, en la segunda se extrajeron las paredes laterales, y finalmente, en la última, fue retirada la base del tanque.

En total, para la ejecución del proyecto, se utilizaron siete tipos de equipos, y entre máquinas, accesorios y piezas de reposición, fueron transportados al lugar 3.645 kilos de materiales.

Demolición controlada

El de Venezuela fue sólo uno de los proyectos en que Furacon utilizó el sistema de demolición controlada. Éste método consiste en destruir, total o parcialmente, una estructura rocosa o de concreto, a través de cortes con sierra de disco de diamantes (Sistema Wall Saw) y sierra de hilo de diamante (Sistema Wire Saw), sin que afecte su entorno o cualquier estructura cercana. Son sistemas que no causan vibraciones, ruidos y no levantan polvo, y que, además, pueden ser operados a distancia.

Alberto do Nascimento Libanio Neto, director comercial de la marca, explica que las ventajas del sistema, versus el de demolición convencional, son su seguridad y limpieza, la velocidad superior de ejecución de los trabajos y la utilización de equipos de última generación, más portables y con gran versatilidad. “Los segmentos que más utilizan los servicios de demolición controlada son hospitales, agencias bancarias o en general aquellos que no pueden detener su operación; es en ese momento que actúa la demolición controlada, ya que sus equipos no producen vibraciones ni ruidos, y es la metodología más segura que existe actualmente en el mercado”, asegura.

La demolición controlada tiene una serie de ventajas sobre a la demolición tradicional, que, según la marca, deben ser consideradas al momento de optar por esa tecnología.

Sin embargo, a pesar de las ventajas del sistema, el mercado latinoamericano en general, y el brasileño en particular, se muestra reticente a su utilización. Y es ahí donde radica, según la empresa, la principal dificultad que tienen que enfrentar. “El mercado de la demolición controlada, donde Furacon es una de las líderes del ramo, aún es muy desconocido, ya que prevalece la cultura de la demolición tradicional, con enormes y ruidosos martillos, acoplados en máquinas pesadas y con poca movilidad, que realizarían un trabajo más rápido y barato en la visión de muchos empresarios”, explica el director.

El mismo ejecutivo afirma que a pesar de tener un valor aparentemente superior, la demolición controlada, por lo general, es una mejor alternativa. “No es una verdad absoluta (la de los costos superiores). La demolición controlada genera no sólo un trabajo más limpio, sino que más rápido, y a partir de esa rapidez viene la economía, consolidando un costo-beneficio mucho más atractivo para el cliente”.

Además de los costos, existen otros factores que explican la resistencia del mercado. Desconocimiento de sus ventajas, falta de conocimiento sobre el tema por parte de las personas responsables de la contratación, elevada carga tributaria de los equipos importados y mano de obra, y falta de inversión de los organismos públicos en grandes obras, son hechos determinantes para que esto ocurra.

Tecnología

El uso de nuevas tecnologías y equipos es fundamental para ser uno de los líderes en un segmento competitivo como el de la demolición. Para lograrlo, una práctica habitual de la empresa es visitar constantemente ferias de todo el mundo dirigidas a la construcción civil, donde, habitualmente, encuentran lo último en tecnología.

El director de la marca resalta que “hoy en día Furacon es una de las empresas más completas en lo relacionado a la tecnología. Con equipos de última generación y entrenamientos constantes, pudimos generar soluciones a la medida de nuestros clientes para atender a sus necesidades”. Para esas tareas, la marca cuenta entre su flota de equipos, con el robot Husqvarna, modelo DXR 310, uno de los más avanzados en el mercado de la demolición. El equipo, además de ser adecuado para ambientes exteriores e interiores, puede hacer pequeños trabajos de excavación. Además, es capaz de demoler la gran mayoría de los materiales existentes, inclusive aquellos más duros como en concreto o el ladrillo.

Futuro

La empresa, que en la actualidad trabaja solamente en obras locales, tiene en ejecución alrededor de 12 proyectos, los que incluyen la recuperación y ampliación del Puerto de MULT Terminales en Rio de Janeiro, y obras en diversas líneas del metro de la ciudad de Sao Paulo.

Furacon, tiene como objetivo inmediato inaugurar, este mismo año, su nueva sede, que además de propia, será tres veces superior a las instalaciones actuales de la marca.

Según explica el ejecutivo, el mercado de la demolición no es diferente a cualquier otro del rubro de la construcción. El escenario cambiante va presentando nuevos desafíos que las compañías deben superar. En este sentido, al hablar de mediano y largo plazo, Libanio asegura que “para los próximos años pretendemos seguir buscando la excelencia en el servicio a nuestros clientes a través del continuo entrenamiento de nuestros funcionarios, aumentar nuestra flota de vehículos, adquirir las nuevas tecnologías de demolición controlada que sean lanzadas al mercado, y mantener la marca “Furacon” de atención al cliente”.

REVISTA
NEWSLETTER
Entregado directamente a su bandeja de entrada, el REPORTE SEMANAL DE CONSTRUCCIÓN presenta la selección de las últimas noticias, lanzamientos de productos, informes y mucha más información sobre el sector de la infraestructura en América Latina y el mundo.
Reportajes
Conozca algunos de los expositores de M&T Expo 2022
Como parte de la red Bauma, M&T Expo quiere ahora ser la bandera de la recuperación del mercado
Una compleja elevación de intercambio
Uno de los últimos grandes proyectos de la peruana Grúas y Maniobras fue el cambio de un intercambiador de calor en una refinería
Gigantes en acción
Las grúas Shuttlelift se distinguen por ser grúas industriales compactas para el mantenimiento de fábricas y operaciones de manejo de materiales
CONTÁCTESE CON EL EQUIPO
Cristian Peters
Cristián Peters Editor Tel: +56 977987493 E-mail: cristián.peters@khl.com
Wil Holloway Gerente de vendasr Tel: +1 312 9292563 E-mail: wil.holloway@khl.com
CONÉCTESE A NUESTRAS REDES SOCIALES