Día de la Mujer: cómo impulsan el sector de la construcción

Las profesionales dedican más tiempo a cualificarse y formarse y ganan espacio con competencia y talento en un sector que antes se consideraba masculino.

Es fundamental adoptar procesos de selección centrados en el potencial, la capacitación profesional y el valor que pueden aportar a la empresa. Foto: Adobe Stock de Luiz Fernando

IBGE constató: hubo una expansión del 120% de la presencia femenina en el segmento de la construcción entre 2007 y 2018. O sea, el espacio para las mujeres en la industria de la construcción no para de crecer.

Detrás de este movimiento, mujeres fuertes y una base moral especialmente beneficiosa y sostenida para el bien común.

Ojo crítico y atento

El Sebrae, que capacita y destaca la presencia femenina en el sector, dijo que este crecimiento es resultado de la expansión de la construcción civil en Brasil en los últimos años. En 2021, el PIB del segmento creció 8%, según el Sindicato de la Industria de la Construcción Civil del Estado de São Paulo (Sinduscon-SP) y la Fundación Getúlio Vargas (FGV). Con eso, creció la necesidad de profesionales y surgieron nuevas oportunidades para el público femenino, que aprovechó la oportunidad para estar cada vez más presente en las obras.

Sin ánimo de desmerecerlas, no es exagerado afirmar que las mujeres traen consigo al mundo una virtud específica, un don divino que las convierte en expertas en inculcar cualidades como la fe, el coraje, la empatía y el refinamiento en las relaciones y las culturas. Todo esto, llevado al mundo de los negocios, por supuesto, se traduce en actividades más analíticas y toma de decisiones estratégicas que, sumadas a la mirada femenina, producen motivación, proactividad y éxito.

Tamiris Pereira da Silva, supervisora de talleres en GHT Services

Tamiris Pereira da Silva se graduó en Ingeniería Mecánica en la Universidade São Judas, posgraduada en Motores de Combustión en el Senai, Tamiris Pereira da Silva asumió el cargo de supervisora de taller en GHT Serviços en abril de 2022 y en octubre del mismo año se convirtió en presidenta de CIPA. Bajo su dirección trabajan 11 empleados, 6 de ellos mecánicos, en un área de 3.100 m², donde se remanufacturan motores, componentes del tren de potencia y suspensiones hidráulicas Caterpillar. Tamiris Pereira da Silva asumió el cargo de supervisora de taller de GHT Serviços en abril de 2022.

El equipo supervisado por ella, junto con el técnico especialista, se encarga de realizar las pruebas de motor (en el dinamómetro) y de transmisión (equipo de pruebas hidráulicas) necesarias para simular el funcionamiento en campo de los componentes, corrigiendo y ajustando cualquier problema de montaje, material y/o rendimiento.

“Hubo momentos en que ni siquiera mi familia y amigos creían en mi carrera en áreas técnicas, debido a la dificultad de entrar en el mercado. Lamentablemente, cuando terminé el curso de Mecánica de Mecanizado en Senai, en 2005, como la mejor alumna de ese año, no me llamaron para entrevistas de trabajo por ser mujer”, lamenta, ya que todos los alumnos varones que ya habían ganado el premio salieron empleados”, dice, victoriosa.

Pero incluso con avances innegables, las mujeres tienen que enfrentarse a retos y desconfianzas y hacer valer su capacidad y competencia para asumir una posición de liderazgo y mostrar grandes resultados año tras año.

Otra que ganó visibilidad en el segmento fue Raquel Hoffmann Reck, Ingeniera Civil, M.Sc. y estudiante de doctorado en PPGCI y NORIE/UFRGS con un periodo como investigadora visitante en la Universidad de Texas en Austin, TX, USA. 14 años de experiencia en gestión de la producción, con especial atención a la simulación por ordenador, la modelización BIM, el diseño de sistemas de producción, la planificación y el control de la producción y la construcción ajustada.

Dice que hizo falta mucha sabiduría para alinear las barreras y los incentivos que nunca la hicieron desistir: “La mayor dificultad se debió principalmente a la falta de modelos femeninos que demostraran cómo podía ser mi carrera como ingeniera. Entré en la facultad en 2005 y puedo señalar pocas profesoras en la UFRGS. Hoy en día, este número es expresivamente mayor, y muchas de estas mujeres son una inspiración para mí, haciendo investigación puntera sin perder el lado humano que el perfil femenino aporta a cualquier entorno de trabajo. También recuerdo la época en que no había baños femeninos en las obras. Pero poco a poco esta situación fue cambiando y hoy es habitual contar con mujeres aprendices, ingenieras y obreras. “, celebra.

Cuando miramos las obras, aunque sea brevemente, notamos esta presencia. Fuerte. Firme. Tensa.

Avances y mentalidad

Están diversificadas: son ingenieras y arquitectas, pero también albañiles, ayudantes de albañil, carpinteras, técnicas de construcción y seguridad, entre otras funciones en las que, confiando en sus capacidades y potencial, marcan la diferencia en las obras de todo el mundo.

Paula Jansen es Directora Ejecutiva del Grupo ADN.

Licenciada en arquitectura y trabajando en el sector desde 2011, Paula Jansen es la Directora Ejecutiva del Grupo ADN. Además de dirigir el comité de sostenibilidad de la empresa, es responsable de la creación del comité de innovación.

En su último año de universidad, Paula tuvo la oportunidad de unirse a los profesionales que estaban creando ADN Construtora. De aprendiz a directora, la ejecutiva pasó por todos los sectores de la empresa, creando muchos de ellos y ayudando a estructurar los demás. Además de desarrollarse técnicamente en diversas áreas, Paula se encontró con la gestión de personas.

Para ella, mujeres y hombres tienen habilidades diferentes y esto está mucho más relacionado con la personalidad de las personas y su contexto de crianza. A las mujeres se las carga mucho para que tengan responsabilidades y se comporten de forma más controlada desde pequeñas.

“Creo que hay oportunidades interesantes y que el sector está madurando y abriéndose a la participación de las mujeres en distintos ámbitos. Pero sigo viendo muchas barreras en determinados segmentos y, sobre todo, a partir de cierto nivel de liderazgo. Creo que las mujeres siguen siendo vistas como una mano de obra que puede ser más cara o más inestable para las empresas y por eso acaban siendo excluidas de las oportunidades”, afirmó.

Compromiso y aprecio

Aunque hay peculiaridades, la idea de que la construcción civil y la obra son una zona de fuerza bruta cae por tierra, y surge la gratificación de ser el motor de este concepto. De hacer valer la fuerza de las mujeres, sin superficialidad, pero con respeto y relevancia.

Amanda Machado, Directora de Nuevos Negocios, Minería y Licitaciones de XCMG.

Amanda Machado, Directora de Nuevos Negocios, Minería y Licitaciones de XCMG, dice que es necesario mejorar la mentalidad de los empresarios del sector sobre la capacidad, la formación y las ventajas de aumentar el número de mujeres en las obras.

“Las oportunidades para las mujeres en el mercado de maquinaria son pocas, pero cuando hay mujeres que se atreven y se enfrentan, lógicamente asociadas a un empleador que también se atreve a intentar la inserción de las mujeres en el segmento, se da cuenta del resultado y con eso las oportunidades aumentan ¡tiempo al tiempo!

Añade que las mujeres tienen un punto más fuerte que es la capacidad de adaptarse a los momentos, las circunstancias, la flexibilidad e incluso el ojo crítico y la percepción de los casos. Y que no pocas barreras y prejuicios fueron superados. “¡Aún hoy llego a sitios y siempre hay un comentario sobre nosotras, las mujeres, en la gestión y con máquinas! Incluso bromeo: ¡mi lado masculino está en lo profesional porque de hecho marca la diferencia!

Y aunque les queda mucho camino por recorrer, las mujeres han entrado en este campo para quedarse. Y para transformar.

Débora Coting Braga Rosa, Ingeniera de Odebrecht Engenharia e Construção, graduada en 2011 por el Instituto Mauá de Tecnología, en São Caetano do Sul - SP, y Máster en Ingeniería Estructural en 2015 por la Escuela Politécnica de la USP. Profesor en el Curso de Ingeniería Civil en Mauá en la disciplina de Estructuras Metálicas desde 2016. Trabaja hace 12 años en el área de Métodos Constructivos como ingeniería de apoyo en Construcción en diversos segmentos del área Industrial, Infraestructura, Petróleo y Gas.

Débora Coting Braga Rosa Grado, ingeniera de Odebrecht y Profesora Adjunta del Instituto Mauá de Tecnología.

A lo largo de su carrera, ha visto muchos paradigmas derrumbarse y no ha sido fácil presenciar esta evolución. “Es necesario que cada vez más empresas reconozcan esta situación y busquen formas de apoyar a las mujeres. En un entorno predominantemente masculino ya hemos avanzado mucho, pero sin duda siempre hay margen de mejora”, valora.

Para Débora, en general las mujeres son más detallistas, organizadas y autocríticas. Y este factor suele acabar siendo una barrera para que se lancen a nuevos retos. Para que una mujer se presente a un puesto de trabajo piensa que tiene que cumplir (muy bien) todos los requisitos. Los hombres, en cambio, son más valientes, o atrevidos, y piensan que son aptos para el puesto aunque cumplan la mitad de los requisitos. Suelen ser menos reactivos, tienen espíritu de servicio, es decir, son serviciales y comprometidos, y se preocupan por el bienestar del equipo y de los colaboradores. Esto hace que el ambiente de trabajo sea más armonioso y productivo”, concluye.

“Nunca son más fuertes las mujeres que cuando se arman de sus debilidades”. George Sand

NEWSLETTER
Entregado directamente a su bandeja de entrada, el REPORTE SEMANAL DE CONSTRUCCIÓN presenta la selección de las últimas noticias, lanzamientos de productos, informes y mucha más información sobre el sector de la infraestructura en América Latina y el mundo.
CONTÁCTESE CON EL EQUIPO
Cristian Peters
Cristián Peters Editor Tel: +56 977987493 E-mail: cristián.peters@khl.com
Simon Kelly Gerente de ventas Tel: 44 (0) 1892 786223 E-mail: simon.kelly@khl.com
CONÉCTESE A NUESTRAS REDES SOCIALES