Fundaciones: Hasta el fondo

By José Salinas16 February 2017

Si bien son ya comunes las noticias de evoluciones tecnológicas y de metodología constructiva en los demás sectores de la construcción e infraestructura, el segmento de fundaciones sigue su evolución algo apartado, dadas sus muchas especificaciones y distinciones. Pero eso no quiere decir que no esté en constante perfeccionamiento. Quienes ponen bajo las obras sus bases de sustentación reciben cada año un gran menú de novedades.

Barras Kelly

Entre los muchos métodos para realizar fundaciones, la famosa barra Kelly es por lejos lo más utilizado. Quienes hacen este tipo de servicio en Latinoamérica encuentran un proveedor local, una industria originaria de Brasil que de a poco viene conquistando su espacio a escala mundial. Se trata de CZM, que tiene una completa línea de equipos de barra Kelly (que pueden también recibir hélices continuas del tipo CFA).

Su línea de perforadoras EK ofrece desde los más compactos hasta los más grandes modelos de barra Kelly. En total son ocho modelos; las más recientes añadidas son la EK50 y EK65, que son equipos de menor magnitud para obras pequeñas y/o sin presencia de rocas (la última tiene más aplicabilidad en términos de barra Kelly, mientras que la EK50 se presenta como la mejor relación de costo por beneficio de la empresa).

La EK50 tiene un torque de 5.000 kgfm (cerca de 40kNm), profundidad máxima de perforación de 25 metros y diámetro máximo de 1.500 milímetros. Por su parte, la EK 65 tiene un torque de 8.000 kgfm (cerca de 78,4 kNm), profundidad de perforación de 28 metros y diámetro máximo de 1.600 milímetros.

Como ambos equipos son lanzamientos, todavía son poco conocidos en el mercado. Pero la empresa argentina PerfoCar, especialista en fundaciones, que es antiguo cliente de CZM, recibió recientemente el primer equipo EK 65 (véase foto). Los clientes latinoamericanos de CZM pueden aprovechar una línea de crédito facilitado que ofrece el BNDES, banco estatal de fomento de Brasil.

El banco da plazo de financiamiento de hasta 5 años, con pago semestral para la cuota principal y los intereses. La tasa de interés es la Libor con una pequeña remuneración al BNDES, que puede variar entre un 0,4% al 1,35%, dependiendo del banco del comprador en su país. Finalmente, el financiamiento cubre los gastos de exportación.

Es así que va creciendo la población de máquinas de la línea EK en América Latina. Además de los lanzamientos, la línea está compuesta por la EK60, EK70, EK90, EK125, EK200, EK250 y EK300. Todas son máquinas de barra Kelly, pero como sus torques, profundidades y diámetros máximos varían mucho, algunos pueden recibir kits de aplicación que las hacen más versátiles, tales como CFA, Soilmixing, micro pilotes, martillos hidráulicos y otros.

Con fabricación en Brasil, Estados Unidos e Italia, CZM hace años realizó una asociación comercial que le dio a sus productos una dimensión internacional. Sus equipos de perforación son montados sobre chasis de excavadoras Caterpillar y John Deere. Todo se hizo bajo asociaciones comerciales con estos conocidos fabricantes, compartiendo ingenierías y tecnologías. Así, una empresa que adquiera un equipo CZM tendrá la facilidad de un repuesto y asistencia técnica de marcas que tienen presencia mundial.

Lanzamientos

La tradicional marca alemana Bauer está entre los proveedores de equipos de fundación que provee el paquete completo, o sea, tanto las barras de perforación como los equipos portantes. Su portafolio es enorme, pero recientemente en Bauma China la empresa presentó nuevos productos de su Value Line BG (introducida en 2011), los que pueden estar más adaptados a la realidad de mercados emergentes.

Se trata de dos perforadoras desarrolladas con la eficiencia operacional en mente: la BG 30 y la BG 26, ambas hechas para perforación con barra Kelly. Los equipos son bastante parecidos, pero tienen aplicaciones algo distintas. Sus diámetros máximos de perforación son iguales, llegando a un máximo de 2.500 milímetros. Pero la profundidad máxima alcanzada por la BG 26 es 77 metros, mientras que la BG 30 alcanza los 87 metros de profundidad.

Los torques máximos de cada una también son distintos. La BG 30 se revela más potente, con su máximo torque de 300 kNm, mientras que la BG 26 alcanza el máximo de 264 kNm. Claramente son equipos dirigidos a clientes que pueden trabajar en un rango de aplicaciones, como edificaciones civiles de mucha altura, construcción industrial y obras subacuáticas, por ejemplo.

Otro importante fabricante europeo es la italiana Soilmec, quien también trabaja ofreciendo paquetes cerrados de equipos. Entre sus recientes presentaciones al mercado está una adición a su línea de micropiloteadoras. Se trata de la SM-22, equipo que reemplaza modelos considerados clásicos en el portafolio de la empresa, la PSM-1350 y la SM-20.

Se trata de un equipo multipropósito en la perforación, por sus diferentes posibilidades de configuración. Soilmec afirma que la SM-22 puede trabajar en operaciones de jet grouting, consolidación, micropilotes e incluso drenajes. Con torque de 120 kN y profundidad máxima de 24 metros, el equipo actúa con velocidad de 124 rpm y tiene diámetro máximo de 415 milímetros.

Por su parte, la nueva SM-4 es también multipropósito pero especifica en lo que son los espacios confinados. Se trata del más compacto equipo de todo el portafolio de Soilmec. Su desarrollo es extraordinariamente distinto, ya que trae el conjunto de fuerza externo y autónomo, y con opciones de motor a diésel y eléctrico (diésel marca Deutz con 115 kW y eléctrico marca ABB con 110 kW).

La SM-4 es un equipo de operaciones compactas y precisas, pudiendo trabajar bien incluso dentro de edificios, con diámetro máximo de 600 milímetros si trabaja con hélice continua. Pero también puede recibir rompedores o clamps, que trabajan suspendidos por un cable. Otro punto especial de la SM-4 es su capacidad de inclinarse para ambos lados en hasta 45 grados.

Información

Pero de nada servirían las tecnologías de perforación si no fuera posible evaluar la calidad del hueco excavado por la maquinaria pesada.

Es así que la empresa estadounidense Pile Dynamics, que ofrece sistemas digitales que complementan la operación de fundaciones con informaciones técnicas, creó el sistema SQUID (Shaft Quantitative Inspection Device). Se trata de un dispositivo que se acopla a la barra de la perforadora, y cuando encuentra el fondo del hueco, hace mediciones de tolerancia de carga y penetración.

Básicamente el SQUID pone penetrómetros adentro del fondo del hoyo que son capaces de hacer las mediciones e informar por sistema inalámbrico a los responsables de la operación. Entonces, el ingeniero puede evaluar si la resistencia de los laterales del hoyo está adecuada, y también la capacidad del fondo del hoyo en resistir a la presión. Si se va concretar un pilote ahí, por ejemplo, se sabrá un importante dato para, por ejemplo, definir la mezcla de hormigón más apropiada para esta fundación.

Bajo la tierra o el mar, la base para sólidas estructuras encuentra en el mercado contemporáneo un apoyo muy seguro.

REVISTA
NEWSLETTER
Entregado directamente a su bandeja de entrada, el REPORTE SEMANAL DE CONSTRUCCIÓN presenta la selección de las últimas noticias, lanzamientos de productos, informes y mucha más información sobre el sector de la infraestructura en América Latina y el mundo.
Reportajes
Las 50 principales constructoras de América Latina - versión 2022
Un crecimiento sustancial que no se había visto anteriormente anotaron las principales constructoras de América Latina
Las 200 principales constructoras del mundo - versión 2022
La lista exclusiva de International Construction de los 200 principales contratistas del mundo por ventas revela que el sector parece haber dejado atrás el impacto de la pandemia
CONTÁCTESE CON EL EQUIPO
Cristian Peters
Cristián Peters Editor Tel: +56 977987493 E-mail: cristián.peters@khl.com
Wil Holloway Gerente de vendasr Tel: +1 312 9292563 E-mail: wil.holloway@khl.com
CONÉCTESE A NUESTRAS REDES SOCIALES