Guatemala afina su Corredor Interoceánico

By Cristián Peters.07 February 2014

CLA14/1FeatureGuatemala

CLA14/1FeatureGuatemala

Desarrollar una infraestructura de transporte que apunte al crecimiento del comercio mundial y que satisfaga la tendencia de buques de cada vez mayor tamaño, son algunos de los objetivos que tiene el mega proyecto del Corredor Interoceánico de Guatemala, iniciativa que demandará inversiones por unos US$8.000 millones y que comenzaría su construcción a mediados de este año.

El proyecto es ambicioso y viene a competir directamente con alternativas como el Canal de Panamá y la ruta terrestre que une ambas costas de Estados Unidos. Cabe recordar que un 66% del comercio de los EE.UU. y el 26% del comercio mundial tiene lugar en la costa Este, por lo que las perspectivas de mercado son sumamente amplias.

Es tal la importancia de la iniciativa, que a mediados del año pasado, el gobierno de Guatemala hizo pública la Declaración del Acuerdo Gubernativo 270-2013, el cual declara al Corredor Interoceánico de utilidad pública e interés nacional, y más concretamente, su gestión, promoción, construcción y operación. En particular, su Artículo Tercero expresa la protección del Estado mediante la emisión de leyes, reglamentos y otras disposiciones que garanticen la certeza jurídica del Proyecto.

Dentro de los principales componentes del Corredor Interoceánico están la construcción de dos nuevos puertos (uno en cada costa) que permitirán el atraque de buques de hasta 22.000 Teus de capacidad (naves cuya construcción ya ha sido anunciada por el artillero STX Offshore & Shipbuilding). Aledaño a cada uno de los puertos se ubicarán plataformas de desarrollo económico de alrededor de 40 caballerías (equivalente a unas 1.736 hectáreas) para el desarrollo de parques industriales, agroindustriales, logísticos y tecnológicos, los que actuarán en régimen de zona franca.

También se contará con una conexión ferroviaria de doble vía de 372 kilómetros, que unirá la costa Atlántica con la del Pacífico. Este Corredor permitirá el paso de contenedores, automóviles, graneles sólidos y líquidos, aunque también se considerará el paso de trenes de pasajeros, con estaciones a lo largo del mismo.

Otro componente esencial es el llamado Corredor de la Energía, el que contará con cuatro sistemas independientes de bombeo de crudo, derivados del petróleo y gas.

Finalmente, se destinarán zonas de multi-actividad, con reservas de paso de red eléctrica, agua y fibra óptica.

Proyecto

Guillermo Catalán, presidente de Odepal, (Oficina de Enlace y Negocios para América Latina), gestora del proyecto, comenta que el costo total del Corredor se estima en unos US$8.000 millones. “Cuando contratemos los proyectos ejecutivos sabremos con precisión el monto total de las inversiones”, advierte. Ferrocarriles y puertos demandarán alrededor de US$3.500 millones. Igual cifra se espera invertir en el oleoducto que conectará ambas costas, y los US$1.000 millones restantes serán inversiones en superestructuras.

De acuerdo con el ejecutivo, la construcción del corredor dinamizará la economía del país, ya que generará más de 30.000 empleos directos. Esto sin contar con el enorme cluster que se desarrollará a lo largo de su recorrido por el país.

Hacia el océano Pacífico se ubicará el puerto de San Luis, y en el Atlántico el puerto de San Jorge. Cada uno de ellos tendrá una capacidad total de 7,6 millones de Teus al año y contará con un dragado de 17,5 metros, lo que permitiría recibir buques Super Post Panamax. “Los puertos están dimensionados para recibir buques Triple E class de Maersk y los futuros buques de 22.000 Teus”, detalla Catalán.

Entre los equipos que se espera instalar en cada puerto están 15 grúas STS (ship to shore) de 64 Teus por hora de capacidad, además de 45 grúas RTG (Rubber Tyred Gantry), y tres reach staker.

Por su parte, el sistema ferroviario contará con dos locomotoras, una en la cabeza y otra en cola, las que podrán desplazarse a una velocidad máxima de hasta a 120 km/h, aunque se calcula que su velocidad promedio será de 60 a 70 km/h. Se estima que el tiempo de carga del tren (cargando alrededor de 100 Teus) puede ser de unos 35 minutos y el recorrido de puerto a puerto serían seis horas.

Considerando el tiempo de descarga de 15.000 Teus en el Pacífico, que tomaría unas 32,88 horas, el transporte hacia la otra costa, que abarcaría unas 69,21 horas y la carga en el Atlántico, la travesía tomaría en total 5,62 días.

Básicamente, como ya se ha visto, el Corredor se convierte en una alternativa complementaria tanto al Canal de Panamá (que aun con su ampliación sólo podrá recibir buques de hasta 12.000 Teus) como al puente terrestre de Estados Unidos.

El mercado potencial está creciendo enormemente y según Catalán este año podría alcanzar los 6,8 millones de Teus. En diez años crecería un 60,2%, llegando a los 10,9 millones en 2024; luego pasaría a los 15,5 millones en 2034 y, finalmente, en el 2044, hasta los 20 millones de Teus.

Construcción

Catalán está actualmente muy activo en la búsqueda de empresas que deseen invertir en este proyecto. Según explica, el modelo de negocios del Corredor está estructurado bajo contratos BOT (Build, Operate and Transfer) en donde, el consorcio ganador, arrienda por un tiempo específico un área de la zona franca en donde en el ámbito privado se les proporciona la libertad de uso de las operaciones acordadas.

Los contratos BOTs tendrán un plazo de 50 años, los que son prorrogables con la intención de dar lugar a una amortización plena de las inversiones
realizadas por los concesionarios sin castigar los ingresos por operación.

Los constructores llevaran a cabo las inversiones específicas de cada contrato BOT, siendo éstos oleoductos, gaseoductos, líneas férreas, telecomunicaciones, dos puertos y una autopista.

Desafío social

Uno de los principales desafíos que supone el Corredor Interoceánico tiene que ver con el aspecto social. Según Catalán, el proyecto involucra a 58 municipios (agrupados en diez mancomunidades), por lo que en su desarrollo ha sido primordial incorporarlas a todas. De hecho, las mancomunidades son socias del Corredor Interoceánico a través del llamado Corredor Tecnológico, el que cuenta con un 12% de la propiedad el proyecto.

Al hacer socias a las mancomunidades, éstas recibirán un ingreso constante derivado de las utilidades del Corredor, el que será invertido en el desarrollo de infraestructura, salud, educación, seguridad alimentaria y producción agrícola, entre otras necesidades.

Asimismo, “las más de 3.530 familias propietarias de las tierras por las que pasará el Corredor Interoceánico de Guatemala, podrán gozar de una inyección a su economía, no solo por el precio que recibirán por sus tierras, sino además formarán parte de una sociedad anónima que será propietaria del 5% de las acciones del Corredor Interoceánico”, explica. Efectivamente, los propietarios recibirán 75% del valor de sus tierras en efectivo (el proceso de compra de tierras demandará desembolsos totales por unos US$500 millones), mientras que el 25% restante será a través de acciones en el proyecto.

REVISTA
NEWSLETTER
Entregado directamente a su bandeja de entrada, el REPORTE SEMANAL DE CONSTRUCCIÓN presenta la selección de las últimas noticias, lanzamientos de productos, informes y mucha más información sobre el sector de la infraestructura en América Latina y el mundo.
Reportajes
CZM: Ventaja competitiva
La empresa presenta al mercado una evolución constante en productos, procesos y servicios.
Genie: Lanzamientos y oportunidades
Genie realizó un evento en Chile para reunir y alinear estrategias con sus distribuidores sudamericanos
Volvo: Mucho más allá de la demanda...
Avanzando hacia una filosofía cada vez más atenta a las necesidades mundiales, Volvo ha presentado su línea de camiones Euro 6, con avances que los diferencian en innovación, rendimiento y rentabilidad.
CONTÁCTESE CON EL EQUIPO
Cristian Peters
Cristián Peters Editor Tel: +56 977987493 E-mail: cristián.peters@khl.com
Matt Burk Gerente de vendasr Tel: +1 312 496 3314 E-mail: matt.burk@khl.com
CONÉCTESE A NUESTRAS REDES SOCIALES