La historia sin fin de Caterpillar

By Mike Osenga08 February 2021

James (Jim) Umpleby III es el CEO de Caterpillar desde enero de 2017, y 23 meses después fue nombrado presidente del Consejo de Administración de la compañía. Graduado en Ingeniería Mecánica, el ejecutivo comenzó su vida profesional en Caterpillar en 1980, en la división que hoy en día es una subsidiaria conocida como Solar Turbines.

Su gestión obtuvo en 2019 un espectacular ingreso de US$54.000 millones, luego de la implementación de una nueva estrategia corporativa que concentró mucha atención en los servicios post venta, análisis de datos, autonomía y conectividad. En 2020, en tanto, vino el covid-19 con todos sus impactos. Para sorpresa de algunos, pero seguramente no de todos, la Caterpillar que sale de la pandemia no solo se mantuvo, sino que además incrementó sus capacidades.

Covid-19

La rutina diaria del CEO de Cat está inmersa en reuniones digitales. “Paso la mayoría de mi tiempo mirando una pantalla sosteniendo conversaciones”, dijo Umpleby, revelando que la gestión global de un negocio tan complejo durante la pandemia implica responder preguntas y orientar los líderes locales a cada rato. “Pero en todo esto hay mejoras de productividad que, francamente, creo que debieran quedar”.

La situación de trabajo remoto se volvió una realidad para casi todo el mundo profesional durante el año pasado. Si para la administración esto podría haber sido un desafío, la cuestión fue más difícil para corporaciones industriales que tienen sitios de producción que de hecho no pudieron parar.

“Si me hubieras preguntado tres años atrás si seríamos capaces de realizar el trabajo remoto, yo probablemente habría dicho que no. Pero en realidad no perdimos el ritmo. Utilizamos intensamente Microsoft Teams. Obviamente, no fue fácil. Empleados de las unidades de producción y distribución siguieron trabajando en sus locales durante la pandemia, con máscaras, aseo frecuente y desinfección, distanciamiento y turnos alternados. En lo financiero, entramos en la pandemia con un balance fuerte, y aseguramos fuentes adicionales de liquidez. Lo más importante es que hemos sido capaces de seguir invirtiendo durante el año. Yo no podría estar más orgulloso de nuestros empleados”, dice Umpleby.

Un punto importante para Caterpillar fue que sus negocios estuvieron entre los considerados esenciales en muchas partes del mundo. “Las unidades de Caterpillar son consideradas negocios esenciales en todo el mundo. Lo que es casi obvio. Sin mantener los servicios, sin combustible o motores para camiones que entregan remedios y comida, sin máquinas que mantengan los alcantarillados, el mundo tiene grandes problemas”, sostiene.

Digitalización

El trabajo administrativo y las oficinas corporativas se han digitalizado mucho durante la pandemia, pero para las empresas fabricantes de equipos pesados esa tendencia venía desde hace un tiempo, dado que ya no puede haber oferta de productos para construcción y minería sin tecnologías digitales.

“Hemos invertido mucho en capacidades digitales y continuaremos haciéndolo. Teníamos el reto de llegar a un millón de activos conectados, y lo conseguimos en 2019. Cuando nos embarcamos en nuestra estrategia en 2017, los servicios eran uno de los tres elementos principales. Para nosotros, servicios son todo lo que hacemos para que el cliente tenga éxito después de adquirir un primer equipo. Hay mucho dentro de ello. Estamos siempre invirtiendo en nuevas formas de mejorar la conectividad, sea con el objetivo de evitar paradas no planeadas, maximizar la disponibilidad, maximizar la utilización y todo lo demás. Es un camino sin fin, y seguiremos encontrando nuevas maneras de hacer más exitosos a nuestros clientes”, afirma Umpleby.

Dentro del panorama más general de la introducción de la tecnología en los equipos producidos, una tendencia ha ganado más terreno en la actividad reciente de Caterpillar son los vehículos autónomos, que en la minería han tenido un importante y exitoso campo de pruebas.

“Estamos felices con lo que logramos en camiones autónomos para minería. Creo que la industria ha alcanzado un punto sin retorno en la autonomía. Muchos clientes de minería ahora quieren flotas de camiones autónomos. Tenemos clientes que reportaron públicamente incrementos de productividad de hasta un 30%. Hoy en día, tenemos cerca de 340 vehículos autónomos de minería rodando en el mundo. Queremos llegar a 400 al fin del año”, dice el ejecutivo.

De acuerdo con el ejecutivo, hay oportunidades para la autonomía y control remoto en la construcción, pero siempre considerando que la propuesta de valor para un gran camión minero no es la misma que para una máquina menor. “Una variedad de tecnologías – autonomía, semi autonomía, control remoto – encontrarán sus maneras de llegar a nuevos productos para construcción. Pero en algunos casos, quizás no. Será diferente de acuerdo con el equipo y con el cliente. Somos flexibles ahí, pero algunos principios se aplican. Se trata aumentar la seguridad en el sitio de trabajo, hacer los clientes más exitosos y reducir los costos operacionales y de propiedad”.

Innovaciones no digitales

Sin embargo, un punto generalmente poco comentado en estos tiempos de rápida digitalización de la industria de equipos, es la innovación, que sigue teniendo espacio en los elementos no digitales. De hecho, problemas clásicos en la mecánica e hidráulica de los equipos más usados en todo sitio de trabajo siguen sucediendo. ¿Habría que considerar estas áreas como partes del pasado?

“De ninguna manera”, dice el CEO de Caterpillar. “Todavía invertimos de manera significativa, tanto en máquinas como en motores, sea en nuevos productos o en la sintonía fina de productos existentes. Hay muchas cosas que podemos hacer, como mejorar la potencia o usar combustibles alternativos. Lo mismo vale para los sistemas de transmisión y control, y la manera como los integramos para generar ventajas competitivas y valor para nuestros clientes”.

Otra fuerte tendencia de cambio en la industria es la electrificación de los equipos. Caterpillar ha sido objeto de críticas por supuestamente presentar menos resultados en la electrificación que sus principales competidores. Lo que encuentra una respuesta contundente de Jim Umpleby.

“Siempre estamos invirtiendo en nuevas tecnologías. Nuestro trabajo es alistarnos para satisfacer las demandas futuras de los clientes. Hemos estado dedicados a la electrificación, tenemos modelos híbridos por décadas. No es algo nuevo para nosotros. Hemos tenido cosas como equipos eléctricos para minería subterránea, y no siempre hablamos públicamente de todo lo que hacemos, particularmente en el área de investigación y desarrollo. Pero aseguro que estamos invirtiendo con el objetivo de satisfacer las demandas de nuestros clientes”, afirma.