Liderazgo de equipos de alto desempeño en construcción civil

19 March 2021

Klaus Gutierrez De Carli habla sobre la importancia de una gestión eficaz para mantener un ambiente productivo, motivado y diverso.

Mantener un entorno productivo, motivado y diverso es un objetivo cada vez más buscado por las empresas. El rol de liderazgo es fundamental para fomentar los comportamientos deseados, como el trabajo en equipo, y tiene un aporte activo al desempeño del grupo.

Klaus Gutierrez De Carli Klaus Gutierrez De Carli

En el entorno industrial, los resultados están directamente relacionados con el compromiso. Todas las áreas deben estar en sinergia para que el resultado sea el esperado. El liderazgo debe estar presente para apoyar el desarrollo conjunto y, aunque en teoría parece simple, algunos factores son fundamentales para la consecución de los objetivos planteados.

Liderar un equipo de alto desempeño requiere compromiso, dedicación y unidad con el equipo. El liderazgo es esencial para estructurar el trabajo en grupo, ya que una definición de objetivos clara y bien comunicada, así como la retroalimentación sobre el progreso realizado de manera regular, son esenciales.

El autor estadounidense Patrick Lencioni analiza en el libro Los 5 desafíos de los equipos porqué ciertos equipos funcionan y otros no. Coincido con él al afirmar que para el éxito del trabajo en grupo se deben aplicar cinco temas con asertividad, ya que pueden socavar cualquier evolución si se difunden incorrectamente. Son: confianza, conflicto, compromiso, responsabilidad y resultado.

La confianza en el equipo es primordial. Sin ella los empleados tienen miedo de comunicarse de manera honesta y abierta. Temerosos de equivocarse, esconden lo que piensan, no se responsabilizan y no aportan ideas para mejorar el desempeño conjunto. Sin una comunicación honesta es imposible construir una base de confianza.

Un equipo exitoso ejerce confianza continuamente y realiza las tareas diarias de manera segura. Debatir ideas abiertamente, sin miedo a las críticas, compartir responsabilidades y saber que cada integrante es parte fundamental para lograr el objetivo. Si tiene dificultades, comete errores o necesita ayuda, el empleado hablará con el líder y expondrá el problema.

Los ejercicios grupales fortalecen el respeto mutuo y la confianza del equipo. En reuniones periódicas, los empleados pueden hablar sobre experiencias personales, habilidades que aportan al trabajo, qué necesitan para mejorar o desarrollar una actividad fuera de lo que suelen hacer. Tener una reunión de retroalimentación sincera, con críticas constructivas y pruebas de perfil de personalidad también favorece la identificación de lo que se necesita mejorar y las fortalezas de cada colaborador.

Aunque en un principio tiene una connotación negativa, el conflicto, alentado de forma saludable, tiene beneficios. Exponer ideas abiertamente, estar en desacuerdo con su colega, el líder, compartir una opinión que está en desacuerdo con la mayoría puede presentar otro sesgo que nadie había observado, lo que genera puntos de atención y mejoras que se pueden hacer. Las discusiones indirectas, superficiales y de mal gusto no conducen a nada. Los conflictos claros, respetuosos y abiertos favorecen el progreso.

Para naturalizar el conflicto productivo es necesario dejar claro el objetivo, el plazo para la toma de decisiones y enfatizar que buscar áreas de discordia y analizarlas mejorará el desempeño conjunto.

El compromiso es indispensable para la evolución del grupo. Se debe fomentar la participación activa para que se alcancen los objetivos. Estar físicamente presente no es suficiente. Para fomentar la participación, el líder debe compartir algunas decisiones. Exponga un problema y pida a todos que decidan por consenso, escuchando la opinión individualmente y llegando a la mejor solución para todos, aunque no estén de acuerdo en algunos puntos. Al final de cada reunión, es importante repasar los mensajes clave y asegurarse de que nadie tenga dudas o malentendidos. Una decisión clara contribuye al compromiso.

Asumir la responsabilidad es otro punto clave para la evolución conjunta. Tener la libertad de asumir aciertos, errores y hablar con el líder y los colegas si alguien no está haciendo algo como se acordó debería ser natural. Está claro que de forma respetuosa y constructiva, poniéndose a disposición para ayudar y fomentar el proceso de mejora. Revisar periódicamente el progreso de cada colaborador, definir claramente los objetivos y responsabilidades y, cuando sea posible, ofrecer recompensas cuando el desempeño del grupo supere las expectativas son prácticas que contribuyen a estimular el comportamiento.

En Vedacit trabajamos constantemente en temas relacionados con un equipo de alto desempeño. Desde rituales estructurados para hablar de nuestras carreras, dando retroalimentación, hasta momentos de reuniones con ejecutivos, en los que los compañeros de la industria traen temas relacionados con la confianza.

La comunicación asertiva en los foros y momentos adecuados es fundamental para construir un trabajo colaborativo. La importancia de que los empleados sean responsables de sus propias carreras es otro punto importante. Es función de cada profesional construir su plan de carrera y la empresa tiene la función de ayudar y orientar este proceso. Me alegro cuando podemos realizar promociones en el equipo o en transiciones a otras áreas.

Con un equipo unido y comprometido los resultados son una consecuencia. Parece obvio, pero vale la pena enfatizar que al igual que el trabajo, los resultados deben tomarse en conjunto. Evitar posturas individualistas, posiciones que favorecen al ego en las disputas internas y la rivalidad entre empleados son actitudes que reflejan directamente el desempeño colectivo. ¡Juntos somos más fuertes!

* Klaus Gutierrez De Carli es Ejecutivo Industrial en Vedacit. Graduado en Ingeniería Mecánica de la Universidade Presbiteriana Mackenzie, tiene un MBA en Administración de Empresas de FIA ​​/ USP (Foundation Institute of Administration de la Universidad de São Paulo) y especializaciones en Finanzas (Universidad de Columbia), Gestión de Personas y Gestión de Proyectos (Instituto de Tecnología de Illinois).  Desde hace más de 12 años en Vedacit, es responsable de las áreas de Producción, Mantenimiento, Proyectos Industriales, Calidad, PCP y HSE.

REVISTA
NEWSLETTER
Entregado directamente a su bandeja de entrada, el REPORTE SEMANAL DE CONSTRUCCIÓN presenta la selección de las últimas noticias, lanzamientos de productos, informes y mucha más información sobre el sector de la infraestructura en América Latina y el mundo.
Reportajes
Brasil: Un punto fuera de la curva ...
Brasil sigue consolidando su construcción importantes obras en todo el territorio.
Energía del futuro
Cómo los grupos electrógenos de hidrógeno y los sistemas de almacenamiento de energía basados en baterías podrían reemplazar la energía diésel.
Construcción centroamericana
La pandemia y economías fuertemente dependientes hacen que la recuperación de esta región sea más compleja.
CONTÁCTESE CON EL EQUIPO
Cristian Peters
Cristián Peters Editor Tel: +56 977987493 E-mail: cristián.peters@khl.com
Wil Holloway Gerente de vendasr Tel: +1 312 9292563 E-mail: wil.holloway@khl.com
CONÉCTESE A NUESTRAS REDES SOCIALES