Como respuesta a la creciente demanda SDLG lanzará una nueva motoniveladora en 2018.

1

Esta es la G9138, modelo que llegará a Argentina en 2018 para atender la demanda por motoniveladoras de menor tamaño.

Se acumulan las señales de recuperación de la economía argentina, que de a poco va tomando el lugar de Brasil como motor sudamericano. Una de estas señales viene de la mano de una de las principales marcas de equipos en la región: SDLG, fabricante de maquinaria pesada con tecnologías simplificadas, perteneciente al Grupo Volvo. ¿La novedad? El lanzamiento de un nuevo modelo de motoniveladora agendado para 2018.

Se trata de la G9138, que será introducida en el mercado del país por la tradicional distribuidora de equipos de las dos marcas del grupo, Escandinavia del Plata. La decisión de traer un producto más a este mercado no tiene otra razón, sino que la creciente demanda y actividad.

Un dato no menor es que, en menos de dos años, desde cuando Escandinavia del Plata comenzó a comercializar motoniveladoras SDLG en Argentina -coincidiendo con la reanudación del mercado de construcción vial e infraestructura que se verifica durante el actual gobierno del presidente Mauricio Macri-, ya se vendieron 26 unidades del modelo G9190, el principal de la marca. De acuerdo con el coordinador comercial de la distribuidora, Ezequiel Silva, “estamos vendiendo un promedio de dos motoniveladoras por mes”.

Así las cosas, la percepción de que el mercado ha vuelto y está funcionando, motivó la decisión de presentar otra opción. Es así como además de la G9190 y de la G9220, que ya están en Argentina, Escandinavia del Plata traerá una opción que se cuadra con obras viales menores, muchas veces de mantenimiento, y que podrá ayudar especialmente a los pequeños municipios rurales que tienen caminos no pavimentados, pero los necesitan en condiciones para hacer que su producción agro-ganadera pueda llegar a tiempo a los puertos y las ciudades.

G9138

La motoniveladora G9138 tiene un peso operativo de 12.100 kilogramos, fuerza de tracción de 75 kN y un motor de 141 HP. La idea es que con ella SDLG ocupe este espacio en el mercado argentino, donde una motoniveladora más compacta se hace necesaria en el mantenimiento de caminos rurales.

Si se la compara, por ejemplo, con el modelo más destacado de SDLG en el país, la G9190, se percibe la diferencia de nicho de mercado. La G9190 tiene peso operativo mayor de 15.800 kilogramos. Exactamente por dedicarse a un sector más específico del mercado de infraestructura vial, Silva afirma respecto del nuevo equipo: “estamos seguros de que se trata de una máquina que va a repetir el éxito de los otros modelos de la marca”.

Es muy posible que la G9138 sea adquirida por clientes de provincias más lejanas de la capital federal, mientras que la G9190 viene alcanzando su éxito comercial en provincias como Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, que están entre las principales del país.

Como dueña de una de las más desarrolladas redes de distribución en toda América Latina, Volvo Construction Equipment y SDLG tienen en Escandinavia del Plata un apoyo comercial total en lo que es el mercado de Argentina.

Cleber Carvalho, director ejecutivo de la empresa distribuidora, hace coro y reafirma el crecimiento de la marca SDLG en su mercado. “Nuestros productos están ganando la confianza de las empresas de construcción de carreteras, precisamente debido a la confiabilidad, la robustez y la excelente relación costo-beneficio”, dice.

Temas