Tres de ellos son en Pernambuco, mientras que el cuarto es un proyecto más ambicioso en Espírito Santo.

Vitória

Vitória

A través del Ministerio de Infraestructura, el próximo 22 de marzo, Brasil subastará el arriendo de cuatro centros portuarios; tres de ellos en Cabedelo, Pernambuco, al norte del país y otro en Vitoria, la capital de Espíritu Santo. La subasta que será realizada en la bolsa de Sao Paulo forma parte del plan del gobierno brasileño de realizar 23 concesiones, que incluye puertos, aeropuertos y ferrocarriles dentro de los primeros 100 días del gobierno del Presidente Bolsonaro.

Las cuatro áreas a subastar están destinadas al movimiento y almacenamiento de combustibles. En ese sentido, las inversiones para los cuatro terminales superan los US$53 millones. El Ministro de Infraestructura, Tarcisio Gomes de Freitas, defendió este modelo de concesión y cree que es un acierto buscar alianzas de inversiones en el sector privado. “Estamos actuando para dinamizar el sector portuario. El sector privado quiere invertir en Brasil, quiere invertir en el sector y tendrá en el ministerio un socio para el emprendimiento. Nuestro foco principal de acción es la transferencia de activos a la iniciativa privada”, apuntó.

Mientras que, para el Secretario Nacional de Puertos y Transportes Acuáticos del ministerio, Diogo Piloni, la estrategia del gobierno para esta subasta está fundada en la actividad principal de Petrobras, que se ha dedicado con más exclusividad a la explotación de petróleo. “La subasta va a abrir oportunidades para otras empresas en el segmento de la distribución y operación portuaria para que se realicen más inversiones en los puertos de Vitória y Cabedelo”, explicó Piloni.

Las 3 áreas pernambucanas, recibirán mejoras operacionales con un plazo de 25 años de gestión. Primero el sector AI-01 con más de 18 mil metros cuadrados de extensión tiene el desafío de contar con un mínimo de 19 mil toneladas de capacidad de almacenamiento. Mientras que, el área AE-10, también del orden de las 1,8 hectáreas, se prevé una inversión cercana a los US$ 10 millones, donde una parte estaría destinada a la adquisición de tranques de acero al carbono, y otra a una estación de carga y descarga de combustibles. Por su parte, el área AE-11, que es un tanto más grande, con 20.465 metros cuadrados, también proyecta inversiones en tanques de acero al carbono, y una estación de carga y otra de descarga. Esto, gracias a una inversión en torno a los US$ 9,3 millones.

Más al sur, en Vitória, el terminal VIX30, ubicado en pleno puerto de la capital de Espírito Santo es un proyecto greenfield, donde no hay una estructura física. La concesión a 25 años, tiene prevista una inversión del orden de los US$ 34 millones; 74 mil metros cuadrados de superficie y también está pensada para el movimiento y almacenamientos de combustibles.

Newsletters

El Reporte Semanal de la Construcción cuenta con las últimas noticias de la industria de todo el mundo, proporcionando una gran cantidad de información a los profesionales de la construcción.

Regístrese gratis

Newsletters

El Reporte Semanal de la Construcción cuenta con las últimas noticias de la industria de todo el mundo, proporcionando una gran cantidad de información a los profesionales de la construcción.

Vea nuestros newsletters