Carretera - Ceará

Carretera - Ceará

El gobierno de Brasil ha decidido financiar con recursos públicos obras de mejoramiento en carreteras concesionadas a empresas privadas en los años 90.

La decisión viene luego de años de negociación, en los cuales las concesionarias CCR y Triunfo Participações e Investimentos (TPI) no querían hacerse cargo de los costos de las obras porque no estaban previstas en los contratos originales.

La necesidad de mejorar las vías, en tanto, era reconocida por las empresas y por el gobierno. Esta se motivó por el consistente aumento en la demanda sobre las carreteras de Brasil, con el crecimiento muy expresivo en el transporte individual en autos privados y el aumento en el transporte de cargas.

El gobierno decidió pagar por las obras porque las alternativas serían permitir aumento en los peajes, lo que es impopular, o más bien rehacer los contratos para darles a las empresas más tiempo de concesión. Ambas posibilidades son vistas como un daño político que el gobierno quiso evitar en el año en que Dilma Rousseff va por la reelección.

Entre las carreteras cuyo mejoramiento será pagado con recursos públicos están la Presidente Dutra, que conecta Río de Janeiro y Sao Paulo, y 120 kilómetros de vías en el estado de Río Grande do Sul, el más austral del país.

CCR negocia con el gobierno el pago de alrededor de US$550 millones por los mejoramientos en sus carreteras. TPI le pide al Estado alrededor de US$380 millones.

Newsletters

El Reporte Semanal de la Construcción cuenta con las últimas noticias de la industria de todo el mundo, proporcionando una gran cantidad de información a los profesionales de la construcción.

Regístrese gratis

Newsletters

El Reporte Semanal de la Construcción cuenta con las últimas noticias de la industria de todo el mundo, proporcionando una gran cantidad de información a los profesionales de la construcción.

Vea nuestros newsletters